Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Allá en barandilla dices que eres reportero"

CULIACÁN

Culiacán, Sin.-Convencido de que la noticia está en todos lados y a cualquier hora, y aún fuera de horario de trabajo, Samuel Sánchez Rubio, decidió rápido detener su vehículo para videograbar lo que pasaba.

Veía sólo patrullas. Un grupo de policías municipales detenían a jóvenes que festejaban el triunfo de la Selección Mexicana con supuestos desmanes sobre el bulevar Diego Valadés (malecón nuevo).

Colocaban los conocidos "cinchos" de plástico en las muñecas a los arrestados. Subían uno a uno a los jóvenes, quienes renuentes intentaban brincarse de la patrulla.

Eran las 17:30 horas. El joven de 25 años, ya había informado de la situación a su jefe, del operativo.

Para no esperar a que llegara su compañero camarógrafo, porque la noticia no espera, con teléfono en mano videogrababa la acción policial. Captaba el momento del arresto.

Habían pasado sólo minutos, cuando un policía, encapuchado del rostro, se acercó a paso veloz y lo abordó. "¡No nos pueden grabar!", le reclamó.

"Soy periodista", replicó, al tiempo que el enmascarado lo sometía sin mayor cuestionamiento y lo sujetó con "cichos" con las manos atrás.

Así narra lo sucedido, Samuel, minutos después de hacer público en una conferencia de prensa su decisión de denunciar los abusos policiales.

Posterior a la formalidad mediática, aparece sentado frente a una visitadora de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, a quien cuenta lo sucedió la tarde de este lunes, mientras la mujer escribe y le pregunta algunos datos para precisar lo que quedará asentado.

"Le dije que era periodista y que estaba haciendo mi trabajo", cuenta el reportero a la representante de la CEDH.

"E hicieron caso omiso de lo que les dije", continuó el comunicador.

"Allá en barandilla dices que eres periodista", dice que replicó el agente municipal, quien no le permitió en ningún momento al reportero que se identificara.

Cuenta que ya arriba de la patrulla de la Municipal, a la que se tuvo que subir 'arrastrándose', junto a tres jóvenes más, en la plática con un policía, le pidió al agente que le aflojara los "cinchos", cosa que negó hacer el agente.

Sin seguridad. En su denuncia, el quejoso dejó patente que el traslado de los detenidos se hace sin ningún tipo de medida de seguridad para evitar que los arrestados por faltas puedan caerse de la patrulla, lo que pudiera ser mortal para cualquiera.

Al ingresar ya a las instalaciones de la corporación, al arribar a los patios, entonces fue bajado. Fue llamado por su nombre. Un policía procedió a cortarle con unas pinzas los sujetadores y decirle "estás en libertad".

Trámite. El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Juan José Ríos Estavillo, quien condenó la actuación de la corporación, advirtió que una vez recibida la queja, se procederá a acreditar la violación a las garantías del periodista. Adelantó que se empezará a pedir información a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal y a la Presidencia Municipal para emitir la recomendación.