Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Afectados por accidente acusan protección a responsable

CULIACÁN

Culiacán, Sin.-Indignados por la falta de una respuesta a las afectaciones ocasionadas, seis ciudadanos víctimas de daños y lesiones acusaron a la autoridad de tránsito de haber protegido al presunto responsable del accidente vial que dejó varios heridos, el domingo pasado, en los límites del Mercado de Abastos.

Al acudir a la Unidad de Vialidad y Tránsito, reclamaron que, a cuatro días del hecho, les siguen negando dar a conocer el nombre o identidad de la persona que ocasionó el accidente.

Esto a pesar de que se les confirmó que la persona responsable entregó una credencial de elector con domicilio en el poblado de Sánchez Celis, Eldorado.

"Nos han dicho que ya lo fueron a buscar y les dijeron que ahí no vive, que ni siquiera lo conocen", dijo uno de los lesionados.

"Pero seguimos preguntando por qué lo soltaron si ya lo tenían detenido", cuestionó una de las afectadas.

Afirmaron que durante las investigaciones les han confirmado que la unidad tipo Cheyenne, con placas TY-40667 de Sinaloa, que participó en la colisión, no contaba con seguro contra daños.

El único dato que dijeron tener es que al interior de la camioneta responsable se encontró un recibo de pago de la Comisión Federal de Electricidad a nombre de una mujer, llamada María del Socorro Torres Chiquete, con domicilio en el sector Miguel Hidalgo, sin que se le pueda establecer una relación con los hechos.

Sin razones. Denunciaron que desde el domingo pasado, cuando sucedió el percance, nadie se ha hecho responsable del estado de salud y daños ocasionados en los vehículos, toda vez que la unidad no contaba con ningún tipo de seguro.

Informaron que las unidades aún continúan detenidas, por lo que exigieron al Ayuntamiento poder liberar los carros que están asegurados en la pensión del sur de la ciudad, sin hacerles cargos económicos por resguardo y arrastre de grúas, al no tener responsabilidad en el hecho.

Aparece. Herlinda Ibarra Torres, quien fue la única que reconoció haber escuchado el nombre que le dio un agente de tránsito, dijo no recordar la identidad que tiene en su poder la Unidad de Tránsito.

Ella advirtió que, sin ser lesionada, fue llamada porque la camioneta Cheyenne tinta aparece a su nombre, sin siquiera ser un vehículo de su propiedad, y menos conocer al presunto responsable.

"Ese carro no es mío, y cómo voy a ser responsable si ese carro no es mío, ni conozco a esa persona", subrayó.

Ibarra Torres advirtió que solicitaría al Ministerio Público que se le deslinde de responsabilidad.

Las personas que acudieron al lugar son: Herlinda Ibarra Torres, Ricardo Camacho, Andrea Ortiz Félix y una persona que fue a nombre de Laura Janeth, dueña de una de las florerías dañadas.

Decepcionados de la justicia. Por circunstancias que la autoridad no ha dado a conocer, se protege al presunto responsable del accidente ocurrido la noche del domingo en las inmediaciones del Mercado de Abastos y que, según estimaciones de los afectados, pudo haber dejado pérdidas superiores a los 100 mil pesos sólo en daños materiales.

Ante estos hechos, al menos uno de los locatarios, quien sufrió pérdidas estimadas en 15 mil pesos, prefiere dar todo por perdido ante lo que llama "un evidente acto de corrupción porque la autoridad no hizo nada".

Mientras que Lupita, otra de las comerciantes, estima pérdidas superiores a los 30 mil pesos en flores y lamenta que ahora la autoridad se niegue a atenderlos ya que, dijo, "ahora resulta que no hay responsable, porque primero nos dijeron que era una dueña la de la camioneta, y la mujer dice que no es de ella la camioneta, y al que detuvieron se fue y ni el nombre nos quieren dar".

Lupita, encargada de uno de los negocios de flores, lamenta que de nada sirve esperar que la autoridad actúe porque simplemente no hay interés en que se reparen los daños causados por un sujeto "del que ni siquiera, ahora resulta -dijo molesta-, nos quieren dar su nombre".

Precisó que al acudir ante la Dirección de Tránsito Municipal, citados por la autoridad, simplemente les dijeron "que la camioneta es de una mujer, pero esta dijo que no es de ella y se quedaron como si nada, y del que detuvieron esa noche, ahora resulta que no existe porque el señor dio un domicilio y no existe".

La comerciante dijo que estaba dentro de su negocio cuando escuchó el ruido, "y me asomé espantada, salí y voy viendo la camioneta que se me venía encima. Yo creí que me iba a matar y corrí, pero al señor que estaba aquí, que es el que vela, a él sí lo golpeó más, no grave pero sí salió lastimado".

La autoridad, ya sea el subprocurador Julio César Romanillo y el secretario de Seguridad Pública Municipal, Raúl Benítez, aseguraron en su momento que fueron sólo cuatro personas las lesionadas, pero los comerciantes desmienten esta versión ya que, entre clientes y personal que labora en los comercios, fueron al menos siete las personas que requirieron atención de los servicios de emergencia.

José, también comerciante afectado, dijo no querer más problemas, que "es demasiada la corrupción y la autoridad no quiere intervenir. Yo prefiero dar por perdida mi mercancía, eso ya no lo voy a recuperar, y si me atengo a la autoridad, a lo mejor me va peor. Ya no quiero problemas, me conformo con que mi familia salió bien y lo demás ya no tiene remedio".

El tercer negocio se encuentra cerrado debido a que quedó prácticamente sin mercancía, pues fue este el más afectado con la embestida de la camioneta conducida por el presunto responsable, de quien, desde el primer momento, se ha omitido su nombre.