Selecciona tu región
CDMX

Y a su llegada dieron a Iturbide las llaves de la Ciudad de México, consumando la Independencia

Y a su llegada dieron a Iturbide las llaves de la Ciudad de México, consumando la Independencia

1/3 Y a su llegada dieron a Iturbide las llaves de la Ciudad de México, consumando la IndependenciaCuartoscuro

2/3 Z�calo La Grandeza de MexicoCuartoscuro

3/3 Z�calo La Grandeza de MexicoCuartoscuro

Con más de mil soldados, recrearon siete episodios clave de la formación de México, desde la época prehispánica hasta el fin de la Guerra de Independencia

Por Francisco Contreras

-

Luego de la presentación de los narradores, entre luces y pantallas gigantes decenas de mexicas pelearon sobre la plancha del Zócalo con teotihuacanos, olmecas y toltecas para erigir su imperio, entre réplicas de pirámides y sonidos prehispánicos.

Hasta que llegaron los españoles, liderados por Hernán Cortés, que con sus cañones enfrentaron a los indígenas en pleno Centro Histórico, en lo que fue el inicio de la representación de siete pasajes históricos como parte de los 200 años de la Consumación de la Independencia de México.

Los españoles superaron a los mexicas, cayendo Tenochtitlan

Tras ellos, y con un resumen de los 300 años que pasaron entre la caída de Tenochtitlan el preámbulo de la proclamación de independencia, llegó Miguel Hidalgo a dar el Grito de Dolores, en medio de campesinos, a quienes llamó a iniciar la búsqueda de la Independencia de España.

Con llamas proyectándose en las pantallas que daban a la calle Madero, llegó el turno de José María Morelos y Pavón, que entregó su texto Sentimientos de la Nación, donde se estipula que el país se conformará como república, para dar paso al Congreso de Anáhuac.

Miguel Hidalgo tras dar el Grito de Dolores

Tras él, llegó Vicente Guerrero, con su Plan de Iguala rechazando en pleno Zócalo el indulto ofrecido por su propio padre, en nombre del Virrey, a quien rechazó anteponiendo a la patria.

La representación de los siete episodios durante la conmemoración del Bicentenario de la Consumación de la Independencia de México contó con la participación de mil 400 soldados del Ejército mexicano, quienes con vestuario de las distintas épocas fueron representando desde la época prehispánica hasta la firma del acta de Independencia, el 28 de septiembre de 1821.

Posteriormente, el espectáculo pasó a los tratados de Córdoba, tras el encuentro de Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, donde el del ejército realista se sumó al ideal de buscar la independencia de España, en tanto que Guerrero lo reconoció como el primer líder de los Ejércitos Nacionales.

De ahí, llegó el nacimiento de la bandera Trigarante, que reflejaba los ideales de la nueva nación, y cuyas garantías buscaban la diferenciación entre México y los europeos, a la vez de integrar a los españoles que vivían ya en la Nueva España.

Y el Ejército Trigarante entró a la Ciudad de México

Y así, con las tres garantías en “el aire”, los bandos que integraban el Ejército Trigarante realizaron la entrada triunfal del 27 de septiembre de 1821, cuando Iturbide recibió las llaves de la ciudad, protagonizando la fecha en que más hombres armados caminaron, hasta ese momento, por la Ciudad de México.

Todo, para después protagonizar la firma del acta de Independencia, después de vencer al Ejército Realista, que tenía como bastión a la ahora capital del país, con lo que se diluía el gobierno español sobre México.

Y después llegó la música

Tras la firma del acta de independencia, y el “¡Viva México!” gritado por los miles de soldados en el Zócalo, la Orquesta Sinfónica de la Sedena interpretó la “Canción Marcial”, que en 1824 compuso el mexicano José Antonio Gómez, en conmemoración de la consumación de la Independencia.

Leer más: Será la Ciudad de México sede del Tianguis Turístico México 2023

Mientras que la estampa fue seguida por el coro infantil de la Secretaría de Cultura, la orquesta y el coro de la Sedena, cuyos marichis se unieron a los de la Secretaría de Marina para interpretar con el hidalguense Jaime Flores el tema “Desde la raíz”, mientras al fondo explotaban los fuegos artificiales con los miles de intérpretes, aún con su vestuario, cantando en el Zócalo, para cerrar con varias estampas musicales.

Síguenos en

Últimas noticias