Consejos

Consejos para no dormirse en el trabajo y permanecer activo

¿Te sientes muy agotado y cada vez cuesta más mantener los ojos abiertos en tu trabajo? Los siguientes consejos te ayudarán solucionarlo. 

Por Eva Márquez

-

Así como tenemos buenos días en el trabajo, podemos tener días malos. Puede ser que a partir de malas noches o largas jornadas laborales terminemos por sentirnos muy agotados, al punto de sentir que nos quedamos dormidos en nuestro escritorio. ¿Te ha pasado? 

No eres el único que ocasionalmente disminuye su desempeño laboral, las razones pueden ser varias, desde problemas de sueño, hasta momentos difíciles en nuestra vida personal. No obstante, es importante mantenernos activos y funcionales en nuestro trabajo, por lo cual hemos reunido para nuestros lectores consejos prácticos que te ayudarán a estar despierto y activo

Consejos para no dormirse en el trabajo

  • Cuidar nuestros hábitos de sueño

El primer consejo para no dormir durante nuestra jornada laboral es dormir bien. Aunque parece lógico, queremos hacer énfasis en la importancia de los hábitos de sueño, que son acciones que nos pueden ayudar a descansar sin tener problemas de insomnio. Hábitos de sueño recomendados son: cuidar la iluminación en casa, evitar usar dispositivos electrónicos al menos media hora antes de dormir, tener una dieta ligera en la cena, establecer un horario específico de sueño. 

  • Mantenerse bien hidratado

No son recomendables las bebidas energéticas porque, lejos de lo que pudiera creerse, si bien nos dan unas horas de energía, cuando se termina su efecto es como si tomáramos un somnífero. Es mejor hidratarse bien, con agua natural o sueros orales, estar bien hidratado ayuda al sistema circulatorio y flujo sanguíneo que, a su vez, nos mantiene alertas de manera saludable. 

  • Agua fría

Si eres de los que tarda mucho en estar alerta después de despertar, te recomendamos darte baños matutinos con agua fría. Aunque puede ser difícil si no se está acostumbrado, verás que tiene un excelente efecto, pues te hace sentir más enérgico. Por otro lado, si te niegas a bañarte con agua fría, prueba al menos lavar sólo tu rostro. 

  • Descansos activos

Los descansos o pausas activas se refieren a tomar periodos de descanso después de periodos de trabajo, pero volverlos activos, es decir, hacer ejercicio ligero. Te recomendamos levantarte de tu escritorio y hacer movimientos de estiramiento. Este tipo de pausas nos ayudan a despejar el cerebro y tener mayor productividad. 

Te recomendamos leer

Entre otros consejos, podemos recomendarte cuidar el espacio donde trabajas. Procura que sea un sitio bien ventilado e iluminado, así como también cuidar tu alimentación diaria. Si llevamos una dieta saludable, nos sentiremos con más energía a si consumimos productos ricos en grasas o que nos provoquen un metabolismo lento.

Síguenos en
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones