Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

A revisión la política de atención a las mujeres

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Las agresiones y hechos de violencia en los que se han visto involucradas las mujeres como víctimas, sólo vienen a evidenciar la falta de una política de género y la equivocación de los programas existentes, denunció la presidenta de la Comisión de Equidad y Género del Congreso del Estado, Yudit del Rincón.

En las políticas públicas, dijo la legisladora, "los temas que están ahí contenidos no son precisamente programas de género, sino que se están incluyendo programas de salud reproductiva, de mujeres que paren en los hospitales, pensiones de las viudas, esos no son programas de género".

Para hablar de acciones y programas de género, aseguró la legisladora, "tendríamos que hablar de programas preventivos dentro de los órganos de seguridad pública para evitar, para concientizar, para que los mismos policías no sean los victimarios de las mujeres porque no saben tratar los temas de crisis de violencia, porque no saben cómo van a generar en los policías, de que sepan atender a una mujer que está en riesgo donde las agencias especializadas en violencia de género realmente le pongan interés, no que una mujer va y pone una denuncia y la ignoran y, desafortunadamente, terminan asesinadas y ya hemos tenido antecedentes en años anteriores de muchas, incluso recuerden aquella muchacha que fue y denunció y recibió 30 puñaladas, por ejemplo".

La diputada reconoció que parte del trabajo de la comisión legislativa que encabeza, será precisamente la de revisar las acciones relacionadas con el tema de género desde las diferentes instancias de gobierno para promover su mejoría.

En materia de homicidios de mujeres. Respecto al tema de homicidio de mujeres, la legisladora reconoció que no todos los hechos pueden ser calificados como feminicidios, de acuerdo a lo que establece el Artículo 134 Bis del Código Penal.

Señaló que hoy día se requiere poner más atención al qué hacen los hijos y vigilar sus actividades para evitar que incurran en actos que posteriormente pudieran lamentarse.