Culiacán

Abandonan escuela 41 mil estudiantes de Sinaloa

El ISEA señala que la mayor deserción escolar ocurre en los niveles medio superior y superior

Por  María Elizalde

Niños de primaria, saliendo de clases [foto temática].(Foto: El Debate)

Niños de primaria, saliendo de clases [foto temática]. | Foto: El Debate

Culiacán.- En Sinaloa ha sido detectado un total de 41 mil estudiantes que abandonaron los planteles educativos durante el ciclo escolar 2018-2019, siendo en preparatoria donde se registró el mayor número de alumnos que dejaron las aulas, con un total de 17 mil; mientras que 12 mil a nivel medio superior.

El Instituto Sinaloense para la Educación de los Adultos Mayores (ISEA) señaló que en primaria son 3 mil 500 niños y niñas; mientras que en secundaria son un aproximado de 9 mil adolescentes quienes decidieron ya no continuar con sus estudios de nivel básico. 

Factores

El director del ISEA, Mario Valenzuela, precisó que en México se debe trabajar en programas integrales para combatir la pobreza, ya que este es uno de los principales motivos por los que se abandona la escuela, donde los jóvenes prefieren buscar oportunidades laborales en el sector informal si son menores de edad. “Se debe trabajar en la mejora económica del país, que se fortalezcan las infraestructuras de los planteles educativos”, dijo el funcionario estatal. 

En Sinaloa, el rezago educativo que se viene arrastrando desde años anteriores suma alrededor de 75 mil personas que no saben leer ni escribir, y un total de 250 mil personas que no han terminado la primaria.

Para atender este déficit, que cada año va incrementando, se requieren aproximadamente 36 años. 

El ISEA se encuentra haciendo una campaña de concienciación en las comunidades de la sierra, campos pesqueros y poblados alejados de las zonas urbanas para detectar personas mayores de 15 años que formen parte de este rezago y se inscriban a los diferentes programas educativos gratuitos con el fin de que ya no formen parte de esta ausencia escolar.

A nivel nacional, México cuenta con un aproximado de 4 millones de personas que no saben leer ni escribir; y un total de 9 millones no concluyó su educación básica.