CDMX

Sufren alumnos de UNAM en primera semana de clases

Muchos alumnos de la UNAM sufren para atender a sus clases a distancia a pesar de llevar a penas unas semana

Por  Agencia Reforma y Iris Velázquez

Entre las desventajas de la nueva modalidad de clases, estudiantes de la UNAM señalan fallas en la conectividad.(Foto: Reforma)

Entre las desventajas de la nueva modalidad de clases, estudiantes de la UNAM señalan fallas en la conectividad. | Foto: Reforma

CDMX.- La primera semana de clases en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) representó dificultades para muchos alumnos para atender sus clases a distancia.

La UNAM cuenta con una matrícula de más de 360 mil alumnos, y parte de ellos carece de herramientas tecnológicas y otros, aunque las tienen, viven en entornos que complican su aprendizaje.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De acuerdo con datos de la institución, cerca del 20 por ciento podría desertar a causa de complicaciones durante la epidemia de Covid-19 o por carencias.

La UNAM ha anunciado que instalará siete centros con computadoras y datos para sus alumnos, pero esto ocurrirá hasta que el semáforo de riesgo epidemiológico esté en amarillo.

"Se me va a cada rato la luz"

El problema no se resuelve con tener internet y dispositivos, refiere Mayra Jessica Torres, alumna de la Preparatoria 4 Vidal Castañeda y Nájera.

Ella tiene ambos pero vive en una zona de la Alcaldía Magdalena Contreras en la que se va la luz de forma constante y la conectividad no es buena, además de que la computadora y teléfono no son de gama alta, por lo que no soportan todas las aplicaciones que necesitan para las clases en línea.

"Por donde yo vivo se va la luz con demasiada frecuencia, y (un día) pues se apagó mi computadora, me quedé sin internet y sí fue un poco desesperante, bastante desesperante, la verdad, porque no podía seguir trabajando y tarda alrededor de 10 minutos y en 10 minutos yo ya perdí bastante información de la clase", comentó.

La estudiante refirió que también ha tenido complicaciones en el pase de lista.

"La computadora se estaba trabando demasiado y pues la profesora no me escuchaba y yo tampoco no le escuchaba con claridad a ella, entonces afecta demasiado en la cuestión de que no entiendes ciertas cosas o ciertos temas o a lo mejor al momento de pasar asistencia tú no escuchaste y ya te pusieron una falta", explicó.

En su clase implementaron grupos o comunicación por WhatsApp, para informar que alguien tiene problemas con la conexión a los profesores.

Las plataformas usadas para las clases son Zoom y Google Meet y Classroom para subir sus tareas, lo que consideró complicado para alumnos y profesores.

"No todos tenemos la oportunidad de tener el internet de mejor calidad o de mayor velocidad, entonces eso nos puede dificultar trabajar un poco en las videollamadas y también no tenemos algunos los conocimientos, tanto profesores y alumnos, no tenemos la habilidad de trabajar por computadora o en el mismo teléfono, al igual que algunos no tenemos acceso a los mejores materiales digamos, una computadora que sea rápida, un teléfono tal vez con mucho almacenamiento para poder bajar todas las aplicaciones que tenemos que utilizar para estar trabajando a distancia".

"Me sigo atrasando"

Liliana Orozco, quien cursa el séptimo semestre de la licenciatura de Química en Ciudad Universitaria, desde el semestre anterior ha perdido muchas prácticas de laboratorio.

De cinco a seis horas de lunes a viernes dedica a estar frente al computador o teléfono, pero lamenta que su señal no sea tan buena y en ocasiones sus maestros se escuchen entrecortados o se pause la clase.

Por más que lo intente, señala, no tiene los instrumentos necesarios en su casa para hacer pruebas.

"Yo prefiero la manera presencial, porque como llevo laboratorio, para mí es preferible hacer los experimentos manualmente, que ver únicamente la teoría, porque los maestros están grabando los experimentos más importantes y nos los tratan de explicar por videollamada, pero no es lo mismo", opina.

Por una parte, reconoce, ya no debe madrugar y no se expone a la inseguridad del transporte público para su traslado desde Tlalnepantla, pero enfrenta desventajas como que algunos de sus profesores no manejan aún las herramientas tecnológicas y eso afecta el aprendizaje.

"Algunos de ellos tienen problemas técnicos a la hora de la clase y eso nos quita tiempo, además de que no hay casi participaciones porque muchos compañeros también presentan problemas con sus micrófonos o tardamos tiempo en contestar en el chat, y entonces no nos toman esa participación, lo cual muchos maestros toman en cuenta", advirtió.

"Yo le pediría a la Universidad que capacitara mejorar a los maestros para poder no perder tiempo en las clases con problemas técnicos que ellos tengan y que puedan dar mejor las clases de una manera más entendible. Me atraso mucho, ya que no he podido meter algunas materias que llevan algún laboratorio, que realmente sea necesario tomarlo de manera presencial, por lo que me sigo atrasando en algunas materias".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo