Selecciona tu región
Consejos

En México no existen los machismos socialmente pequeños

Para Claudia de la Garza y Eréndira Derbez, el camino a la igualdad implica visualizar, prevenir y erradicar todas las formas de violencia hacia la mujer.

Por María Sánchez

-

México.- La vida de las mujeres de México y todo el mundo está plagada de las demostraciones de poder y violencia hacia las mujeres que, según el Centro de Igualdad de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México, muchas veces son realizadas mediante estrategias, gestos y actos de la vida cotidiana que pueden llegar a ser sutiles y hasta imperceptibles, pero que se perpetúan en la cotidianidad tanto de forma consiente como inconsciente.

A estas demostraciones de violencia sutil se les denomina micromachismos. Al respecto, las autoras del libro No son micro. Machismos cotidianos, Claudia de la Garza y Eréndira Derbez, destacaron en la presentación de su obra en los espacios virtuales del Museo de la Mujer que los micromachismos no deben minimizarse y que es importante reconocerlos para evitarlos y prevenirlos.

No hay forma mínima de violencia

Claudia de la Garza es académica, doctora en estudios de género y escritora. Abrió la charla compartiendo que la sociedad prima lo masculino sobre lo femenino, esclareciendo que esto se ha dado por siglos, siendo perpetuado por la organización social.

Leer más: Israel Vallarta no ha aceptado alternativas de la Segob para salir antes de la cárcel

“Todas y todos estamos educados con este reconocimiento a cuál es la voz de la autoridad. Sobre qué implica lo masculino, con esta agresividad o autoridad o fuerza; y qué implica lo femenino: que implica estas ideas, que es lo delicado, los cuidados”, dijo De la Garza.

Todas esas formas de violencia implícitas en las normas sociales y en las costumbres cotidianas, que no son los momentos extremos de violencia, como puede ser la violencia física, constituyen los micromachismos. Para Claudia, es mejor quitarle el prefijo “micro-” que antecede a “machismo”, porque esto minimiza las diversas formas de violencia, mismas que van escalando a otras más detectables.

Visibilizar el machismo con ejemplos

La autora Eréndira Derbez, historiadora del arte, escritora y viñetista, que ha publicado diversos trabajos relacionados al género, plasmó la violencia hacia la mujer de manera amena y divertida en el libro No son micro. Machismos cotidianos.

Por ejemplo, ilustró el problema del “manspreading” (término en inglés referido al hecho de que los hombres se sientan abriendo al máximo sus piernas, ocupando varios lugares en el transporte público y evitando, así, que otras personas o mujeres se sienten o vayan cómodas), con el machismo implícito en el mensaje que suelen recibir las mujeres cuando se habla de aborto. “¡En lugar de abortar, mejor cierren las piernas!”, se lee decir al hombre en el dibujo, mientras dos mujeres a su lado casi salen del asiento.

Las viñetas resaltan la creatividad, el sentido del humor y la sensibilidad de Derbez, al ilustrar también situaciones dolorosas, como el juicio social hecho a las mujeres violadas o las que acusan a sus acosadores sexuales, a quienes se les culpabiliza, e inyecta ironía y humor a ciertas justificaciones que los hombres tienen hacia sus costumbres y acciones machistas, por lo que es una buena opción de lectura y autoanálisis masculino.

Leer más: UIF y Semarnat firman convenio para prevenir delitos ambientales 

Para las autoras, es importante hacer visibles estas violencias, “decidimos hacer este posicionamiento: no son micro (machismos). Decidimos hacer énfasis en la importancia que tienen estas acciones cotidianas, estas conductas cotidianas y cómo escalan hasta niveles de violencia extremos”, mencionó De la Garza.

Para entender...

Micromachismo

Este término fue creado por el psicoterapeuta y experto en los problemas de la condición masculina Luis Bonino, para designar las maniobras y estrategias de ejercicio del poder de dominio masculino en lo cotidiano, que suelen ser sutiles e imperceptibles, hábiles artes, trucos, tretas y manipulaciones con los que los varones intentan imponer a las mujeres sus propias razones, deseos e intereses en la vida cotidiana. Por lo tanto, atentan en diversos grados contra la autonomía femenina al ser usados de forma reiterada  por los varones (www.luisbonino.com).

¿Cree que los micromachismos son algo cotidiano y normalizado en México?

Si 0%
No 0%
Caen en Tlalnepantla dos sospechosos por golpiza y muerte de perro en una casa
Síguenos en

Últimas noticias