Selecciona tu región
CDMX

Así lucen las tumbas de Pedro Infante, Tin Tan, Joaquín Pardavé, Javier Solís y Blanca Estela Pavón

A 64 años de distancia, la tumbra del ídolo de Guamúchil, Pedro Infante, sigue en su lugar, de pie. Sus restos fueron sepultados en el Panteón Jardín de la Ciudad de México

Por Francisco Montaño

-

No es la tumba más famosa en el mundo, quizás tampoco la más visitada. Sin embargo, el tesoro que guarda es el ídolo que por años ha acompañado las desdichas o alegrías de la gran mayoría de los mexicanos: el inmortal Pedro Infante.

Descanza en paz en ese silecio sepulcral, aunque parezca una obviedad. Pedro Infante Cruz falleció en un accidente aéreo el 15 de abril de 1957 y sus restos fueron sepultados un día después en el Panteón Jardín de la Ciudad de México.

A 64 años de distancia, la tumbra del ídolo de Guamúchil sigue en su lugar, de pie. El busto de Pedro Infante corona en lo alto la tumba en la que también yacen los restos de su padre Delfino Infante, los de su madre María del Refugio, y los de sus hermanos Ángel Delfino, María Carmela y José Delfino.

Tumba de Pedro Infante.
La placa con la que rinden homenaje al ídolo de Guamuchil / Foto: Francisco Montaño

En un libro de piedra, o mármol, sobre el sepulcro, se lee, del lado derecho, Pedro Infante Cruz, 15 de abril, y del izquierdo, Descanza en Paz, 1957.

Leer más: Pronóstico del clima hoy: onda tropical provocará fuertes lluvias en México

Un ramo de flores de astromelia está colocado al costado izquierdo, lo mismo que de narcisos, flores frescas que sugieren una vista reciente, quizás de un familiar o de uno de millones de seguidores que le lloró cuando se fue de esta vida.

En el otro extremo hay otro ramo de narcisos, un poco decaídos. Al fondo, un manojo de flores blancas, casi marchitas,  que forman parte del adorno de la última morada del quizás artista más imitado de México.

Sobre la tumba, dos prados verdes húmedos muestran que a pesar del tiempo siempre hay quien recuerde al ídolo de México, para algunos mejor cantante que actor, pero para casi todos un inolvidable de la Época de Oro. Pedro Infante vive.

Los cierto es que no hay abandono. La placa de mármol colocada en el frente le rinde homenaje al intérprete.

"Perdimos a un ser que tanto amamos acá en la tierra, hacer señor que por nuestras oraciones y ruegos consigamos cuanto antes un puesto para él en cielo, desde donde vele por sus familiares", está inscrito en la lápida, con el recuerdo de su madre Refugio C. de Infante, 
su esposa Maria L. L. de Infante y hermanos.

Muy cerca de la tumba del ídolo, unos metros atrás, yace la de la acriz que lo acompañó en algunas de sus películas más populares, Blanca Estela Pavón, quien murió tambien en un accidente aéreo, el 26 de septiembre de 1949.

Famosos de la ANDA

Como Pedrito, en este cementerio también reposan los restos de varias figuras del espectáculo y de la Época de Oro del Cine Nacional, como Jorge Negrete, cantante y actor quizás más reconocido internacionalmente que Infante.

Panteón Jardín / Tumba de Jorge Negrete
Un poco desatendido el último refugio del Charro Cantor / Foto: Francisco Montaño

"Representó uno de los aspectos más entrañables del ser mexicano. Fue el corazón derramado, el vaso de las canciones, herido en plena guitarra a la luz de nuestos campos galopantes, toda una noche de amorosa tristeza“, reza el texto de Carlos Pellicer del lado izquierdo de un cristo con el brazo roto, encerrado en una jaula blanca triangular que apunta al cielo.

Leer más: México gana primera medalla en Tokio 2020

La tumba es grande, medirá 10 metros de frente por 15 de fondo, aproximadamente. La hierba crecida muestra el descuido en el que se encuentra. Un espejo de agua acompaña el solitario sepulcro.

La Asociación Nacional de Actores (ANDA), de la que fue líder Negrete, tiene un predio en este lugar, en el que pueden vistarse las tumbas de Javier Solís, Miguel Aceves Mejía o Germán Valdés "Tin-Tan".

Panteón Jardín / Tumba de Germán Valdés "Tin Tan"
Foto: Francisco Montaño

Aunque no todos tiene la suerte de Infante, pues muchas de los sepulcros lucen abandonados, tal es el caso de Fernando Soto "Mantequilla", actor cómico compañero de aventuras del ídolo de Guamuchil.

Panteón Jardín / Tumba de Javier Solís
Foto: Francisco Montaño

Es notable que a Tin Tan lo visitan todavía, lo mismo que a Javier Solís, máximo intérprete del bolero ranchero, pero no se puede decir lo mismo de Joaquín Pardavé, cuya tumba luce resquebrajada. "Dejaste la gloria de la tierra y entraste en la del cielo, con cariño de tu esposa Cholita", se lee en la lápida.

Tumba Joaquín Pardavé en el Panteón Jardín
Foto: Francisco Montaño

Pardavé está sepultado junto a su esposa, "Juntos por siempre". Sobre el sepulcro, un Sagrado Corazón de Jesús observa a los visitantes. Una planta de rosas adornan a un costado y del otro un ramo de flores pintadas de blanco ven pasar el tiempo.

Panteón Jardín

El Panteón Jardín es un cementerio ubicado entre los barrios de San Ángel y el Olivar de los Padres, en la Alcaldía Álvaro Obregón.

Panteón Jardín / CDMX
Puede visitarse al sur de la Ciudad de México / Foto: Francisco Montaño

Caminar por los andadores y calles del panteón Jardín es adentrarse en un silencio que solo los lugares de paz transmiten.

A la distacia se escuchan los motores de los automóviles que transitan en los alrededores y es imposible no escuchar el ruido de las turbinas de los aviones que pasan sobre la zona.

Trabajadores hacen labor de limpieza y el olor de pasto invade el ambiente. El ruido del motor de la podadora es el mayor ruido en este lugar de tranquilidad.

Panteón Jardín
Síguenos en