Culiacán

48 años de calidad periodística de EL DEBATE de Culiacán

EL DEBATE de Culiacán celebra su 48 aniversario compartiendo información con el público
 

Por  Richard Osuna

control de calidad dela impresión. Foto: Luis Gerardo Magaña

control de calidad dela impresión. Foto: Luis Gerardo Magaña

Durante 48 años, el periódico EL DEBATE de Culiacán ha construido un importante camino para convertirse en uno de los medios de comunicación líderes de la zona norte de México, proyectando una amplia visión periodística a nivel nacional, llevando siempre información pertinente y necesaria a miles de hogares.
 

Camino al éxito

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La trayectoria de EL DEBATE para alcanzar el prestigio que hoy en día posee no ha sido tarea fácil. El inicio de esta casa editorial data del 21 de marzo de 1941 cuando Manuel Moreno Rivas lo funda y abre su primera vertical en Los Mochis. El primer tiraje contó con 500 ejemplares y el éxito no tardó en llegar, pues el interés de lectores fue creciendo, y su nombre se volvió sinónimo de información.

Con una demanda de ventas en ascenso en la capital sinaloense, el 24 de octubre de 1972 es fundado EL DEBATE de Culiacán y cuya llegada cambia el panorama periodístico no solo para la ciudad, sino también para el estado y posteriormente para el país.

Desde entonces, el público de Culiacán cuenta con una nueva opción en cuanto a medios impresos se refiere, donde sus periodistas, columnistas y reporteros informan cada acontecimiento o suceso de la vida pública, laboral y social del estado, el país y el extranjero, de forma precisa.

Cristóbal Ramírez Cepeda, un lector fiel. Foto: Cortesía

A través de sus diferentes secciones o vertientes, como en el campo de la política y los conflictos sociales en las notas locales, pasando por el terreno activo y dinámico de los deportes, o celebrando conjuntamente con el público en sociales; el acercamiento íntimo y detallado del mundo del arte y la farándula, en cultura y espectáculos, y hasta el aumento en los hechos lamentables en el área policiaca o el panorama general en México y el mundo, EL DEBATE de Culiacán aborda cada línea de forma responsable y en contacto continuo con la audiencia.

 Un nuevo mundo

A 48 años de su lanzamiento, EL DEBATE de Culiacán se ha convertido en un aliado informativo para el público. Pero también, con casi cinco décadas de vida, ha sabido mantener la frecuencia con los cada vez más acelerados cambios sociales, como el uso de las herramientas digitales y vinculando un fuerte trabajo que va desde su periódico impreso hasta las plataformas que sirven como complemento.

En las diferentes oficinas, EL DEBATE de Culiacán mantiene un marcado contacto entre las distintas áreas, como Redacción, Publicidad y Prensa, y en cada una de estas sus trabajadores, reporteros, fotógrafos y editores, mantienen la calidad que cada día aporta esta casa editorial.

Arnulfo Sandoval, voceador. Foto: Luis Gerardo Magaña


Desde esta vertical en la capital sinaloense han nacido importantes notas y reportajes citados incluso por otros medios y aplaudidos por sus involucrados. Y, precisamente, en una época como la que vivimos hoy en día con la pandemia por el COVID-19, los vínculos se han hecho más estrechos no solo llegando al público local, sino también al nacional.

Aun con la nueva normalidad donde cohabitan el llevar información desde las calles, las oficinas o estar conectados a un dispositivo en casa, EL DEBATE de Culiacán sigue trabajando desde muchos espacios para sembrar sus semillas periodísticas y ver florecer esa labor genuina que sigue imperando en sus páginas.


 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo