CDMX

Javier Valdez les dio voz a los colectivos de rastreadoras

La activista María Herrera, quien busca a sus cuatro hijos desaparecidos, comparte el legado del periodista, cuyo trabajo se centró en las víctimas de la violencia en Sinaloa y en México

Por  David Ortega

Manifestación para exigir justicia por el asesinato  del periodista y escritor sinaloense Javier Valdez.(Foto: El Debate / Marco Ruiz)

Manifestación para exigir justicia por el asesinato del periodista y escritor sinaloense Javier Valdez. | Foto: El Debate / Marco Ruiz

Ciudad de México. El 15 de mayo, el periodista sinaloense Javier Valdez fue asesinado a tiros en Culiacán, Sinaloa.

A tres años de este hecho, que aún permanece en la impunidad, María Herrera, madre de familia, activista y buscadora de sus cuatro hijos desaparecidos en Veracruz y en Guerrero, recordó con dolor su muerte y el legado que el periodista dejó en su búsqueda, la cual aún no termina: «Me dolió en el alma ese día que nos los arrebataron. Ya no supe de mí. Me perdí de tal manera que corrí al lugar donde fue el primer evento (de protesta por su asesinato en CDMX). Recuerdo que muchas personas se acercaban a mí, abrazándome, pensando que yo era la mamá de Javier. Yo solo les decía que no había tenido esa dicha, pero que lo quería y que estaba sintiendo su muerte como la estaba sintiendo su madre», compartió la señora María Herrera, madre de cuatro hijos víctimas de desaparición forzada.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Javier Valdez, autor de libros como Huérfanos del narco y Levantones, fue el periodista que bautizó a las mujeres que buscan a sus hijos e hijas desaparecidos en Sinaloa como rastreadoras, y también escribió sobre la historia de la señora Herrera y sus hijos. 

En su camino como periodista, conoció a la señora María, quien viaja constantemente a otras ciudades como parte de su búsqueda y de unión con otros colectivos de madres y mujeres en pie de lucha. 

Cortesía

Herrera confesó que, en un inicio, lo conoció como un reportero más, pero con el paso del tiempo, con el trato y la convivencia, se dio cuenta de la gran calidad humana de Valdez, el amor que le tenía a su familia y el profesionalismo con el que ejercía el periodismo. Se convirtió en su amiga. Recuerda una salsa de mango que el mismo Javier le preparó en una de esas veces que ella lo visitó en Culiacán. Contó: «Desde el 2010 hasta su muerte, ya hubo ese lazo que nos unió».

Gracias a ese lazo de amistad, María cuenta que supo por parte de Javier Valdez que estaba siendo víctima de acoso y amenazas previo a su asesinato.

Con mucho pesar, recuerda haberse enterado del asesinato de Javier Valdez por medio de un mensaje y una fotografía de su cuerpo tendido en el pavimento: «Javier tirado ahí todavía fue un dolor tremendo. Hubiese querido correr a abrazarlo, a levantarlo». 

Libertad de expresión, derecho humano

María expone que estos crímenes callan voces nítidas que gritan la verdad de lo que se vive en México, pues no solo han asesinado a Javier, sino a muchos otros periodistas, tan solo por decir la verdad, mencionó: «Cada vez que matan a un periodista, nuestro corazón se llena de tristeza, de dolor, de angustia, de impotencia», compartió.

Para ella, la presencia de elementos del Ejército en las calles de México, en esta Cuarta Transformación, es algo que encarecidamente le pidieron no ocurriera a Andrés Manuel López Obrador cuando aún era candidato por la presidencia.

Los colectivos de madres con hijos e hijas desaparecidos le plantearon que no se debía militarizar a las calles, pues «son gentes diseñadas para matar, para destruir», mencionó.

«Es un dolor, una tristeza, que nuestro presidente nos esté defraudando de esa manera, porque fue lo que más se le pidió encarecidamente, y aún más les da el poder de decisiones o en muchísimos ámbitos. No sé a dónde vayamos a parar, la verdad, esto es peor que el coronavirus. Yo tengo la certeza de que esto nos va a ocasionar más muertes, más destrucción que el mismo coronavirus», señaló.

Cortesía

En una entrevista en vivo para EL DEBATE transmitida por Facebook, María dijo estar del lado de los periodistas, de saber que aún esta profesión en México es presa de amenazas y peligros, por lo que pidió a la sociedad unirse y apoyar estos movimientos sociales, tanto de los informadores, como de ellas como madres rastreadoras de sus hijos desaparecidos. Asimismo, hizo un llamado para apoyar a todas y todos los trabajadores de la salud que el día de hoy se encuentran enfrentando esta pandemia.

María informó que, pese la COVID-19, continúa trabajando de manera virtual, aunque admitió que ahora con el encierro se vive una mayor tristeza, ansiedad y frustración en la búsqueda.

Destacó que, en su caso, solicitó la intervención internacional en la búsqueda de sus cuatro hijos, pero denunció que hasta el momento no ha tenido apoyo del Gobierno federal para que avance esta investigación.

«Muchas víctimas quedaron sin voz desde que lo mataron, pues escribía de las mujeres que buscaban a sus hijos desaparecidos; se interesaba y se preocupaba por la niñez y la juventud, fáciles de cooptar por las organizaciones criminales; daba voz y rostro a las víctimas de la violencia. Se deshicieron de él porque a alguien no le gustó lo que escribió. Así de fácil. Fueron varios contra él solo. En cuestión de segundos segaron su vida de doce disparos»
Griselda Triana 

Fragmento del texto escrito por la viuda de Javier Valdez publicado ayer por diversas  organizaciones y medios de comunicación. Puede leerlo completo en: 
articulo19.org/tres-anos-sin-javier/

Investigación

El caso de Javier Valdez Cárdenas fue el primero en México en ser reconocido por las autoridades como un asesinato en función de su labor periodística. Alrededor de quince periodistas han sido asesinados en el país durante el actual sexenio.

Debido a la actual contingencia por COVID-19, el Poder Judicial puso en suspensión las audiencias relacionadas a la investigación del caso de Valdez. 

La Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle) de la Fiscalía General de la República (FGR) acusó como autora material del crimen a una célula del crimen organizado liderada por Dámaso López Serrano, a quien apodan el Mini-Lic.

Es hijo de Dámaso López, el Licenciado, compadre de Joaquín Guzmán Loera. Uno de los autores materiales del crimen fue asesinado; otro más purga una condena de catorce años en prisión, quien no aportó detalles sobre el motivo del crimen contra Javier Valdez. Otro asesino aún espera la sentencia, y falta aún que la justicia mexicana sentencie al autor intelectual.

Transmisión en vivo

Usted puede ver la entrevista con la señora María recordando el legado de Javier Valdez en el Facebook de Periódico El Debate en el enlace: 

Javier dio voz a las madres y familias con hijos e hijas desaparecidos, así como al trabajo de estos colectivos que realizan una intensa labor de búsqueda y exigen justicia e investigaciones.

Te puede interesar:

Coronavirus México: Últimas noticias de hoy 16 de mayo sobre el Covid 19

Cuántos casos de coronavirus hay en Sinaloa

¿Qué actividades económicas volverán el lunes 18 de mayo?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo