CDMX

Covid-19 en México, la principal causa de muerte materna en 2020

En 2020, con la pandemia de Covid-19, incrementaron en México los decesos en comparación con el 2019. Sinaloa pasa de 10 a 26 muertes maternas, hasta el 27 de septiembre.

Por  Lorena Caro

Las embarazadas de 6 a 9 meses tienen mayor probabilidad de una muerte materna, de acuerdo con las estadísticas oficiales.(Foto: Debate)

Las embarazadas de 6 a 9 meses tienen mayor probabilidad de una muerte materna, de acuerdo con las estadísticas oficiales. | Foto: Debate

México.- Las mujeres embarazadas o que acaban de tener a su bebé están muriendo por COVID-19 en México. La Dirección de Epidemiología en el país ha cuantificado la afectación hasta su último reporte, el 4 de octubre, en 147 fallecimientos confirmados por el nuevo virus y 40 por probable COVID-19. Lamentablemente, en 2020, la suma de mortalidad materna, por diversas causas, se estima en 676 hasta el mismo periodo de tiempo. 

El Observatorio de Mortalidad Materna en México, organización que plantea acciones a favor de la salud materna en el país, realizó un comparativo anual hasta la semana del 27 de septiembre entre 2019 y 2020, y encontró además que actualmente mueren más mujeres embarazadas o en etapa de puerperio que el año pasado, con un incremento del 34.6 por ciento. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En entrevista transmitida en vivo en la página de Facebook Debate, Hilda Argüello, secretaria técnica en el Observatorio de Mortalidad Materna en México, destacó que ha existido falta de información por parte de los estados hacia sus mujeres embarazadas respecto a los hospitales disponibles para dar a luz o atenderse, así como falta de información sobre los síntomas de emergencia obstétrica y COVID-19: «Se ha incrementado una tercera parte la mortalidad materna. Particularmente lo que estamos observando es un incremento de la muerte materna a expensas del COVID-19», expuso.

No obstante, hizo hincapié en que las muertes maternas son un problema estructural que no solo se soluciona con el tema de salud pública, sino con diferentes aspectos como el económico, político, social y étnico. 

Razones de muerte en 2020

La representante del Observatorio de Mortalidad Materna en México detalló que en años anteriores la razón de mortalidad materna, que es el indicador con el que se mide la muerte materna por cada 100 mil nacidos vivos o registrados confirmados, se encontraba en 34-35 muertes maternas por 100 mil nacidos vivos. Actualmente, comentó que la estimación que hace la Dirección General de Epidemiología es que hay 45 defunciones maternas por cada 100 mil nacidos vivos, lo que supone un incremento de diez fallecimientos. 

Covid-19, primer causa de muerte materna en México del 2020

Hilda Argüello detalló que el SARS-CoV-2 ha sido un fuerte impacto justamente dentro de las causales de mortalidad materna. Con la muestra de los datos expuso que actualmente, hasta el último reporte de la Dirección del Epidemiología, el 4 de octubre, se tiene el registro de 147 muertes maternas por COVID-19, que representan el 21.7 por ciento de las muertes maternas reportadas.

En segundo lugar, mencionó que se encuentran las muertes maternas por hemorragia obstétrica con 113 casos, los padecimientos de hipertensión, edemas y proteinuria (enfermedades renales), que han causado 111 de las muertes maternas. A su vez, por causas maternas indirectas no infecciosas han fallecido 109, por aborto 43, y 40 por posible COVID-19 [ver tabla completa]. En total, el 2020 ha dejado hasta ahora el fallecimiento de 676 mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz. 

«La COVID-19 también ha impactado sobre todo después de la finalización de la jornada de sana distancia, que la empezamos a vivir a partir de junio, el contagio, la morbilidad, que es la enfermedad ha aumentado estrepitosamente. Hasta el 27 de septiembre del 2020 se habían registrado un total de 6 mil 56 embarazadas o puérperas confirmadas a COVID-19, y la mayoría, digamos, de la mujeres que se encuentran embarazadas o que acaban de tener a su bebé en el periodo de puerperio, las embarazadas representan el 88.1 por ciento de estas 6 mil mujeres contagiadas, y en puerperio el 11.9 por ciento», explicó. 

En la entrevista en vivo, la representante de la organización nacional con base en Chiapas indicó que el grupo de edad que se ha visto más afectado por el nuevo virus es de 30 a 34 años, seguidas de las de 25 a 29 años, y en tercer lugar las de 20 años.

Lamentó que desde el fin de la jornada de sana distancia, el 1 de julio, las embarazadas y las puérperas positivas a COVID-19 han incrementado 460 por ciento. Comentó que se ha podido determinar que las muertes maternas por esta causa ocurren en mayor proporción en el último trimestre de embarazo, en un 40 por ciento de los casos.

El segundo lugar es en la etapa del puerperio, con el 34. 2 por ciento de las muertes maternas confirmadas por COVID-19, y el tercer lugar como periodo es el segundo trimestre del embarazo, con 14.4 por ciento.

«Esto quiere decir que se debe de prestar mucha atención a las mujeres que se encuentren entre el sexto y noveno mes de embarazo, porque ahí hay un mayor riesgo de mortalidad materna, así como las que ya tuvieron un parto que se encuentran en el puerperio», recomendó. 

Comparación anual

El Observatorio de Mortalidad Materna en México encontró en un comparativo anual un incremento en muertes maternas comparadas entre el 2019 y el 2020. Analizando hasta la semana 38 de la medición de epidemiología, que es hasta el 27 de septiembre, en 2019 fallecieron 491 mujeres embarazadas o en etapa de puerperio, mientras que en 2020 durante el mismo periodo de tiempo fallecieron 656. 

Además, compararon las muertes anuales por estados. En el caso de Sinaloa, por ejemplo, en 2019 fallecieron diez mujeres en esta etapa reproductiva, mientras en 2020, hasta la semana 38, fallecieron 26 mujeres.

Covid-19, primer causa de muerte materna en México del 2020 1

El Estado de México tuvo el mayor incremento, que pasó de 52 fallecidas en 2019 a 89. Chiapas tuvo 38 muertes maternas en 2019 y 44 en 2020. En contraste, estados como Hidalgo, Durango y Guerrero tuvieron una disminución en estos decesos [ver tabla completa].

Hilda Argüello, secretaria técnica en el Observatorio de Mortalidad Materna en México, explicó para Debate que desde marzo hicieron un llamado a las autoridades chiapanecas, pero también a las autoridades federales, de que era muy importante proporcionar información a las mujeres y a sus familiares de las situaciones de riesgo y sobre todo a dónde acudir, porque se hizo una reingeniería a los sistemas de salud y hospitales que daban atención obstétrica, que comenzaron algunos a dar atención a pacientes de COVID-19.

No obstante, reconoció que el problema de muertes maternas estaba desde antes de la pandemia, pero han visto que se está agudizando el comportamiento: «Enfrentarnos a la mortalidad materna es un tema bastante complejo, no solamente se refiere su solución a la arena médica, sino que es un problema que tiene de fondo raíces estructurales que tienen que ver con lo económico, también con lo político, también con cuestiones étnicas».

Además, comentó que existen otros problemas, como la comunicación, el acceso a caminos, que no hay disponibilidad de red o en telefonía en localidades muy pequeñas.

En ese sentido, indicó que no es casualidad que la muerte materna sea el doble o en algunas regiones más del doble en mujeres indígenas que en sus pares mexicanas de la región urbana. A nivel mundial, en cambio, comentó que la mortalidad materna no es un problema para los países de primer mundo. 

Miedo a los hospitales

La secretaria técnica en el Observatorio de Mortalidad Materna en México dijo que es importante señalar que en México, desde hace décadas, hay una política pública en la que la resolución de los embarazos es hospitalaria, y los primeros niveles de atención, es decir, los centros de Salud, dejaron los últimos años de atender partos cuando no se trata de una emergencia: «Eso quiere decir que se está limitando por una parte el derecho a decidir cómo y dónde y con quién parir con seguridad, que esto debería ser una garantía del Estado, y entonces se está limitando a la atención en hospitales, la mayoría en instituciones de salud pública».

Comentó que opciones importantes como la partería no forman parte del sistema de salud, en un panorama en el cual las mujeres durante este año manifestaron su temor de acudir a hospitales por miedo al COVID-19.

Sobre la respuesta de los estados a esta situación, reconoció que ha sido un reto para ellos, pero afirmó ha hecho falta información: «Ninguna entidad federativa, al menos que lo conozcamos nosotros, ha emitido mensajes de radio, mensajes de televisión, para decirle a las mujeres embarazadas signos y síntomas de emergencia obstétrica o, dos, a dónde acudir en estos tiempos de pandemia, dónde son lugares seguros para atender su parto», lamentó. 

Dijo que cada estado debe tener su Comité Estatal de Mortalidad Materna que puede dar respuesta sobre el momento clave, el parteaguas entre la vida y la muerte de esas mujeres, ya que su labor es analizar cada uno de los casos que ocurren para evitar que sigan ocurriendo más muertes. 

Entrevista en vivo

La entrevista completa transmitida en vivo en Facebook Debate puede encontrarla en el siguiente enlace.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo