CDMX

Reclama justicia para su hijo en CDMX

Una madre exige justicia por la muerte de su hijo en un accidente automovílistico en Ciudad de México

Por  Agencia Reforma

Reclama justicia para su hijo en CDMX(Foto temática: El Debate)

Reclama justicia para su hijo en CDMX | Foto temática: El Debate

CDMX.- Para María de Jesús Mancera, el dolor de perder a su hijo tras un accidente automovilístico se ha acrecentado al no encontrar justicia.

Irregularidades que van desde carencia de información, obstaculización en el desahogo de pruebas, exámenes de alcoholemia a destiempo y peritajes erróneos, han sido la constante en el proceso donde busca justicia para su hijo fallecido

No nos han dejado meter pruebas, porque cuando las íbamos a presentar nos dijeron que había expirado el tiempo del desahogo de pruebas.

"Hay inconsistencias porque en el informe médico que dieron los paramédicos menciona que el conductor se encontraba desorientado y con aliento alcohólico. La autoridad le hizo el examen de alcoholemia 35 horas y media después del accidente, así es lógico que saliera negativo en esa prueba", indicó María de Jesús Mancera.

Grupo REFORMA publicó que, la madrugada del 14 de octubre de 2017, el fallecido hijo de María de Jesús Mancera salió de una reunión de amigos y subió, junto con tres personas más al vehículo que posteriormente sería su tumba.

El conductor del Mini Cooper, placas 848-XMD, que manejaba presuntamente en estado de ebriedad, transitaba a alta velocidad sobre Eje Central, Colonia Buenos Aires, cuando al pasar el puente vehicular que cruza Viaducto, perdió el control del auto, se subió a la banqueta, donde se impactó con dos árboles y una tienda de parabrisas y accesorios para autos.

Foto: Reforma

Chofer y copiloto sobrevivieron al impacto, mientras que los dos jóvenes que viajaban en la parte trasera del vehículo perdieron la vida, uno en el lugar y otro más tarde en un hospital.

Pese a la magnitud del impacto, el peritaje oficial no documenta el exceso de velocidad y cuando la parte acusadora quiso solicitar el apoyo de videos de las cámaras de seguridad, le dijeron que en la zona no había.

"El peritaje dice que el automóvil iba a 70 kilómetros por hora, lo cual es falso, porque nosotros mandamos a hacer un peritaje y si hubiera ido a esa velocidad tenía varios metros para poder frenar.

"También nos dijeron que no había cámaras de seguridad en la zona, pero hicimos un recorrido y armamos un croquis en el que hay dos cámaras que pudieron grabar el accidente", aseguró María de Jesús.

El proceso continua su curso y la próxima audiencia será el lunes 3 de junio.