CDMX

Apoyo a mujeres embarazadas durante la pandemia en México

El embarazo es una etapa crítica para las mujeres, por lo que vivirla en acompañamiento y con redes emocionales de soporte disminuye riesgos, señalan expertas

Por  María Sánchez

El estrés que sufre una madre gestante puede provocar también estrés en su hijo.(Foto temática Shutterstock)

El estrés que sufre una madre gestante puede provocar también estrés en su hijo. | Foto temática Shutterstock

México.- Las mujeres embarazadas se encuentran en una situación particularmente vulnerable durante la vivencia de la pandemia debido a todos los cambios fisiológicos y emocionales que viven a lo largo de las diferentes etapas del embarazo, señalaron las expertas en salud mental Zaida María Frías Castro y Dorothy Carina Arístigui Heredia, quienes participaron en una mesa de análisis para las redes sociales de EL DEBATE. 

Las especialistas comentaron que es muy importante que las mujeres embarazadas reconozcan sus estados de ánimo, mantengan círculos sociales sólidos en los cuales puedan solicitar apoyo, así como contacto con profesionales para salir adelante ante problemas relacionados con su salud física y emocional. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Las inquietudes 

Para la doctora y experta en educación especial Zaida Frías, esta etapa incluye una gran variedad de estados emocionales, y estos cambios están ligados a los cambios hormonales que viven a lo largo del embarazo, que se viven de forma segura si las mujeres están en un medio ambiente seguro. 

Dorothy Arístigui comentó que desde que una mujer se entera de su nuevo estado fisiológico, suele aumentar su sentido de responsabilidad, debido al cambio fisiológico profundo que está viviendo. 

Zaida Frías dijo que el embarazo en sí mismo es una crisis normativa; es decir, una crisis que se sabe que se está viviendo y debe ser atravesada, y transcurre por diferentes preocupaciones e inquietudes, lo cual —explicó— es natural, y no deben pasar desapercibidas por la embarazada ni por la familia de esta.

Por ejemplo, se preguntan cómo será el acomodo en la familia y los cambios en las relaciones familiares a partir de la llegada de un nuevo miembro; les preocupa la salud del bebé y la propia, por lo cual es importante ir resolviendo paso a paso cada una de ellas.

Las emociones pueden afectar al bebé

En este sentido, Dorothy Arístigui dijo que hay que tomar en cuenta que durante el embarazo las mujeres están más sensibles y vulnerables por las hormonas, y muchas situaciones pueden generarles mucho miedo y estrés, lo que provocará la liberación de adrenalina y otras sustancias, que las emociones vividas por la madre generan cambios importantes en el bebe, afectando incluso el desarrollo de su sistema nervioso, de manera que podría incluso manifestarse en la manera en que vive el estrés el niño, y quizá al momento de nacer el bebé pueda sufrir muchos cólicos, sea un bebé que se irrite fácilmente, incluso podría tener repercusiones a largo plazo, afectando el desarrollo neuroemocional del infante o su coeficiente intelectual.

Asimismo, indicaron que se sabe que muchos traumas vividos durante el embarazo están ligados a los trastornos de atención e hiperactividad en los niños: «Mamás estresadas tienen bebés estresados; mamás felices tienen bebés felices», mencionó Dorothy Arístigui.

Signos emocionales de alarma

Zaida Frías comentó que al momento de hacer autoobservación emocional y evaluar si las emociones nos sobrepasan es justamente la intensidad y la frecuencia con que se sienten las mismas, además de reconocer si existen en torno a ellas pensamientos exacerbados que lleguen a distorsionar la realidad, y que por ello es importante que la embarazada se cree hábitos de cuidado saludables que incluyan cuidar lo que lee, la música que escucha y los programas de televisión y las películas que ve, de manera que todos ellos evoquen sentimientos y sensaciones agradables, ya que el cuerpo responde a las emociones positivas, y así sea posible enviar a través de las vivencias de la mamá un menaje de amor al bebé que crece en su vientre.

Las redes de apoyo son importantes

Dorothy Arístigui explicó que cuando son vividas este tipo de emociones intensas, la primera reacción es aislarse; sin embargo, en necesario que las mujeres embarazadas hagan contacto con su red de apoyo, de amistades y familiares, y en todo caso, de contar con una, buscar alternativas como las que se crean en las redes sociales, donde muchas mujeres embarazadas se dan soporte unas a otras a través de foros especializados. Pero, además, de ser cierto que en internet y en las redes como Facebook puede ser encontrado apoyo, también es importante que las embarazadas equilibren su tiempo en las redes sociales, que estén atentas de lo que leen, y sobre todo que las fuentes a las que recurren para buscar información sean confiables, además de regular la cantidad de información a la que acceden, ya que la saturación de noticias también supone un riesgo de aumento en las preocupaciones y en la ansiedad, sobre todo en momentos de crisis, como la que se vive en la actualidad.

Participación de la familia

Ambas terapeutas están de acuerdo en que la participación de la pareja y de la familia es muy importante para la embarazada y el bebé. Recomiendan participar en los rituales de cuidado de la madre, ayudando por ejemplo a dar un masaje de vez en cuando a la gestante, mostrando atención en las tareas del hogar, incluyendo a la pareja y a los hijos si hay planes de modificación de la casa y de las nuevas actividades que vendrán después del parto. 

Finalmente, ambas expertas concluyeron que es muy importante llevar el control médico y no dudar en recurrir a profesionales de la salud mental si lo requieren.

Trastornos emocionales

10.9 por ciento de las gestantes reclutadas durante la pandemia para una investigación en Quebec, Canadá, presentaba síntomas de ansiedad y depresión clínicamente significativos, frente al 6 por ciento de las mujeres del grupo previo a la pandemia. Además, en las gestantes con antecedentes de enfermedad mental antes de la pandemia el riesgo de desarrollar síntomas ansiosos y depresivos era mayor (Berthelot y col., 2020).

Pandemia

La pandemia de la COVID-19 ha supuesto un punto de inflexión para muchas gestantes, quienes han manifestado mayor presencia de síntomas de ansiedad y depresión.

En vivo

Si desea ver todos los consejos que Zaida Frías y Dorothy Arístigui ofrecieron para EL DEBATE, visite nuestro Facebook:

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo