Selecciona tu región
Consejos

¿Qué es el impeachment? A esto será sometido Donald Trump

Donald Trump será el primer presidente en la historia de los Estados Unidos al que se le lleve a cabo un segundo "impeachment". Ante ello, cabe preguntarse "¿Qué es un impeachment?" Aquí nos encargamos de decírtelo

Por Cristina Herrera

-

Uno de los conceptos más usados en los medios de comunicación en los últimos días es, sin duda alguna, el de "impeachment" (proceso de destitución en español), ante el cual en unos días se estará sometiendo al aún presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. En esta nota te decimos qué es un impeachment y en qué consiste para que, cuando llegue el momento, puedas entender de una mejor manera lo que pasará.

En primer lugar, hay que dejar en claro que el proceso de un juicio político es distinto en los diferentes países en los que este se aplica, ya que las sanciones, así como los órganos y procesos involucrados en las destituciones, estarán determinados por las Constituciones de cada nación. No obstante, hay elementos que sí  se comparten.

Leer más: (Dos opciones: EEUU discute aplicar a Donald Trump la enmienda 25 o un juicio político)

Donald Trump será el primer presidente en la historia de los Estados Unidos en ser sometido a un segundo impeachment/ Fuente: EFE

 En líneas generales, el "impeachment" consiste en el derecho que las naciones tienen para que altos mandos del gobierno (presidentes, jefes de Estado, magistrados, ministros y demás cargos similares) puedan ser juzgados bajo el principio de responsabilidad política que su puesto le confiere, es decir, con este se podrá enjuiciar a los servidores públicos que, haciendo uso de sus poderes, hayan incurrido en actos delincuenciales de diversos tipos, los cuales serán llevados ante el Congreso o Parlamento.

En dado caso que se determine que el acusado es responsable de las acciones que se le imputan, esto tendrá como consecuencia que sea destituido del cargo que ostenta e, incluso, se le puede inhabilitar para que ejerza puestos similares por lo que resta de su existencia. En casos menos graves, el impeachment puede derivar en que el funcionario sea juzgado en tribunales ordinarios o, en los casos más leves, solamente efectos políticos negativos.

Ahora, en el caso concreto del impeachment en los Estados Unidos, este usualmente hace referencia a la acusación que se interpone contra un actor público y que, por lo general, suele ser el comienzo del proceso de enjuiciamiento político, mismo que se llevará a cabo en la Cámara Baja (lo que se conoce como Cámara de Representantes en la nación norteamericana y en México como Cámara de Diputados), para posteriormente ser sometido a juicio en la Cámara Alta (Cámara de Senadores), este organismo deberá encargarse de, mediante una votación de sus integrantes, decidir si se remueve o se inhabilita al individuo acusado.

En este sentido, el artículo 1 de la Constitución de los Estados Unidos decreta que los altos funcionarios de Gobierno Federal (presidente, vicepresidente, así como todos los funcionarios públicos) pueden ser encausados si así lo mandata la Cámara de Representantes, mientras que la facultad de juzgarlos única y exclusivamente le pertenece al Senado.

Por su parte, en el artículo 2 del texto anteriormente referido se menciona cuáles son los delitos por los actores políticos pueden ser llevados a juicio, entre ellos, traición, recibir o dar sobornos, así como diversas faltas categorizadas como graves (los cuáles no se mencionan).

Cabe señalar que el impeachment se divide en tres fases:

En primer lugar, el Congreso, mismo que alberga a las dos Cámaras, empieza una investigación, la cual casi siempre es llevada a cabo por el comité judicial de la Cámara de Representantes, aunque no es una regla que esto sea de ese modo. En segundo lugar, se tendrán que concretar los votos a favor del juicio por una mayoría simple, en donde se deberá validar los artículos del juicio político, los cuales son consideradas como las acusaciones legales. Luego de que se haya aprobado, el funcionario es, formalmente, un acusado. En tercer lugar, el Senado se encargará de juzgar al acusado, en donde se determinará si este es sentenciado o no, para lo cual se requiere la presencia de al menos la mayoría de dos tercios de los legisladores.

Cabe señalar que en el caso de que se determine la destitución del presidente de los Estados Unidos, será el presidente de la Corte Suprema el que dirija todo el desarrollo del juicio. En cualquier otro caso, a pesar de que la Constitución no establece quién presidirá el procedimiento, sí sugiere que se lleve a cabo por el vicepresidente de la nación norteamericana, puesto que este es el presidente ex oficio (por virtud del oficio o cargo) de la Cámara Alta. 

En el caso especifíco de Donald Trump, hay un impedimento; debido a que no se podrá llevar a juicio a Trump antes de que acabe su mandato el próximo 20 de enero, de acuerdo a lo dicho por el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, el juicio político a este se ve nebuloso. De hecho, en la Constitución estadounidense no se especifica sobre lo qué se debe hacer en caso de que el juzgado sea un mandatario que ya se encuentra en funciones. El único antecedente que existe es el de William Belknap, quien se desempeñó como secretario de Guerra de 1869 a 1876, mismo que tras llevarlo a juicio fue absuelto. Así que aún no hay nada claro respecto a tiempos, disposiciones y sanciones del segundo impeachmente de Donald Trump.

Leer más: (Cámara Baja despide mandato de Donald Trump con nuevo Juicio político)

Sea lo que se decida en la Cámara Alta de los Estados Unidos, lo cierto es que, hasta el momento, Donald Trump será el primer presidente en la historia estadounidense en pasar por un segundo juicio político durante un mismo período de gobierno y, en dado caso que los demócratas consigan la tercera parte de los votos, lo cual se antoja difícil puesto que el Senado está dividido en 50/50, debido a que el estatuto confiere que si se condena al mandatario este será "descalificado de cualquier función oficial", las aspiraciones de Trump para conseguir la presidencia en 2024 se verán truncadas de tajo y es justamente esta posibilidad la que, según expertos en política, puede ser el incentivo que los republicanos tengan para votar a favor de sentenciarlo. 

¿Donald Trump debe ser juzgado por lo ocurrido la semana pasada en el Capitolio de Washington?

0%
No 0%
Síguenos en
Más sobre este tema