CDMX

Padres de familia están de acuerdo con clases en línea por coronavirus en México

En un sondeo web realizado por EL DEBATE, ciudadanos destacan que la Secretaría de Educación Pública debe mejorar algunos aspectos, como la cantidad de tareas que requiere de los menores
 

Por  Lorena Caro

Aspectos de una clase a distancia.(Foto: El Debate)

Aspectos de una clase a distancia. | Foto: El Debate

México.- Con la extensión de casos y fallecimientos por COVID-19 en México, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, anunció el regreso a clases para el nivel básico este 24 de agosto.

El nuevo ciclo escolar 2020-2021 será a distancia, desde casa, y contará con el apoyo de un conjunto de tecnologías que buscan llegar a la mayor cantidad de alumnos posibles, desde televisión, hasta internet, telefonía y radio, además de la atención remota de los docentes de cada escuela y libros de texto.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Para padres y familiares de alumnos que respondieron un sondeo digital realizado por EL DEBATE, las clases en línea son la mejor opción hasta el momento, pero destacaron que la SEP debe mejorar diversos aspectos, como reducir el número de tareas o de actividades, sin perder la eficiencia en el aprendizaje.

Asimismo, la mayoría consideró que la normalización de las clases, en formato presencial, debe llegar a México únicamente cuando la Secretaría de Educación Pública y el Gobierno federal garanticen la protección de niños y niñas en las escuelas. 

¿Qué opinan los padres de familia?

Cuestionados sobre cómo prefieren que sea el regreso a clases del nivel básico y universidades en estados con altos casos por COVID-19, los entrevistados destacaron las clases en línea, con una mayoría del 62.7 por ciento. En contraste, el 37.3 por ciento indicó que el retorno debería ser semipresencial; es decir, acudir por días a las escuelas, y el resto en línea [pregunta 2].

Asimismo, para el 47.3 por ciento de padres y familiares de alumnos que respondieron el sondeo web sobre el retorno escolar, lo más importante es cuidar la salud física y mental de sus hijos, sobrinos o nietos durante la emergencia sanitaria; mientras el 25.8 por ciento reconoció que lo más importante es dividir las clases presenciales y el trabajo desde casa. A su vez, el 21.4 por ciento destacó que es importante que los alumnos no pierdan el año escolar [pregunta 1].

De forma específica, el 53.5 por ciento de los entrevistados consideró que las clases deben normalizarse cuando la SEP y el Gobierno federal garanticen la protección de los menores en la escuela, y el 28.2 por ciento indicó que el retorno normalizado debe darse cuando haya una vacuna probada con éxito. El 15.5 por ciento dijo que deben regresar cuando ya no haya COVID-19 [pregunta 10].

Clases presenciales

Cabe destacar que el Gobierno de México firmó un acuerdo con TV Azteca, Imagen TV, Televisa y Multimedios para dar clases en seis canales de televisión 24 horas al día, los siete días de la semana, y quien no tenga acceso a la televisión tendrá radio, libros de texto y atención telefónica. Además, las clases presenciales solo se darán cuando el semáforo se encuentre en verde, como recomendación de la Secretaría de Salud, y conforme cada estado pase a semáforo verde podrán gradualmente regresar a clases presenciales.

El 67.6 por ciento de padres y familiares de alumnos entrevistados opinó que es una buena opción que sus hijos, sobrinos o nietos regresen a clases con semáforo en verde; el 28.2 por ciento dijo que tal vez, y únicamente el 4.2 por ciento consideró que no es buena opción [pregunta 7]. En contraste, el 93 por ciento indicó que no es una buena opción que sus hijos, sobrinos o nietos regresen a clases con semáforo en rojo, solo un 7 por ciento opinó que tal vez sea buena opción [pregunta 6]. 

Si se logra el regreso a clases presenciales posteriormente, el 29.4 por ciento de los entrevistados consideró que la SEP debe mejorar los protocolos de limpieza y sanidad en las instituciones; el 23 por ciento dijo que debe disminuir el número de alumnos en las aulas; el 14.7 por ciento consideró que se debe mejorar la infraestructura de las escuelas, y el 7.8 por ciento que se les debe aumentar el sueldo a los profesores. 

Otras respuestas destacaron que se debe mejorar por parte de la SEP en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación de sus profesores, así como aumentar el personal de apoyo en los espacios educativos [pregunta 5]. 

Escuelas privadas

La Secretaría de Educación prevé además que miles de alumnos migren de escuelas privadas a las escuelas públicas ante los problemas económicos ocurridos por el COVID-19. 

Esteban Moctezuma, titular de la SEP, informó en dicho contexto que hay preparados para ello 200 mil escuelas en educación básica y un millón 200 mil maestras y maestros. Sin embargo, el 52.2 por ciento de los padres y los familiares de alumnos en México indicó en este sondeo que no ha considerado cambiar a sus hijos de una escuela privada a una publica; mientras el 23.9 por ciento dijo que sí; y otro 23.9 por ciento dijo que tal vez [pregunta 8].

Cuestionados sobre bajo qué circunstancias cambiarían a sus hijos, sobrinos o nietos de escuela, el 29 por ciento afirmó que no los cambiaría; el 24.4 por ciento dijo que los cambiaría si la escuela privada tiene un sistema para facilitar el aprendizaje a distancia; y el 20.9 por ciento indicó que solo los cambiaría si la escuela privada es más segura que la pública.

Para el 13.9 por ciento, el cambio se daría únicamente si la escuela privada ofrece alguna beca; el 6.9 por ciento dijo que tomaría esa opción si la escuela privada ofrece alguna clase de facilidad de pago; el 3.4 por ciento si la escuela pública es más segura que la privada; y el 1.1 por ciento destacó como motivo la calidad educativa [pregunta 9]. 

Mejorar métodos

Para los padres y los familiares de alumnos en México, lo más difícil de las clases en línea que se implementaron para finalizar el curso 2019-2020, debido a la contingencia de COVID-19, fue no entender las clases, aseguró el 23.9 por ciento de los entrevistados.

El 20 por ciento reconoció como lo más difícil no tener tiempo para ayudar a hijos, sobrinos o nietos con sus tareas; el 19.5 por ciento destacó que tener que trabajar y cuidar a los niños fue lo más complicado; y el 18.2 por ciento dijo que lo más difícil del fin de cursos fue no tener internet. Otras respuestas obtuvieron 17.6 por ciento, de la incidencia, como no tener quién cuidara a sus hijos, sobrinos o nietos; no tener una buena relación con sus hijos, sobrinos o nietos; así como no tener los dispositivos correctos para trabajar [pregunta 3].

En dicho contexto, el 39.4 por ciento de los entrevistados opinó que la SEP debe mejorar, de seguir las clases en línea, dejando menos tareas y menos actividades, pero eficientes; el 32.3 por ciento dijo que los trabajos deben ser más dinámicos y fáciles de hacer desde casa; y el 18.3 por ciento indicó que debe aplicarse un mayor asesoramiento a padres de familia por parte de los maestros.

Con menor indecencia, el 7 por ciento destacó que deben implementar formatos de trabajo más accesibles; y el 2.8 por ciento dijo que se debe apoyar o estar al tanto de alumnos que no cuenten con los medios para estudiar desde casa [pregunta 4].

El Gobierno de México informó que la educación a distancia por televisión tendrá los planes, los programas y los aprendizajes empatados con los libros de texto. Además, producirán transmisiones en lengua indígena y lenguaje de señas y braille.

Todos los alumnos tendrán una nueva materia llamada Vida Saludable, y las transmisiones tendrán validez oficial. 

Respecto a las instituciones de nivel superior, se les exime para que ellas decidan cuándo volver a sus actividades administrativas, siguiendo los protocolos de cuidado e higiene, y los trabajadores de la educación, en todos los niveles, seguirán con su sueldo y sus prestaciones completos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo