Culiacán

Así se construirían los nuevos hospitales en Sinaloa

SINALOA

Por: Martín Gastélum Zepeda

Culiacán, Sin.- Los nuevos hospitales que se pretenden construir son una necesidad urgente para satisfacer la demanda ciudadana, además de que no representan endeudamiento para el estado ni comprometen recursos de partidas presupuestarias de otros rubros, coincidieron en señalar los secretarios de Salud y Administración, al comparecer ante el Congreso del Estado.

<img src="http://i.imgur.com/N4MFSg4.jpg" title="debate.com.mx"/>

Las explicaciones. El secretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, aseguró que no se trata de construir dos nuevos hospitales generales para Mazatlán y Culiacán, sino reemplazar a los que actualmente operan y que ya quedaron totalmente desfasados, representando un alto costo de mantenimiento.

Además, "los servicios estatales de salud están rebasados en su capacidad de atención, de 2000 a 2010 se incrementó la demanda en un 92 por ciento, mientras que a nivel nacional el crecimiento promedio fue del 47 por ciento; por su parte, la infraestructura creció 9 por ciento".

Justificó la construcción de nuevas instalaciones señalando que, actualmente, los hospitales generales de Culiacán y Mazatlán tienen un costo de "352 millones de pesos anuales" y se encuentran obsoletos por no contar con tecnología ni espacios para la atención a la ciudadanía.

Echeverría Aispuro precisó que, al realizarse la construcción de las nuevas instalaciones, se estaría en condiciones de certificar los servicios que se brindan y, de esta manera, contar con la posibilidad de acceder a recursos federales extraordinarios, mismos que pudieran servir para su financiamiento.

Armando Villarreal Ibarra, secretario de Administración y Finanzas, aseguró que la construcción de los hospitales no representa una deuda para el estado, sino un compromiso, porque lo que se está haciendo es la contratación de los servicios de salud.

Agregó que la solicitud planteada para destinar el 25 por ciento de los recursos del Fondo de Financiamiento a Entidades es sólo un esquema de garantía que sería aplicado sólo si, por alguna circunstancia, la Secretaría de Salud no pagara la mensualidad comprometida, pero para nada compromete los recursos que se destinan a Sinaloa y son utilizados para infraestructura.

"El artículo 51 de la Ley General de Participaciones nos habla de que es posible poner en garantía algún compromiso o deuda que el estado contraiga durante la administración y, también, es necesario que, si eso sucede, sea registrado en la unidad correspondiente en Hacienda para que Hacienda tenga el control, tenga la información, y en su momento esté informado que podría usarse en una eventualidad esa garantía".

<img src="http://i.imgur.com/SHyULpM.jpg" title="debate.com.mx" />

Los cuestionamientos. El presidente de la Comisión de Salud, Víctor Díaz Simental, al iniciar la comparecencia, dijo que el endeudamiento sólo debe ser para captar medios de financiamiento posibles para atender casos de clara necesidad social.

Por lo tanto, se manifestó en contra "de que se comprometan ingresos hospitalarios por 25 años y se debe de hacer una muy exhaustiva revisión de los aranceles, los medicamentos y servicios públicos otorgados por el Sector Salud en Sinaloa".

Imelda Castro, del PRD, señaló que la inversión del Hospital General de Culiacán será de mil 366.9 millones de pesos, donde el costo de operación es de 317 millones, y el pago anual a la inversión de construcción es de 311, y con estos números se estima que pudiera ser pagado en cuatro años y cuatro meses. A 25 años se estarían pagando 7 mil 775 millones de pesos. En el caso del Hospital General de Mazatlán, se estima una inversión de mil 012 millones de pesos, donde su costo es de 226 millones y estarían pagando 220 millones anuales, por lo que se estaría pagando en cuatro años seis meses y destinando este recurso a 25 años; tendría un costo de 5 mil 500 millones de pesos.

Ramón Lucas Lizárraga, diputado del PRD, cuestionó el que no se usen los recursos propios generados por los hospitales, ya que, proyectados a 25 años, producirían 3 mil 975 millones de pesos, "es decir, mil 597 millones de pesos más de lo que costarían los dos hospitales".

La diputada priista Sandra Lara solicitó que se diera acceso a los diputados a los documentos originales del banco, solicitando que se pongan en garantía recursos federalizados, además de tener acceso a la corrida financiera realizada por la autoridad para conocer los ejercicios financieros realizados que den sustento al proyecto financiero.

Armando Villarreal se comprometió a hacer llegar el ejercicio financiero realizado como sustento para el financiamiento, además de que el secretario Echeverría precisó que los recursos propios generados son la base del costo financiero que dará certidumbre a los inversionistas para realizar la obra.

En esta nota:
  • dos nuevos hospitales
  • sinaloa
  • ernesto echeverría