CDMX

Va a Parlamento Abierto reforma sobre apoyos

La propuesta fue aceptada por mayoría y las comisiones se declararon en sesión permanente para efectuar el Parlamento Abierto la próxima semana

Por  Agencia Reforma

Aspectos de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Salud en la Cámara de Diputados.

Aspectos de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Salud en la Cámara de Diputados.

Ciudad de México.- Morena atrasó la discusión del dictamen que pretende reconocer en la Constitución la obligación del Estado a otorgar pensiones a adultos mayores, indígenas y personas con discapacidad, así como becas a estudiantes, tras la presión de la Oposición para llevar a Parlamento Abierto la propuesta presidencial.

La mayoría de Morena en las comisiones de Puntos Constitucionales y de Salud de la Cámara de Diputados pretendía votar este martes el dictamen, pero legisladores del PAN, PRI y MC denunciaron que no hubo consulta con expertos, interesados ni a organizaciones sobre el impacto de la reforma y la implicación en las políticas sociales de México.

Frente a la presión, la fracción de Morena cedió en que la próxima semana se realice el Parlamento Abierto y fijó el 10 de marzo como el día en que se deberá discutir la reforma en el Pleno.

La reforma al artículo 4 de la Constitución establece que deberá haber un Sistema Nacional de Salud para el Bienestar, con el fin de garantizar la atención progresiva, cuantitativa y cualitativa de los servicios de salud, en especial a la población mexicana que no cuenta con seguridad social.

"El Estado garantizará la entrega de un apoyo económico a las mexicanas y mexicanos que tengan discapacidad permanente en los términos que fije la ley. Para recibir esta prestación tendrán prioridad las y los menores de dieciocho años, las y los indígenas hasta la edad de sesenta y cuatro años, y las personas que se encuentren en condición de pobreza.

"Las personas mayores de 68 tienen derecho a recibir por parte del Estado una pensión no contributiva en los términos que fije la ley. En el caso de las y los indígenas esta prestación se otorgará a partir de los 65 años de edad", agrega la reforma.

También señala que el Estado establecerá un sistema de becas para las y los estudiantes de todos los niveles pertenecientes a familias que se encuentren en condición de pobreza, para garantizar, con equidad, el derecho a la educación.

En artículos transitorios se propone precisar que los recursos presupuestarios en los programas sociales no podrán disminuirse en términos reales, respecto de lo asignado en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

Durante la sesión, Aleida Alavez, presidenta de la Comisión Puntos Constitucionales, presentó el dictamen con el argumento de que sí se cubrieron formalidades del Parlamento Abierto.

De inmediato, la Oposición refutó que nunca hubo una convocatoria al público para analizarla, de la misma manera en que se ha hecho en otras reformas importantes en la Cámara durante la 64 Legislatura.

El panista Marcos Aguilar señaló que no se escuchó la petición del PAN de conocer la opinión de representantes de los sectores público, privado, social y académico.

Pidió congruencia de los legisladores de Morena en reconocer que no se cumplió con el Parlamento Abierto.

"No hay que desoír a la sociedad que quiere ser escuchada", advirtió.

La priista María Alemán también solicitó Parlamento Abierto porque habrá un impacto sobre las comunidades indígenas.

"Es necesario consultarlas y escuchar sus posiciones", dijo.

Cuestionó qué parámetro se tomará en cuenta para decidir si alguien es indígena: si será el hablar alguna lengua indígena, si pertenecer a una comunidad o si bastará con que se asuma como integrante de una comunidad.

De MC, la diputada Andrea Medina consideró que se debía escuchar a la Secretaría de Hacienda, al Coneval, a constitucionalistas, a fin de no confundir lo que son las urgencias sociales del País.

Martha Tagle, de MC, manifestó que no está claro si la reforma ayudará a los beneficiarios de apoyos económicos a tener mejores condiciones de vida.

"Son medidas que buscan ser garantías de derechos, que no estamos seguros si son las mejores garantías para ejercer derechos", expuso.

El diputado de Morena Javier Hidalgo respondió que se quería eludir el fondo del debate y pidió a los legisladores que manifestaran si estaban o no de acuerdo con garantizar derechos en la Constitución, como pensiones y becas.

"No vengan con pretextos para llamar a Parlamento Abierto", reprochó.

A la sesión de las comisiones unidas llegó el coordinador de Morena, Mario Delgado, y dio la "línea" para aceptar el Parlamento Abierto.

Tras dialogar con Delgado, Alavez dijo que para no poner en duda la reforma, se aceptaba convocar al Parlamento Abierto el 2 y 3 de marzo, para dictaminar el 4, presentar el proyecto de primera lectura el día 5 y discutirlo en el Pleno el martes 10 de marzo.

La propuesta fue aceptada por mayoría y las comisiones se declararon en sesión permanente para efectuar el Parlamento Abierto la próxima semana.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo