CDMX

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

El Instituto Mexicano para la Competitividad destaca en su análisis «¿Compras de emergencia o compras de pánico?» que fueron encontradas adquisiciones con sobreprecios y adjudicaciones de contratos a empresas ajenas al sector salubridad

Por  Lorena Caro

1/3
Entrada a un Hospital del IMSS(Foto: El Debate / Cristina Félix)

Entrada a un Hospital del IMSS | Foto: El Debate / Cristina Félix

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

México.- Aunque pudiera creerse que la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha motivado que el Gobierno federal ejerza mayor presupuesto para las dependencias de salud y sus nuevas necesidades, los recursos utilizados hasta hoy son significativamente menores en comparación con el 2019, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

A través del estudio «¿Compras de emergencia o compras de pánico?», el IMCO ha visibilizado que México carece de lineamientos y de protocolos de ejecución, de seguimiento y de control de compras de emergencia. Incluso, habría detectado anomalías en sobreprecios y adjudicaciones directas a empresas que nada tienen que ver con la salud. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Dependencias analizadas

Fernanda Avendaño, una de las investigadoras responsables de este análisis, detalló en entrevista en vivo para EL DEBATE a través de redes sociales [¿Cómo va el gasto público en salud por Covid-19? con Fernanda Avendaño Investigadora en IMCO] que la investigación tiene como base las compras que el Gobierno federal ha realizado por la pandemia de COVID-19, específicamente bajo las instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), la Secretaría de Marina (Semar), la Secretaría de Salud (SSA) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). 

El 27 de marzo, dichas dependencias fueron facultadas por la autoridad para realizar compras por medio de adjudicación directa, por lo tanto podían evitar la licitación pública, los concursos, tomando en cuenta que estos toman mucho tiempo y se necesitaba rapidez en las compras. «Con ese decreto y con esas dependencias en mente, fue que esta investigación partió, y por lo tanto fueron las dependencias analizadas de todos sus contratos de enero a junio del 2020, están registrados en Compranet, la página oficial donde todas las dependencias que utilicen recurso federal para realizar sus compras deben registrarlas y subir la información», destacó. 

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

Menos recursos

Del primero de enero al 30 de junio del 2020, el análisis señala que fueron publicados un total de 58 mil 139 contratos celebrados por el Gobierno federal por 173 mil millones de pesos. El 40 por ciento corresponde a las instituciones facultadas para hacer compras de emergencia por un monto acumulado de 61 mil 500 millones de pesos.

Fernanda Avendaño puntualizó que comparando el mismo periodo de enero a julio del 2019 encontraron que tanto el IMSS como el Issste han gastado menos, a pesar de tener una emergencia sanitaria.

En específico, detalló que no solo no aumentaron los recursos, sino que durante los dos primeros meses del año, cuando la pandemia se extendía por el mundo, no se destinaron recursos en compras de preparación: «Primero, aclarar que gastar más no significa gastar mejor, pero también es importante que si se está enfrentando una emergencia que debías prepararte al principio de año, el gasto podría haber aumentando», señaló.

En este punto, el análisis detalla que el IMSS es la dependencia que más compras ha publicado durante el 2020, con un total de 19 mil 10 procesos, que representan un monto total de 47 mil 673 millones 346 mil 583 pesos. Sin embargo, al comparar el volumen y la distribución de compras con respecto al mismo periodo del año pasado, el IMCO identifica que en 2019 fueron realizadas 23 mil 597 compras, las cuales representaron un gasto total de 61 mil 3 millones 797 mil 481 pesos. Es decir, 13 mil millones de pesos más que en 2020.

A su vez, revela que, de enero a junio del 2020, el Issste publicó 3 mil 262 compras por un monto de 5 mil millones 597 mil pesos. Al hacer la misma comparación, el IMCO destaca que es posible identificar que en 2019 fueron realizadas 6 mil 636 compras; es decir, más del doble que en 2020.

Estas compras representarían un gasto total de 21 mil 601 millones 762 mil 191 pesos, 16 mil millones más que en 2020. Al igual que el IMSS, a pesar de la presencia de una crisis de salud mundial, el Issste ha gastado menos que el año pasado; casi cuatro veces menos.

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO

Falta de protocolos 

La investigadora señaló que una de las principales preocupaciones es que no existe un protocolo para realizar compras de emergencia. Si bien explicó que la COVID-19 visibiliza este tipo de compras, el país constantemente atraviesa situaciones de emergencias naturales —por ejemplo—, pero no contar con un protocolo sobre las indicaciones que se deben tener y una serie de lineamientos a seguir es imposible monitorear cuáles son compras de emergencia o cuáles son compras normales de las dependencias: «El problema de esto es que la falta de lineamientos detallan una serie de anomalías muy importantes, como la falta de identificación de compras durante los meses de enero y febrero, para el IMSS y el Issste, es imposible identificar compras de preparación durante estos dos primeros meses con la información que contamos de forma oficial, por eso reitero la importancia de que aun cuando pudieron realizar compras esos meses, los registros públicos no las permiten identificar, y por lo tanto solo vemos aumento en el mes de marzo y en el resto de los meses de todas estas compras que ya tienen una especificación directa en relación a la COVID-19», explicó. Reafirmó que la información proviene del propio Gobierno, tanto de Compranet como de la Plataforma Nacional de Transparencia. 

El IMCO detalla además en el análisis que durante marzo el Insabi firmó un convenio de colaboración con la Sedena para poner a su disposición 4 mil 272 millones 380 mil 959 pesos con la finalidad de atender la emergencia mediante el Plan DN-III-E.

No obstante, la Sedena solo ha publicado en Compranet dos compras bajo excepción de emergencia, y respecto al Insabi no es posible encontrar información de las adquisiciones realizadas en ninguna de las plataformas de consulta de compras públicas.

La investigadora del IMCO aclaró al respecto que las plataformas oficiales como Compranet —hasta el momento de la investigación— no contaban con información sobre las compras que el Insabi ha realizado por la contingencia sanitaria. Aclaró que si bien el Insabi no tiene un perfil en la Plataforma Nacional de Transparencia, como sí lo tienen otras organizaciones, se puede pedir información a través de un acceso a la información; sin embargo, hasta la semana pasada, la plataforma no funcionaba, igualmente debido a la emergencia sanitaria.

Sobre la Semar, ha publicado únicamente cuatro compras bajo el fundamento de emergencia durante el periodo analizado; mientras que de la Secretaría de Salud se tiene el registro únicamente de 117 procesos de compra, lo que representa un monto total de 332 millones 751 mil 41 pesos.

Pese a Covid-19, en México ejercen menos recursos a la salud en 2020: IMCO
Fernanda Avendaño
Trayectoria: experta en ciencia política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Investigadora del IMCO para en el área de anticorrupción, mediante el uso de información y datos públicos.
Foto: Cortesía

Sobreprecios 

La investigadora Fernanda Avendaño explicó que justamente por la falta de protocolos encontraron anomalías en las compras que sí pueden ser identificadas para atender la COVID-19; una de ellas fue la disparidad en precios.

Por ejemplo, para adquirir un monitor de signos vitales, el Issste habría pagado seis veces más de lo que pagó el IMSS por el equipo con características muy similares: «Si se realizara una planeación más adecuada, podrías evitar un precio seis veces mayor si supieras que hay proveedores o conocieras la información sobre proveedores, cantidad y precios que ya adquirió el IMSS, por lo tanto, el Issste también pudiera adquirir a un menor precio», abundó. 

Por otro lado, dijo que encontraron contratos adjudicados a empresas ajenas al sector de la salud. Añadió que de acuerdo con los datos analizados de Compranet, el Issste habría adjudicado un contrato de medicamentos a una empresa cuyo objeto social es de seguridad; mientras la Sedena habría adjudicado un contrato a una empresa con objeto social de agencia de viajes: «Esta disparidad tanto en precio como en empresas que no son del sector salud preocupan y también tienen mucha relación con que no existe el protocolo de contratación, una serie de requisitos que si no se tienen, cae en estos errores y anomalías», lamentó. 

Propuestas 

Fernanda Avendaño agregó que lamentablemente todavía faltan meses para superar la emergencia, y se sumarán otras emergencias con la temporada de lluvias. Por ello, destacó que desde el IMCO proponen que exista un protocolo de seguimiento, ejecución y monitoreo de las compras de emergencia, pero que incluya una actualización en tiempo real y auditorias tanto del Gobierno como de la sociedad, también en tiempo real.

Equipo médico

De acuerdo con el IMCO, en marzo, el IMSS compró mil millones de pesos en equipo médico, cuando en los dos meses anteriores no realizó ninguna compra de emergencia bajo esta clasificación. 

Compras importantes

Los resultados del IMCO sugieren que el grueso de las compras para responder a la emergencia fue realizado durante el mes de marzo. Para abril, mayo y junio, la distribución de bienes habría sido más variada.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo