Culiacán

A Juan de Dios, indígena que murió en Culiacán, le fallaron las autoridades: Defensor de los Derechos Humanos

Lamberto López, defensor de los derechos del Consejo Ciudadano Navolatense de los Derechos Humanos dijo que al joven indígena que falleció y que no podía comunicar lo que sentía le fallaron las autoridades y la sociedad en general

Por  Angelina Corral

Juan de Dios, indígena que falleció en Culiacán(Cortesía)

Juan de Dios, indígena que falleció en Culiacán | Cortesía

Culiacán.- A Juan de Dios, el joven indígena que falleció tras estar internado en el Hospital General de Culiacán, le fallaron las autoridades y la sociedad en general, porque al saber que no hablaba español y no podía comunicar lo que sentía y decir de dónde era no se buscó a una persona que hablara su lengua, dijo el defensor de derechos del Consejo Ciudadano Navolatense de los Derechos Humanos Lamberto López.

En este tipo de casos hace falta mucho la solidaridad de la población porque hay muchas asociaciones indígenas, pero también deja en evidencia la importancia de tener intérpretes que ayuden a las autoridades en este tipo de casos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

También se requiere de un fondo federal y estatal para atender este tipo de problemáticas. De acuerdo al defensor social, Juan de Dios tiene derechos de que su cuerpo tenga un funeral digno y de acuerdo con sus tradiciones, por lo que la Fiscalía si no aparece la familia pronto debe conservar su cuerpo y hacerle los estudios de ADN correspondientes.

Indicó que los casos de este tipo son recurrentes y en Navolato algunos jornaleros que han muerto, han sido sepultados por otras personas o las mismas autoridades sin las pruebas de ADN correspondientes lo que violenta sus derechos Humanos. 

Juan de Dios lllegó al Hospital General de Culiacán el pasado 7 de septiembre por complicaciones  para respirar, lo que le quitó la vida el pasado 12 de septiembre. .

Fue un médico de la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, quien al encontrarlo en la calle y ver el estado de salud en que se encontraba, decidió trasladarlo a dicho hospital la ciudad de Culiacán. Su diagnóstico era delicado presentaba un cuadro de neumonía grave y desnutrición.

Los médicos y enfermeros iniciaron su tratamiento pero a la vez buscaban a su familia, en campos agrícolas, lo único que se sabía es que era jornalero.

Se buscó en Villa Juárez, Costa Rica, Eldorado y Elota pero no se logró dar con el paradero de sus familiares.

El joven nunca entendió qué le estaban realizando, no sabía la gravedad de su estado de salud porque no entendía el español.

Hasta el momento las autoridades no han informado si ya fue identificado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo