CDMX

Mexicanos piden cambio en estrategia para combatir a la Covid-19

En un sondeo web, ciudadanos destacan que esta acción podría ayudar a reducir contagios y fallecimientos; además, piden usar la fuerza pública en caso de aglomeración en comercios o sitios recreativos

Por  Lorena Caro

Empleados de la Salud de México practican pruebas de COVID-19 a personas en un pabellón instalado en la Central de Abastos(Foto: EFE)

Empleados de la Salud de México practican pruebas de COVID-19 a personas en un pabellón instalado en la Central de Abastos | Foto: EFE

México.- Lejos de presentar incidencia a la baja en contagios por COVID-19 y fallecidos, México acumula cada vez más casos del nuevo virus, y se coloca como uno de los más afectados a nivel mundial.

El Panel COVID-19 del Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas (CSSE) en la Universidad Johns Hopkins (JHU), actualizado de forma constante, estima hasta el 28 de julio que México está en el sexto lugar a nivel mundial en casos, solo por debajo de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia y Sudáfrica. Además, la Secretaría de Salud detalló que hay 439 mil 046 casos confirmados al mismo periodo de tiempo, con un estimado de 48 mil 772 casos activos; además del registro de 47 mil 746 decesos por el virus. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El lamentable panorama requiere de un cambio de estrategia por parte del Gobierno para combatir los efectos del COVID-19 en el país, al menos así lo consideraron cien ciudadanos que respondieron un sondeo web de EL DEBATE en grupos de mensajería instantánea y en redes sociales como Facebook.

Percepción ciudadana

El 81.4 por ciento del total de los entrevistados dijo que es muy necesaria una estrategia nueva que permita reducir los contagios de COVID-19 y los fallecimientos; el 10.3 por ciento consideró que tal vez sea necesario el cambio, y solo el 8.3 por ciento dijo que no es necesaria [pregunta 3]. 

Mexicanos piden cambio en estrategia para combatir a la Covid-19

Del 23 de marzo al 30 de mayo, el Gobierno de México llevó a cabo la Jornada Nacional de Sana Distancia para contener el virus, tomando medidas como la distancia de 1.5 metros y dos metros entre ciudadanos, el cierre de comercios y espacios recreativos, así como el cierre de escuelas y guarderías. La mayoría de las actividades fue retomada desde el 1 de junio, pero el panorama de contagios sigue al alza.

Cuestionados entonces sobre de quién creen que es responsabilidad que no se reduzcan los casos y los fallecimientos de COVID-19 en México, el 56.2 por ciento señaló a los propios ciudadanos, el 20.9 por ciento apuntó hacia el Gobierno federal, y el 12.4 por ciento dijo que es responsabilidad de los comercios y de las empresas. Solo un 5.8 por ciento señaló a los Gobiernos estatales como responsables, y un 4.5 por ciento a los Gobiernos municipales [pregunta 1].

Además, el 23.3 por ciento de los entrevistados coincidió en que las autoridades deben usar la fuerza pública en casos de aglomeración en comercios o en sitios recreativos para reducir los casos de COVID-19 y los fallecimientos.

Mientras que el 22.9 por ciento consideró que el Gobierno debe dar apoyo económico a los trabajadores para que puedan aislarse, el 20.8 por ciento opinó que es preciso que sean mejoradas las instalaciones hospitalarias e incrementar insumos, en tanto que un 12.9 por ciento apostó a que el Gobierno debe ser más transparente en los casos de contagios y fallecimientos por COVID-19. Para el 11.6 por ciento también es necesario que sean otorgados gratuitamente cubrebocas y gel antibacterial a los ciudadanos. 

Ente otros aspectos mencionados por los entrevistados, estuvo otorgar mayor información sobre prevención y cuidados a los ciudadanos, penas más duras a aquellos que no usen cubrebocas y que se aglomeren, que digan la verdad, restringir viajes y aplicar una verdadera cuarentena, con solo salida para comprar despensa obligatoria [pregunta 2]. 

En el artículo «¿Puede entrar México en una cuarentena obligatoria?» [¿Puede entrar México en una cuarentena obligatoria?], Daniel Gómez-Tagle, analista y consultor especializado en uso de la fuerza y derechos humanos, había detallado en entrevista para EL DEBATE que la Secretaría de Salud federal puede solicitar la intervención de la fuerza pública para una situación de emergencia sanitaria con base en el artículo 431 de la Ley General de Salud.

Indicó que esta atribución debe tener previamente una declaratoria, y le correspondería a la Secretaría de Salud solicitar la intervención de policías, soldados, marinos o Guardia Nacional: «Existe un marco jurídico específico para este caso. No tendría por qué el Gobierno hacerlo directamente, sino tendría que ser a través de la Secretaría de Salud para garantizar que el objetivo sea la salud pública», explicó.

A pregunta expresa hecha a los usuarios sobre qué medidas contra el SARS-CoV-2 han visto o conocen que en otros países hayan aplicado y creen que pudieran funcionar en el nuestro, entre las respuestas más mencionadas se encontró el toque de queda, las multas económicas a quien no atienda indicaciones, medidas estrictas de salud, protección y aislamiento, así como más pruebas.

«El Gobierno en otros países realmente tomaron decisiones y respondieron a la altura de su responsabilidad de cumplir cuidando al pueblo, cosa que aquí no se vio, y creo que no se le verá a este Gobierno. Eso es lo que se necesita, que cumpla, responda y actúe en bien del pueblo, y no de sus intereses. Se dedicaron a dar solo estadísticas de mortalidad y morbilidad», señaló uno de los usuarios. «Las medidas aplicadas por los propios presidentes. Cierre de establecimientos no esenciales en las fases de crecimiento de los casos», destacó otro usuario. 

Cuestionados en torno al trabajo de funcionarios federales frente a la estrategia COVID-19, y si deberían ser despedidos o removidos de sus cargos, hasta ahora el 66.5 por ciento dijo que no, a nadie deberían despedir o remover de su trabajo; el 12.9 por ciento dijo que sí, a Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud; y el 10.8 por ciento indicó que a Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Salud [pregunta 4].

A su vez, el 48.5 por ciento de los entrevistados indicó que la sociedad debería seguir en casa y solo salir a las necesidades básicas para reducir los casos COVID-19 y los fallecimientos. 

Por su parte, un 43.3 por ciento consideró que la sociedad debería respetar el uso de cubrebocas, la sana distancia y la aplicación del gel antibacterial; solo el 6.2 por ciento consideró que debería dejar de acudir a eventos familiares, y el 2 por ciento dijo que la sociedad debería informarse analíticamente sobre COVID-19 [pregunta 5].

Nueva normalidad

El turismo en México fue reactivado en algunos estados desde el 1 de julio, incluidos restaurantes dentro del plan para el regreso a la nueva normalidad, con un semáforo como indicador del nivel de riesgo, de acuerdo con el número de contagios, fallecidos y situación hospitalaria.

El semáforo en verde significa bajo riesgo; el amarillo y el anaranjado riesgo intermedio, y el rojo alerta máxima. Sin embargo, en las últimas semanas, la propia autoridad ha reconocido inconsistencias en el semáforo, por lo que ha requerido de algunas actualizaciones. 

Al respecto, los ciudadanos fueron cuestionados sobre qué creen que deberían hacer los comercios y las empresas para ayudar a reducir los casos de COVID-19 y los fallecimientos.

El 39.4 por ciento indicó que no deberían atender a clientes que no respeten las medidas establecidas por la empresa o el comercio; el 36 por ciento destacó que debe ser respetado el uso de cubrebocas, gel antibacterial en el manejo de productos o artículos, como alimentos o servicio a domicilio; y un 12.57 consideró que deben darse instrucciones claras a los clientes para ofrecer su servicio. Solo un 12 por ciento coincidió en que se debe utilizar el termómetro y gel antibacterial en la entrada de comercios o empresas [pregunta 6].

Los entrevistados señalaron que han continuado algunas actividades a la fecha con el panorama COVID-19. El 54.3 por ciento destacó que sale a lo indispensable, pero aplicando las medidas estrictas de uso de cubrebocas; mientras el 30.6 por ciento dijo que acude a trabajar con medidas de seguridad estrictas. Otras actividades que destacaron fue hacer ejercicio en parques públicos, asistir a reuniones familiares, ver a sus amigos, quedarse en casa, consumir en comercios locales y hacer ejercicio en casa [pregunta 7].

Los amigos y los compañeros de trabajo fueron señalados por los usuarios del sondeo como las personas más cercanas que han contraído COVID-19. El 22.4 por ciento dijo que un amigo ha contraído COVID-19; el 20.3 por ciento dijo que un compañero de trabajo, y un 17.7 dijo que solo conocidos.

Por su parte, el 16.1 por ciento destacó que primos y tíos; el 8.3 por ciento dijo que sus papás; el 2.6 por ciento dijo que sus hermanos; el 2 por ciento dijo que él y toda su familia; mientras el 8.8 por ciento dijo que nadie cercano ha contraído COVID-19 [pregunta 8].

Clausura de comercios

El pasado 18 de julio, en una plaza comercial de Culiacán, se presentó la aglomeración de decenas de jóvenes que buscaban comprar una gorra de un conocido youtuber. Ante la falta de protocolos de sanidad para prevenir la propagación de COVID-19, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios clausuró dicho establecimiento hasta que presente nuevas normativas sanitarias.

Uso de cubrebocas

La Organización Mundial de la Salud reconoció a inicios de julio que existe evidencia emergente de que el COVID-19 se traslada a través del aire. Es por ello que diversos especialistas recomiendan uso de cubrebocas en espacios cerrados.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo