CDMX

Productos desechables de plástico dejan de usarse en la Ciudad de México

Quedará prohibida la comercialización, distribución y entrega de productos desechables desde este 1 de enero de 2021 en la Ciudad de México

Por  Francisco Montaño

Productos desechables de plástico dejan de usarse en la CDMX

Productos desechables de plástico dejan de usarse en la CDMX

La Ciudad de México inicia 2021 con la ampliación de la prohibición de plásticos de un solo uso, los llamados productos desechables, que en esta metrópoli y en el país son de uso corriente entre negocios y consumidores.

Desde este viernes queda prohibida la comercialización, distribución y entrega de plásticos desechables de un solo uso.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, recordó a través de redes sociales que a partir de hoy 1 de enero de 2021 los productos desechables de plástico, tan dañinos para nuestro medio ambiente, dejan de usarse en la Ciudad de México.

Quedará prohibida así la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos, popotes o pajitas, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas.

Además, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones, fabricados total o parcialmente de plásticos, diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente, el principal objetivo es lograr un consumo responsable, en el cual los capitalinos sean cada vez más conscientes y dejen de usar plásticos de un solo uso para no generar contaminación a la ciudad y al planeta.

Hace justo un año, como parte de la entrada en vigor de las nuevas reformas a la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad de México, también quedó prohibida la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico de un solo uso.

Te recomendamos: ¿Qué plásticos estarán prohibidos en CDMX este 2021?

Con el propósito de verificar que se cumpliera esta prohibición, personal de Sedema visitó 2 mil 076 establecimientos ubicados en plazas y corredores comerciales.

La dependencia refirió que de enero al 30 de noviembre de 2020 se realizaron 54 recorridos de inspección y se aplicaron 174 apercibimientos a locales que incumplieron la normatividad.

Aún en pandemia, el gobierno de la Ciudad de México no dará marcha atrás en la prohibición de las bolsas y productos plásticos de un solo uso, advirtió la Sedema.

Está demostrado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que el virus por Covid-19 permanecía cuatro días en el plástico, señaló.

El Gobierno de la Ciudad de México busca reducir el consumo y comercialización de plásticos no biodegradables y colocar a la metrópoli como una ciudad sustentable.

Ante el arranque de la medida, las autoridades de la capital mexicana han indicado que durante los primeros meses no se aplicarán sanciones y, por el contrario, buscarán que los ciudadanos se informen.
 

Medida requiere el apoyo de la ciudadanía


Para la especialista en consumo responsable y cambio climático de la organización ambientalista Greenpeace, Ornela Garelli, la nueva disposición "es una buena medida, que no solamente es aplicable, aún en tiempos de pandemia, sino deseable que se aplique", dijo en entrevista con Efe.

"Para ser efectiva, la medida requiere el apoyo de la ciudadanía por las prohibiciones más allá de evitar que podamos adquirir, comprar o aceptar estos productos nos invitan a transformar nuestro hábitos de consumo y transitar hacia estilos de vida más sustentables", agregó la activista.

Señalo que, aunque la prohibición va dirigida a comercios y empresas que venden plásticos o distribuyen de manera gratuita, "somos los consumidores los que estamos en el centro de este problema".

"Además tenemos un papel muy importante en lograr que en efecto se aplique la prohibición", apuntó.

Garelli consideró necesario que los ciudadanos ayuden a comercios y empresas "a llevar a cabo esta transición mediante el uso de productos reutilizables".

La propia organización ha indicado que en México se producen más de 7 millones de toneladas de plástico al año y el 48 % de este material se destina a envases y embalajes y aunque muchos de ellos son reciclables, no necesariamente terminarán siendo reciclados.

La Sedema precisó en un comunicado que para vigilar la norma la institución cuenta con inspectores, "pero quien más nos dice las cosas que están pasando en la ciudad es la gente".

La dependencia señaló que en el caso de las bolsas de plástico "en años pasados hubo un intento por retirar estas bolsas pero no se logró porque la industria se impuso y el consumidor no se comprometió".

En los últimos años, Greenpeace ha demandando que México debe contar con una legislación robusta a nivel nacional que prohíba el uso de plásticos de un solo uso o desechables por su grave impacto en los ecosistemas y la biodiversidad.

En el país al menos 20 estados de los 32 que lo integran han autorizado restringir el uso de plásticos de un solo uso, entre ellos Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí.

Además, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Hidalgo y la Ciudad de México han modificado sus legislaciones para prohibir o regular el uso de bolsas de plástico, popotes (pajillas) o artículos de unicel (espuma de poliestireno).

Según cifras de distintas organizaciones, en México cada familia en promedio desecha 650 bolsas de plástico al año, cuyo tiempo útil se ha estimado en 15 minutos, mientras que para su degradación se necesitan, como mínimo, 100 años. 

Con información de EFE

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo