Culiacán

Aperturan juicio oral por colchones en mal estado

La FGE presentó las pruebas necesarias para iniciar con el juicio en contra de Carlos C., excoordinador administrativo de Sedesol

Por  El Debate

Aperturan juicio oral por colchones en mal estado.(EL DEBATE)

Aperturan juicio oral por colchones en mal estado. | EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- El juez Juan Luis Quiñónez Beltrán dictó el auto de apertura del juicio oral contra Carlos C., excoordinador administrativo de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado, acusado de los delitos de peculado y negociaciones ilícitas por la entrega de colchones en mal estado a daminificados de las inundaciones del año pasado

Durante la audiencia intermedia de este jueves, la Fiscalía General del Estado presentó las pruebas suficientes para que el juez determinara iniciar con el juicio oral, luego de no haber un arreglo conciliatorio con el implicado para resarcir el daño al erario.

Durante la audiencia, la Fiscalía solicitó catorce años de prisión para Carlos C., el pago de los 4.5 millones de pesos de lo que responsabilizan y veinte años de inhabilitación en el servicio público.

Todavía no se tiene fecha para la apertura del juicio oral.

Antecedentes

En la audiencia anterior, el abogado del acusado había presentado como pruebas 45 placas fotográficas y un dictamen correspondiente de más de 2 mil hojas, por lo que argumentó que en 20 minutos no podría interpretar el contenido del dictamen.

El abogado dijo que anteriormente se trató de poner en contacto con el asesor jurídico de la FGE; sin embargo, no fue posible. Detalló que debido al antecedente de la audiencia desarrollada el pasado 20 de junio, el asesor tuvo tiempo suficiente para su preparación.

“Del 20 a la fecha tuvieron tiempo para su preparación. Se trató de poner en contacto, pero no fue posible”, expuso.

Por su parte, el asesor jurídico victimal refirió que, de acuerdo con el artículo 307, párrafos tercero y cuarto, se tiene contemplado un diferimiento donde las pruebas periciales se deben de entregar tres días antes de la audiencia, por lo que en ese momento no se encontraba en condiciones para desahogar el juicio. 

Asimismo, argumentó que hace días solicitó las pruebas, pero éstas no fueron entregadas, por lo que solicitó 10 días hábiles para diferir el caso y fueron citados hoy.