Consejos

¿Tengo que responder mensajes de trabajo fuera de mi horario laboral?

Hay ocasiones en las que las empresas y los jefes creen que estamos disponibles para ellos todos los días a todas horas, ¿es una práctica legal?

Por Eva Márquez

-

¿Cuántas veces te ha llegado un mensaje de trabajo cuando tu jornada laboral ya ha terminado? Puede ser sobre aspectos sin importancia, que tal vez no nos cueste mucho tiempo responder en ese momento o después, pero es bastante frecuente que en ocasiones sean de tipo “urgente” y nos exijan resolver un problema, incluso si no estamos en horario laboral o con alguna facilidad para atender esto. 

Situaciones como estas son muy comunes para los trabajadores en distintas partes del mundo, México incluido. Además, se cree que con la pandemia y el home office de carácter obligatorio durante los primeros meses, dicha situación incrementó. Debido a que se pedía a la población no salir de casa, empresas y jefes concluían que sus trabajadores podían atender cuestiones laborales en cualquier momento del día. A esto se le llamo la “no desconexión laboral”. 

Aunque en un primer momento esto pudiera parecer accidental u ocasional, la realidad es que la imposibilidad de descansar o despejar la mente del trabajo debido a las interrupciones laborales fuera de la jornada pactada terminó por pasar factura a los trabajadores que soportaban esta situación. 

Fue demostrado ya que este tipo de prácticas son desgastantes para los trabajadores, y aunque se hacía un llamado a las empresas a evitarlo, terminó por añadirse a la Ley Federal del Trabajo (LFT) una cláusula que protegía el derecho a la desconexión laboral o, en otros términos, el derecho de los trabajadores a no responder mensajes laborales fuera de su jornada. 

Es el artículo 68 bis de la LFT el que establece que ningún empleado está obligado a responder ninguna comunicación de trabajo, ya sea de tipo telefónico, correo electrónico o incluso mensaje instantáneo. Si las empresas obligaran o condicionaran a sus trabajadores a hacerlo, pueden ser acreedores a una sanción. Los empleados están en su derecho de denunciar este tipo de prácticas

Por tanto, si recibes un mensaje de trabajo que no quieras responder, no estás en la obligación de hacerlo. Puedes ignorarlo. 

Un consejo que se da para este tipo de casos, es el bloquear o silenciar los grupos de trabajo, para así no prestar atención a las cuestiones laborales cuando hemos terminado ya nuestra jornada. 

Te recomendamos leer

Es importante tener presente que el estar disponible 24/7 en nuestro empleo no significa necesariamente ser productivos, sino que puede tener reacciones negativas a nuestra salud. Debemos aprender a descansar, ya que es necesario para mantenernos funcionales y satisfechos. 

Síguenos en