CDMX

Arquidiócesis otorga pensión y seguro social a sacerdotes jubilados

Se creó una comisión para atender a los obispos y párrocos mayores de 75 años que requieren atenciones de salud y bienestar después de 

Por  Carmen Villegas

Arquidiócesis otorga pensión y seguro social a sacerdotes jubilados. | Especial

Arquidiócesis otorga pensión y seguro social a sacerdotes jubilados. | Especial

Ciudad de México.-Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México se reunió con decenas de sacerdotes y anunció la creación de una comisión especial para la atención de los obispos y párrocos  jubilados mayores de 75 años, la cual está a cargo del padre Francisco Crisanto, quien será responsable de velar por su salud y bienestar de este grupo de adultos mayores, quien contarán con Seguro Social y su pensión.

El Cardenal Aguiar aseguró que la edad de jubilación debe ser un momento de alegría para los presbíteros, y para ello les garantizó todo su apoyo y plena libertad para elegir dónde desean continuar su ministerio, si quieren vivir con sus familiares o adscribirse a una parroquia, unidad pastoral o en una casa sacerdotal, en el caso de quienes requieran atención médica.

El arzobispo les dijo a los sacerdotes:“Porque queremos que sea una etapa de alegría yo los dejo en plena libertad de elegir la forma de seguir ejerciendo su ministerio y su vivienda (…) En todos estos casos, sea la opción que ustedes asuman, contarán con su pensión y su seguridad social”.

AYÚDANOS. Da click a la estrella de Google News y síguenos

El Código de Derecho Canónico establece en 75 años la jubilación de los párrocos y permite al obispo, ponderando cada circunstancia, decidir si posterga este retiro.

“Es importante esta norma de la Iglesia –agregó el Cardenal- porque hay que adecuar el ejercicio ministerial a las condiciones de salud de cada sacerdote. En síntesis, la edad exige una mayor atención a la salud y una disminución de las responsabilidades y tensiones, y eso es de gran ayuda para mantenerse sano mental y físicamente, y con una vida más digna”.

-El arzobispo Carlos Aguiar Retes destacó las contribuciones de los obispos y párracos, que ahora requieren un cuidado especial y mayor bienestar. | Especial

Aguiar Retes animó a los presbíteros eméritos a continuar prestando su servicio a Dios y a la Iglesia, siempre en la medida de sus posibilidades y privilegiando su salud física y mental; y anunció que, una vez al año, la Arquidiócesis de México celebrará el día del sacerdote emérito.

Por su parte, el padre Francisco Crisanto, nuevo responsable de la atención a los sacerdotes jubilados, se comprometió a acompañarlos en todas sus necesidades y a velar por ellos.

"Quiero servirles, visitarlos, vamos a entrarle, a movernos. Quiero proponerles ideas, y se aceptan todas las ideas habidas y por haber para armar un plan en el que podamos servirles y agradecerles todo lo que han hecho”, dijo.

Durante la reunión los sacerdotes tuvieron un espacio para manifestar sus preocupaciones y dudas sobre el proceso para solicitar su pensión, necesidades de atención por enfermedad y sobre las parroquias donde podrían ser recibidos, entre otras inquietudes.