CDMX

Fallece el papá por Covid-19 y toda la familia empieza a mostrar síntomas, CDMX

El padre de la familia Núñez lamentablemente falleció por Covid-19, sin embargo los 11 integrantes comenzaron a sentir sintomas, por lo que se les aplicaron pruebas en la Alcaldía de Venustiano Carranza

Por  Agencia Reforma y Diana Hernandez De Paz

Realizan 11 pruebas de Covid-19 en una sola casa(Foto: Reforma)

Realizan 11 pruebas de Covid-19 en una sola casa | Foto: Reforma

CDMX.- Tras fallecer el papá por Covid-19, los síntomas en la familia Núñez cayeron en cascada y la semana pasada una brigada llegó a su casa, en la Alcaldía de Venustiano Carranza, para aplicar pruebas a 11 de sus integrantes.

"Nos contactaron de la Secretaría y vinieron a sacar las muestras. Les dije la verdad, ¿para qué mentirles? Todos nos sentimos mal", dice Rafael.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

A finales de mayo, el Gobierno de la CDMX apostó por la detección temprana de casos y la aplicación del doble de pruebas, una estrategia en campo más proactiva para la demarcación con más casos activos del País.

Locatel tiene una plantilla de 400 operadores, la mitad está dedicada a tamizajes y rastreos. La estafeta la pasan a las cuadrillas que acuden a las viviendas cuando hay alta posibilidad de contagio.

Foto: Reforma

"De marzo hasta la fecha, desafortunadamente, cada vez son más las solicitudes que hay de muestras y cada vez son más los casos en que hay complicaciones de los pacientes", lamenta el médico Víctor Coyote.

Debido a que la casa de la familia Núñez se ubica en medio de una zona de rastros, en la Colonia 20 de Noviembre, en la calle transitan diableros cargados con vísceras y, a unos metros, sobre Canal del Norte, las bodegas ofertan cabezas y patas de res.

Los Núñez no son comerciantes. Es más, de los 19 integrantes, 11 adultos y ocho niños, sólo dos personas salían a realizar las compras desde el inicio de la contingencia.

A principios de junio, Ana María Núñez, de 64 años, y su esposo, Héctor Cruz, de 66, fueron los primeros con síntomas de Covid-19.

Ese día habían dicho que había uno en la calle que traía el coronavirus, tosía y andaba en la calle. Entonces ese día yo salí y dije '¡no, Dios mío, ojalá aquí no se venga ese virus!

"Yo ese día empecé con una tos, gripa y me empezó a doler los ojos. No tuve la precaución de, aquí adentro, ponerme el cubrebocas; aquí mi esposo se contagió. De otra manera ¿cómo?", relata Ana María.

Los días siguientes ambos tuvieron vómito y sofocación. Acudieron a un médico particular pero, mientras Ana María mostró una mejoría, su esposo perdió fuerzas hasta no poder levantarse.

El 16 de junio, la familia llamó al 911 y una ambulancia trasladó a Héctor al Hospital Balbuena, donde falleció la madrugada del 23 de junio.

A pesar de que la familia tomaba sus precauciones, terminaron contagiados / Foto: Reforma

"Le dije a mi esposo 'te voy a tener que llevar al hospital, hijo, porque allá te van a poner suero, te va a dar vitaminas y vas a estar bien'. Entonces se lo llevaron, hablamos por teléfono, vinieron, vino la ambulancia, vino todo y ya se lo llevaron".

"Y la verdad yo sí le dije a mi esposo que no íbamos a ir. Él estaba alto, medía 1.82, y ya no podía porque no tenía yo fuerza", cuenta Ana María, con la voz quebrada.

La estrategia

El 27 de marzo, Locatel comenzó el programa de detección temprana vía mensaje de texto.

El avance de la pandemia marcó nuevas modalidades de atención. A los tamizajes se sumaron consultas de diagnóstico por videollamada, con 130 médicos.

En junio, con el semáforo rojo y para romper la cadena de contagios, se implementó el rastreo de contactos de personas positivas a Covid-19.

"La etapa inicial, que fue realizar diagnósticos a partir del envío del mensaje SMS, tenemos un total 503 mil 545 personas que lo han usado al día de hoy; de las cuales 393 mil han completado el cuestionario", explica Benjamín Rodríguez Buendía, director de Locatel.

"Hemos hecho 18 mil llamadas a casos positivos que nos ha informado la Secretaría de Salud, de los cuales han tenido la amabilidad de acceder a nuestro cuestionario 9 mil personas, que nos han dado datos de 5 mil 629 personas para llamarles".

De estos, sólo el 10 por ciento ha acudido a realizarse pruebas, lo que que arroja un total de 200 casos positivos.

Guadalupe Ángeles Zúñiga es uno de los rastreadores y afirma que los mayores retos de su trabajo son generar empatía en su interlocutor y extraer, únicamente, los contactos que, por su proximidad o tiempo de convivencia, sean los de mayor riesgo.

"La mayoría de los ciudadanos, cuando tú les dices que ha dado positivo a Covid-19, es muy extraño que hay un silencio, se quedan callados. Después de esto te dicen 'disculpe, joven ¿y qué es lo que tengo que hacer?'".

"Muchos de ellos no quieren proporcionar sus contactos porque les da temor que se enteren de que ha sido positivo al virus y por esta razón se limitan un poco", relata Zúñiga.

En promedio, las personas sólo comparten dos contactos, pero han tenido casos donde proporcionan hasta 18.

Las pruebas

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció el 10 de julio que 33 colonias, pueblos y barrios concentraban el 20 por ciento del total de casos activos, por lo que se les consideró en semáforo rojo.

Como medidas especiales, a partir del 15 de julio, se instalaron quioscos de salud en las colonias donde los vecinos, previo tamizaje, pueden realizarse pruebas; además de corridos con brigadas de médicos casa por casa para la detección de casos.

A las 10:00 horas del 17 julio, en la esquina de calle Electricistas y Litografía, personal de la Secretaría de Salud termina de instalar un quiosco de pruebas.

Otra parte del equipo, dirigida por Roberto Escoto Ponce, coordinador del programa Salud en tu Casa en Venustiano Carranza, se prepara para visitar a la familia Núñez, donde epidemiología les programó realizar 11 pruebas.

"Nosotros nos encargamos de coordinar las visitas domiciliarias de los pacientes que están, probablemente, infectados de coronavirus; por otro lado, desde los últimos días lo que hemos estado haciendo es recorrer las calles tocando casa por casa, buscando casos", relata Escoto.

A su cargo, el funcionario tiene siete brigadas compuestas, cada una, por un médico y dos pasantes que, en promedio, recaban entre 10 y 15 muestras al día.

En la parte delantera de la camioneta va el médico Víctor Coyote González, quien desde 2016 trabaja en el programa Salud en tu casa.

"Desde que empezamos en el mes de marzo hasta la fecha, desafortunadamente, cada vez son más las solicitudes que hay de muestras y cada vez son más los casos en que hay complicaciones de los pacientes", asegura Coyote.

En su experiencia ha visto casos extremos, como el de un hombre de la tercera que, pese a su gravedad, los familiares se rehusaron a hospitalizarlo y después falleció.

"El mes de abril vi un paciente del que mandaron sus datos para que se tomara la muestra, tenía 78 años, ya estaba con apoyo de oxígeno y con enfermedades concomitantes".

"Le dijimos a los familiares: '¿saben qué? El paciente se tiene que trasladar al hospital' y los familiares no quisieron, a pesar de todo lo que les explicas. Fue algo que realmente me llena mucho de impotencia", recuerda el médico.

Lo que sigue

Rafael Oria Núñez comparte que, tras el deceso su tío Héctor Cruz, los síntomas comenzaron en la familia como una bola de nieve.

"Siguió mi tía, mi mamá, después de ellas empieza mi papá con fiebre. El doctor nos mandó medicamento a todos porque, en diferentes momentos, todos empezamos. Mi esposa, mis hermanas, hasta los niños tuvieron diarrea, fiebre, vómito", recuerda.

En las primeras semanas de la contingencia Rafael quedó desempleado, lo mismo que su esposa y hermanas. Ahora, dice, esperan con ansiedad los resultados de las pruebas para saber si pueden ya salir a buscar trabajo.

También puedes leer:

Coronavirus México: Últimas noticias de hoy 30 de julio sobre el Covid 19

Cómo diferenciar los síntomas del dengue y el coronavirus

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo