CDMX

Pandemia recrudece la brecha laboral para empresarias en México

Experta asegura que mujeres empresarias y autoempleadas se han visto mayormente afectadas con la contingencia sanitaria

Por  Itzé Coronel Salomón

Pandemia expone vulnerabilidades sociales, como la desigualdad de género en temas laborales y económicos.(Foto ilustrativa Shutterstock)

Pandemia expone vulnerabilidades sociales, como la desigualdad de género en temas laborales y económicos. | Foto ilustrativa Shutterstock

México.- Los efectos de la pandemia han puesto el reflector en las consecuencias económicas; sin embargo, desde antes existían antecedentes de la desigualdad económica entre hombres y mujeres, comentó la investigadora Érika Montoya para EL DEBATE, quien afirmó que la brecha de género es una realidad, y las estadísticas indican que las mujeres no han equiparado ingresos ni oportunidades laborales con los hombres aun en la actualidad.

La doctora en Estudios Regionales dijo que el 40 por ciento de las mujeres a nivel mundial tiene menos oportunidades de conseguir empleo, y en México este porcentaje se eleva todavía más, ya que un 57 por ciento de las mujeres mexicanas tiene menos oportunidades de conseguir un empleo que un hombre, «entonces se disminuye la posibilidad para ellas de independencia económica, que, como ya hemos visto, es un factor importante en su desarrollo y autoestima para poder salir de círculos de violencia que las están dañando», afirmó.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Brecha de género acentuada por COVID-19

El año 2020, que marca el vigésimo quinto aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing, tenía como objetivo ser pionero en materia de igualdad de género, según las proyecciones de organismos internacionales, como ONU Mujeres.

En cambio, con la propagación de la pandemia COVID-19, incluso los avances logrados en las últimas décadas corren el riesgo de retroceder, afirma la organización. Debido a esta realidad, Naciones Unidas ha presentado el informe «El impacto de la COVID-19 en las mujeres», en el que se examina la forma en que la vida de las mujeres y de las niñas está cambiando frente a la COVID-19 y se esbozan las medidas prioritarias sugeridas para acompañar tanto la respuesta inmediata, como las actividades de recuperación a más largo plazo.

En este sentido, el secretario general de las Naciones Unidas ha establecido tres prioridades para que todas las empresas ayuden a que nadie quede atrás en esta crisis: 1) garantizar la igualdad de representación de las mujeres en toda la planificación de la respuesta y la toma de decisiones de la COVID-19; 2) impulsar un cambio transformador en pro de la igualdad abordando las cuestiones relativas a los cuidados remunerados y no remunerados, y 3) considerar a las mujeres y a las niñas en todas las acciones empresariales para abordar el impacto socioeconómico de la COVID-19.

Generan empleos para otras mujeres

En el caso de Sinaloa, Érika Montoya informó que las mujeres, al verse limitadas para acceder a trabajos formales, deciden usar su fuerza laboral para trabajos independientes, y el 37 por ciento de la fuerza laboral en Sinaloa son mujeres.

Comentó que las mujeres en el estado se están constituyendo en pequeñas y medianas empresas para salir adelante, y en algunos casos de éxito han logrado tener cierto crecimiento económico que les permite emplear a otras personas.

La investigadora y autora del libro Mujeres empresarias y autoempleadas dijo haber encontrado que en general las mujeres que tienen empresas contratan a otras mujeres, en el tipo de empresa o trabajo que están realizando apoyan a otras mujeres para que consigan empleo.

El 46 por ciento de las empresas establecidas por mujeres generan empleos para otras mujeres; y el 54 por ciento de los trabajadores por cuenta propia, son ellas mismas, son autoempleadas, aseguró.

En opinión de la investigadora, a este tipo de trabajos les afecta muchísimo la pandemia, ya que no cuentan con un empleador que las esté respaldando, sino que son ellas a cargo de sus propios ingresos y los de otras mujeres, que si no salen de casa no tienen manera de pagar a sus empleadas: «Sí es una situación muy difícil para las mujeres empresarias que necesitan apoyo económico. Debe haber una política que les proporcione ingresos para sostenerse y sostener sus pequeños negocios, lo que garantice que saliendo de la pandemia puedan seguir con sus trabajos y los empleos que generan».

De acuerdo con ONU Mujeres, la pandemia de la enfermedad por COVID-19 está profundizando las desigualdades preexistentes, exponiendo las vulnerabilidades de los sistemas sociales, políticos y económicos, que, a su vez, amplifican los efectos de la pandemia, y aseguran que esto ocurre claramente en el caso de la desigualdad de género.

  • 57 % de mexicanas tiene menos probabilidad de conseguir empleo que un hombre.
  • 37 % de la fuerza laboral en Sinaloa son mujeres, esto es población económicamente activa.
  • Sororidad: 46 % de empresas en Sinaloa dirigidas por mujeres genera empleos y contrata a otras mujeres: Érika Montoya.

Te puede interesar:

Coronavirus México: Últimas noticias de hoy 3 de junio sobre el Covid 19

¿Por qué algunos no cree en cifras y sí en conspiraciones?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo