Culiacán

Aumento al camión “es una puñalada al bolsillo de la ciudadanía”

Luis Rosales aseguró que el gobierno no está interesado en apoyar a la población sino a los concesionarios

Por  Yamileth Zamudio García

Estos son los camiones que costarán 11 pesos(El Debate)

Estos son los camiones que costarán 11 pesos | El Debate

Culiacán.- La Comisión de los Derechos Humanos Independientes de Sinaloa hizo un llamado a las autoridades locales, así como al gobernador Quirino Ordaz, para que vean por el pueblo y no por quienes más tienen. Esto porque dijeron estar en total desacuerdo con el aumento a las tarifas de los camiones urbanos.

De acuerdo a lo informado por el Gobierno del Estado, el Consejo Técnico Estatal de Vialidad y Transportes autorizó la actualización de la tarifa para camiones urbanos, que aumenta un peso para las unidades con la cromática de Red Plus con aire y sin aire acondicionado; y en el caso de las unidades modelo 2019, con logotipo Puro Sinaloa, será de 1.50 pesos.

Luis Rosales Zagal, presidente de la comisión, pidió de forma urgente que se obligue a los concesionarios a cumplir lo que estipula la Ley de Vialidad y Transporte, y que realicen los cambios necesarios en las unidades para mejorar el servicio a la población.

Aseguró que la inseguridad y el mal servicio que prestan nunca ha cambiado y los usuarios siguen corriendo peligro y cada vez pagan más por un servicio que no lo merece.

Sin interés

Lamentó que al Gobierno del Estado no le interese el ciudadano común y corriente, y lo que le interesa es proteger a los que más tienen. Afirman que se apoya al “pulpo” del transporte urbano y viendo que la normatividad no se respeta solamente hacen caso a la avaricia de los concesionarios, quienes siempre se han comprometido en mejorar el servicio en palabras, porque en hechos es muy diferente y hay un gran abismo.

El Icatsin imparte cursos a los choferes, pero Rosales Zagal afirmó que no sirven de nada, pues los hechos hablan por si solos. Comenta que cada vez es más común que los choferes se comporten groseros con los usuarios y pongan en riesgo su vida, pasándose los altos y conduciendo a altas velocidades, cuando en realidad deberían ser obligados a tratarlos con amabilidad pues son ellos quienes sostienen el servicio.