Culiacán

Centros recreativos de Sinaloa son un peligro para los niños

Algunos centros recreativos del estado de Sinaloa son un peligro para los niños

Por  Angelina Corral

Momento en el que agentes municipales rescatan a dos menores.(Foto: El Debate)

Momento en el que agentes municipales rescatan a dos menores. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Algunos de los centros recreativos del estado se convirtieron en espacios mortales durante esta Semana Santa.

Ocho personas adultas y un adolescente de 13 años de edad perdieron la vida.

Uno de esos casos fue el de Lissette, quien falleció el pasado 18 de abril luego de que junto a dos primas se metió a bañar en el río Piaxtla, en la comunidad Ixpalino, municipio de San Ignacio, pero cayó en una zona profunda del río. 

Gracias a la pronta intervención de policías, bomberos y personal de Protección Civil, 23 personas corrieron con mejor suerte y pudieron salvar sus vidas, entre ellas ocho niños, cuando la diversión estuvo a punto de convertirse en tragedia. 

Sitios peligrosos

El 15 de abril, tres niños, uno de 11 años y dos de 10 años de edad, provenientes del estado de Guanajuato, fueron rescatados de una playa de Mazatlán. Ese mismo día, los cuerpos de rescate lograron poner a salvo a Emiliano, de 14 años, originario de Monterrey, cuando era arrastrado por una corriente mientras se bañaba en una playa de este mismo puerto.

El 18 de abril, una niña de 7 años fue auxiliada cuando era arrastrada por las olas en la playa La Biznaga, en el municipio de Ahome. 

El 19 de abril, una niña de 11 años y su mamá estuvieron a punto de ahogarse en playa Ponce, en la sindicatura de Eldorado, pero fueron puestas a salvo por personal adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública. 

El 20 de abril, dos menores de edad fueron puestos a salvo por agentes municipales del Escuadrón Acuático cuando eran arrastrados por el agua del río en Ayuné. 

Además, en los centros recreativos también se perdieron 83 niños, los cuales por fortuna fueron encontrados y entregados a sus familiares. 

Sitios mortales 

El 13 de abril, en Playa Norte de Mazatlán, fue encontrado muerto un hombre que estuvo un día desaparecido cuando presuntamente se encontraba en estado de ebriedad. Era vecino del estado de Aguascalientes. 

El 14 de abril, en el río de Piaxtla, en San Ignacio, fue encontrado flotando el cuerpo de un hombre. El 17 de abril también sacaron del agua el cuerpo de un hombre, que apareció en El Tule, en Los Mochis.

El 18 de abril, en un accidente acuático en el dique Los Sauces, en Quilá, volcó una lancha y terminó con dos personas muertas. Ese mismo día, en la Isla Paraíso, en Escuinapa, falleció ahogado un joven de 19 años, vecino del estado de Durango. 

Al día siguiente, en Mazatlán, una persona falleció cuando se bañaba frente a un conocido hotel. Y en el arroyo Los Caimanes, del municipio de Elota, murió un hombre. 

El 21 de abril, un adulto, que de acuerdo con las autoridades tenía tres días ingiriendo bebidas embriagantes, murió por insuficiencia respiratoria en El Tambor, Navolato. 

Ante estos hechos, el secretario de Seguridad Pública estatal, Cristóbal Castañeda Camarillo, y Francisco Vega, director de Protección Civil estatal, llamaron a las personas a extremar precauciones al acudir a playas y balnearios, sobre todo a cuidar a los niños.