Culiacán

Autoridades no atienden el conflicto de las góndulas en Aguaruto

 Adultos mayores de la sindicatura de Aguaruto tienen varios días en un plantón para que estas pesadas unidades no pasen por sus calles

Por  Angelina Corral

Una góndula pasa por otra calle desde que los vecinos no las dejan pasar por la Olmos.(Foto: El Debate)

Una góndula pasa por otra calle desde que los vecinos no las dejan pasar por la Olmos. | Foto: El Debate

Sinaloa.- Habitantes de la sindicatura Aguaruto están cada vez más molestos porque los días están pasando, y las autoridades no atienden su demanda de sacar las góndulas de las calles de sus colonias.

Ayer, decenas de personas, en su mayoría de la tercera edad, cumplieron seis días de haber iniciado el plantón en la calle Olmos con la finalidad de no dejar pasar las góndulas. La inconformidad es mayor porque el pasado sábado una de estas unidades que acarrea material pétreo del río atropelló a Ramón Trapero y no le respondió por los daños.  

De acuerdo con lo dicho por don Ramón, el accidente ocurrió a varias calles de donde están haciendo la manifestación. Contó que él esperó varios minutos para que pasara la góndula, la cual estaba parada, pero al ver que no se movía él intentó cruzar la calle, y el conductor lo arroyó.

A como fue el accidente, está casi seguro de que lo atropelló de puro gusto. Tras haberlo lesionado, el conductor se dio a la fuga, pero un vecino que pasaba en una motocicleta lo siguió e hizo que se regresara, luego dijo que no tenía con qué pagar y se fue.

Afectación

Don Ramón contó que estuvo hospitalizado dos días y tuvo que gastar de su bolsa para curarse, y aún sufre dolores en varias partes de su cuerpo. Así adolorido estaba ayer en el plantón. 

Micaela Ramírez Núñez, otra adulta mayor, relató estar enfadada de que las góndulas  pasen por la calle Dalias, de la colonia Jardines de San Bartolomé, porque por el ruido no pueden ni platicar adentro de su casa. Nunca tiene los muebles limpios por el polvaderón y no puede ni hablar por teléfono.

En el día no podemos ni dormir porque pasan las góndulas, la tierra se cimbra y la cama tiembla, es demasiado la molestia”, dijo otro de los inconformes. 

Aunque  las autoridades municipales y estatales están enteradas de que un grupo de inconformes no está permitiendo el paso de las pesadas unidades por tres calles de la localidad, no han ido a atender el problema.

Algunos de ellos contaron que acudieron al Ayuntamiento a buscar al alcalde Jesús Estrada Ferreiro, pero les dijeron que no estaba y había salido a la Ciudad de México. Se molestaron al saber que mientras a ellos les dijeron que el primer edil estaba fuera, este se encontraba en esta ciudad capital. 

Si las autoridades no atienden este problema de forma rápida, podría tener consecuencias en la salud de algunos de los manifestantes que sufre diabetes y otras enfermedades.