Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Asesinato de Alfredo Cuen, sin avances a dos años de ocurrido

CRIMEN

Yesenia Armenta Graciano.

Luis Enrique Hernández.

Miguel Ángel Estrada.

Culiacán, Sin.- La mañana del 2 de julio de 2012 fue asesinado a balazos Alfredo Cuen Ojeda, hermano de Héctor Melesio Cuen Ojeda, actual diputado del Partido Sinaloense (PAS).

Días posteriores al homicidio fueron detenidas cuatro personas, entre ellas la esposa de la víctima, Yesenia Armenta Graciano, acusada de ser la autora intelectual del crimen.

Recientemente, autoridades no han brindado información sobre los avances de la investigación del asesinato, la cual se vio afectada con la muerte de Silvano Araujo Medina, uno de los implicados en el homicidio, quien murió el pasado 20 de junio durante una presunta riña en el interior de uno de los módulos del penal de Aguaruto.

Junto con él, fue detenido Miguel Ángel Estrada López, agente de tránsito del municipio de Guasave, además de Luis Enrique Hernández Maldonado, quienes en su momento se declararon inocentes de las acusaciones que les hacía la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Proceso. El 31 de julio de 2012, el juzgado quinto del ramo penal dictó formal prisión a Yesenia Armenta Graciano, supuesta autora intelectual del homicidio de Jesús Alfredo Cuen Ojeda, y quien además fue esposa del hoy fallecido, así como a los otros dos sujetos involucrados en el asesinato del exdirector de Deportes de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

A Armenta Graciano se le dictó formal prisión por el delito de homicidio agravado por relación de parentesco, mientras que a los otros dos detenidos se les atribuyó la probable responsabilidad por el delito de homicidio calificado por premeditación y retribución (pago).

Todos los detenidos dijeron haber sido objeto de amenazas y golpes por parte de los investigadores para obligarlos a declararse culpables.

Revés. Tras el asesinato del interno Silvano Araujo Medina, la PGJE informó que el homicidio no tenía relación con el caso de Jesús Alfredo Cuen Ojeda.