CDMX

Madre e hija se niegan a ser 'rescatadas' de su casa en CDMX

Las mujeres sólo desocuparan la vivienda bajo la orden de un Juez y hasta que las autoridades capitalinas le garanticen que no perderán su vivienda

Por  El Debate

Madre e hija se niegan a ser 'rescatadas'/Foto: Reforma

Madre e hija se niegan a ser 'rescatadas'/Foto: Reforma

Ciudad de México.- Alejandrina y su hija Mitzi, de 16 años, permanecen atrincheradas desde hace cuatro días dentro de su vivienda en la Colonia Roma, en Cuauhtémoc.

Las mujeres se han negado a ser "rescatadas" por las autoridades por temor a perder su domicilio.

El pasado viernes, se llevó a cabo un desalojo en cuatro predios, ubicados sobre la calle Colima casi esquina con Avenida Cuauhtémoc, donde vivían las mujeres y otras 24 familias desde hace varios años.

Aunque durante la diligencia se ejecutó bajo la orden de un Juez, Alejandrina, y el resto de inquilinos consideraron que las autoridades actuaron de forma ilegal, por lo que se negó a desocupar el inmueble.

Las puertas de las propiedades fueron clausuradas y la mujer, de 42 años, se quedó encerrada al interior, junto con su hija.

Horas más tarde acudieron elementos de la Policía capitalina para ayudarla a salir, pero los ignoró.

En un principio, la afectada argumentó que durante el desalojo estaba dormida y cuando despertó ya no pudo salir.

Foto: Reforma

Pero ante la presencia de las autoridades aseguró que temía por su integridad física y que hubiera represalias en su contra.

Sus vecinos mantienen sus pertenencias afuera del domicilio y han improvisado un campamento para pasar la noche.

El esposo de Alejandrina mantiene contacto telefónico con ella y su hija, y las ha abastecido de bebidas y alimentos.

Por su parte, la PGJ inició una carpeta de investigación por privación ilegal de la libertad, después de que su esposo realizara una denuncia.

La noche del domingo, se presentó Arturo Medina, subsecretario de Gobierno de la Ciudad de México, para garantizar su "rescate".

Sin embargo, Alejandrina también desechó el ofrecimiento.

"El hecho no es que yo salga y ya, aquí tengo todas mis cosas, yo vivo aquí. Sí quiero salir, pero por la manera legal, o sea salir y entrar de mi casa", expresó la inquilina al funcionario.

También adelantó que sólo desocuparía la vivienda bajo la orden de un Juez y hasta que las autoridades capitalinas le garanticen que no perderán su vivienda.

Junto con los demás inquilinos afectados, busca gestionar un amparo para recuperar los domicilios y ocuparlos de nuevo.