Ojo indiscreto

“Prueba de fuego” en seguridad

Las balaceras y la destrucción de cámaras de videovigilancia que perpetraron grupos armados la madrugada de ayer en Culiacán se podría interpretar como una demostración de fuerza de la delincuencia organizada que pone a prueba al gobierno saliente de Quirino Ordaz, y pretende amedrentar para negociar con el gobierno del gobernador electo Rubén Rocha, que entrará en funciones en poco más de un mes.

Por Tomás Chávez

Más Videos

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo