Consejos

¿Cuánto tiempo se tarda en abrir un testamento en México?

Debido a que el proceso de abrir un testamento no es precisamente algo rápido, lo que los abogados recomiendan es hacerlo de una forma correcta

Por  Cristina Herrera

¿Cuánto tarda la apertura de un testamento?(Pixabay)

¿Cuánto tarda la apertura de un testamento? | Pixabay

Siguiendo con el tema de los testamentos, otro de los grandes cuestionamientos a los que muchos intriga es saber el tiempo que puede tardar abrir un testamento. En esta nota nos encargaremos de decirte cuánto tiempo lleva abrir un testamento, es decir, cuánto tiempo se tarda en poder cobrar una herencia.

En primer lugar, ante todo, el testador debe haber muerto. En ningún otro caso el documento testamentario podrá ser abierto por las personas que heredarán bienes o propiedades. Una vez que el individuo haya fallecido, los individuos interesados deberán seguir dos caminos más o menos diferentes, dependiendo de la figura a la que se presenten: el notario público o un juez. Cabe mencionar que el tiempo que se tarda en abrir un testamento va desde los 2 meses hasta más. Que sea más o menos tiempo dependerá de los inconvenientes que puedan surgir con los bienes, los herederos o algún otro tipo de impedimento.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Leer más: (¿Cómo saber si un testamento se ha cambiado?)

Una de las dudas más grandes de los herederos de un muerto es saber cuánto tarda el proceso para cobrar la herencia
Una de las dudas más grandes de los herederos de un muerto es saber cuánto tarda el proceso para cobrar la herencia/ Fuente: Pixabay

Debido a que el proceso de abrir un testamento no es precisamente algo rápido, lo que los abogados recomiendan es hacerlo de forma correcta y, en definitiva, que los herederos se encuentren en buenos términos. A continuación te daremos los pasos que se tienen que seguir para abrir un testamento.

Independientemente de por que vía se decida llevar a cabo la apertura del testamento, lo primero con lo que deberán contar será el certificado de defunción del fallecido, el cual podrán obtener en el Registro Civil. El registro literal de fallecimiento es de suma importancia, ya que únicamente se podrá abrir el testamento si se presenta un documento que acredite de forma legal la muerte del testador.

Después de tener el registro literal de fallecimiento o el  la acta de defunción, los interesados tendrán que acudir al Registro General de Actos de Última Voluntad en el que solicitarán el certificado de dicho registro. En este lugar se podrá saber si la persona dejó o no testamento. En dado caso de que sí exista documento testamentario del finado, las personas deberán pedir que se les expida un certificado que valide que este existe.

Una vez que se cuente con el certificado de existencia de testamento, los interesados deberán acudir ante el notario que ayudó al autor a hacer el documento y quien lo tiene en sus archivos. Cabe mencionar que si la persona es heredera podrá acudir al notario y solicitarle la apertura sin tener que ir al Registro General de Actos de Última voluntad. Esta acción se puede hacer por vía electrónica o en persona, depende de lo que decidan las personas involucradas.

Posteriormente, el notario deberá revisar si el testamento es el único o el último que se hizo por parte del finado. Una vez analizado, el notario tendrá que dar a conocer a los interesados cómo se distribuirá la herencia, a quiénes se les legó o quiénes son los que tienen derecho a ella.

Ya que está abierto oficialmente el testamento, los herederos deberán firmar un acuerdo particional en el que acepten los términos decretados en el documento testamentario y la forma en la que los bienes serán distribuidos. Una vez firmado, los herederos podrán recibir la herencia.

Ahora bien, en caso de que se haga por la vía jurídica, es decir, se acuda a un juez, los individuos tendrán que presentar un escrito ante la Oficialía de Partes del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad en el que se valida el fallecimiento a través del acta de defunción. A la par, el interesado deberá acreditar el interés jurídico de cobrar el testamento. Lo anterior se hace de distinta forma dependiendo del parentesco del heredero con el testamentario. Por ejemplo, si se trata de los hijos, se tendrá que presentar su acta de nacimiento.

Enseguida, se requerirá que los herederos presenten una lista de los bienes y los adeudos del testamentario. El paso siguiente, es presentar todo lo referente a la administración del patrimonio de la sucesión y las cuentas. Posteriormente, el juez quien deberá determinar si procede o no adjudicarlos como herederos en relación al acuerdo al que hayan llegado en caso de que el fallecido haya dejado herederos universales a varias personas. En caso de que el finado haya heredado bienes en concreto a cada persona, el juez se limitará a adjudicarlos a dichos individuos. Para finalizar, se realiza la escrituración en la que un notario público adjudica legalmente los inmuebles a los herederos.

Leer más: (¿Cómo saber si una persona dejó testamento en México?)

Cabe destacar que en caso de acudir a un juez, los interesados deberán contratar los servicios de un abogado que sea especialista en sucesiones hereditarias. La vía jurídica siempre será la más larga, costosa y tediosa. Por su parte, en el caso de acudir al notario, el trámite no deberá solicitarse por menores de edad o personas con algún tipo de discapacidad mental. Además, los herederos deben de estar en armonía, sin ningún tipo de conflicto entre medio.

Sea que se decida acudir al notario público o al juez, en ambos casos los herederos tendrán que realizar el pago de impuestos que corresponde, así como la inscripción al Registro Público de la Propiedad.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo