CDMX

El gran reto de ser una mujer trans en un país como México: Lady Tacos de Canasta

Discriminación, machismo, transfobia, racismo y otros grandes obstáculos enfrentan las personas de esta minoría. Lady Tacos de Canasta habla con EL DEBATE sobre ello

Por  David Ortega

Marven posa con su ropa típica de Oaxaca y su canasta de tacos.(Foto: El Debate)

Marven posa con su ropa típica de Oaxaca y su canasta de tacos. | Foto: El Debate

México.- Tacos de canasta tirados sobre el asfalto del centro histórico de la Ciudad de México, una bicicleta rescatada del decomiso de policías por comerciantes ambulantes, y una mujer que a través de una transmisión en vivo gritaba por ayuda y denunciaba el abuso de autoridad por vender en la vía pública.

Escenas que fueron parte del atropello que sufrió Marven, mejor conocida como Lady Tacos de Canasta. En entrevista para EL DEBATE, habló del reto que implica ser una mujer transgénero, el estigma que pesa sobre mujeres como ella en cuanto a etiquetarlas como dedicadas solo a la prostitución. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Marven es comerciante ambulante de sangre oaxaqueña. Es una mujer trans en un país como México. Con la crisis económica causada por la pandemia de la COVID-19, miles de mexicanos no han podido quedarse en casa, ya que deben salir a buscar el sustento a diario, pese al riesgo no solo de infectarse, sino de ser levantados y perder su mercancía en manos de los Policía.

«Tuve que tirar los tacos para que no me llevaran y toda esa situación. Son tantas veces, que uno se cansa, y ahora que tenemos los medios para difundir, pues creo que es la mejor arma, difundir que realmente estamos trabajando. No me avergüenza lo que estoy haciendo, me apena un poco la situación de cómo sucedieron los hechos», reveló. 

Ante esta situación, compartió que el morbo de la gente creció tanto que ahora hay más personas que quieren probar los tacos que vende. Algo favorable para ella, pues admitió que la situación actual por la COVID-19 ha sido complicada.

Pese a esto, admitió que es difícil ser una persona conocida en plena pandemia, debido a la sana distancia y el uso de cubrebocas y demás medidas, luego son difíciles de llevar a cabo ante la emoción de la gente que la reconoce, que le pide fotos y tacos, dijo: «No se puede controlar a la gente, por la emoción es complicado, pero también es bonito», señaló.

Ataques al comercio 

«Es un tema complicado, porque la verdad es que el comercio público ha sido atacado durante muchos años. Entonces es un tema que se tiene que tratar con delicadeza, porque no somos cien personas, es un tema muy profundo», mencionó. 

Marven aclaró que no es una activista de luchas sociales, sino más bien alguien que dignifica el trabajo, y de ahí que sea una persona querida y admirada por muchas personas, las cuales dejaron de lado esa creencia de que las mujeres transgénero solo pueden ser prostitutas o estilistas: «Tal vez por lo que no se acepta a la comunidad trans es porque la comunidad trans está etiquetada solamente en esa zona de trabajo que es la prostitución. Si no es estilista, está relacionada con la prostitución», señaló. La prostitución no te va a dar integridad como persona, no es algo digno, agregó.

Por ello, aseveró que Lady Tacos de Canasta ha venido a representar ese orgullo por el trabajo, por algo que es meramente honrado, por lo cual familias enteras quieren conocerla, tomarse una foto y saludarla, comentó. 

El racismo también ha estado presente. Ser una mujer morena que utiliza la vestimenta tradicional de su tierra, Oaxaca, es un orgullo para ella, pero advirtió que a mucha gente no les gustan los oaxaqueños.

Si bien Marven mencionó que cuando buscó otro tipo de empleos los consiguió sin problema, sabe que es complicado para la comunidad trans colocarse en un empleo digno. Sin embargo, ella decidió continuar con el oficio que le enseñó su padre, y con lo que hasta ahora se ha mantenido, que es vender tacos de canasta: «Siempre me abrieron las puertas, pero todo es a base del respeto», dijo. 

La base es el respeto

«Hay personas que ven a una persona trans, y se sienten agredidas, entonces nosotras como personas trans debemos de saber y pensar que estamos en un mundo en el que cada cabeza es un mundo», aconsejó.

Aceptó que el machismo en México aún permanece, así nació su fama, a través de un video en el que quisieron burlarse de ella por su voz grave anunciando su mercancía, mientras vestía como mujer.

Situación que —admitió— la ofendió, pero que supo sacarle partido como promoción a sus tacos. Señaló importante que desde el núcleo familiar las nuevas generaciones aprendan respetar al prójimo, la diferencia en costumbres, de formas de vestir, las preferencias sexuales, el color de piel, la religión, ente otras, para realmente contribuir a la erradicación de esta discriminación y homofobia causada por el machismo.

Por desgracia, vivió un episodio a manos de policías en el que pese a verse como mujer, se referían a ella como «señor», con la intención de humillarla, contó. «No solo yo como trans o como lo que quieran ver, todas las personas comerciantes, sea hombre, mujer o demonio, padecen la misma historia todos los días», señaló.

Ahora, mencionó estar enfocada en su negocio. Aclaró que el Gobierno de la Ciudad de México no le dio un local, solo le dieron el permiso para vender en un lugar lejos del centro histórico, lo que no le convino, y por ello ahora trabaja solo los fines de semana en su lugar de siempre, la calle Madero, en el pasaje Bazar. Por la pandemia, ahora también realiza ventas a domicilio.

El gran reto de ser una mujer trans en un país como México: Lady Tacos de Canasta
Marven, Lady Tacos de Canasta. Foto: Cortesía

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo