Culiacán

Cero casas de cartón, una promesa incumplida

SINALOA
Avatar del

Por: Angelina Corral

Culiacán, Sin.- De las vigas de la improvisada recámara de Margarita Ruiz, cuelgan cuatro cubetas de plástico, las cuales tienen como función detener los chorros de agua que se cuelan por los agujeros del techo de lámina de cartón.

Margarita es vecina de una invasión ubicada a escasos metros del corazón de la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, y en un sólo cuarto duerme con su esposo y dos hijos.

En tiempo de lluvias, esta familia corre el riesgo de empaparse dentro de su casa, y en la temporada de invierno, el frío que entra por los agujeros les cala hasta los huesos. Ellos son una de las miles de familias en el estado que, debido a su pobreza, viven en casas de cartón.

>

Pese a su precaria situación, Margarita no pide mucho y su sueño es tener un pedazo de tierra dónde construir una vivienda, aunque sea de cartón.

En las mismas condiciones se encuentran decenas de personas, quienes desde hace años invadieron este predio y desde entonces, viven con la amenaza de ser desalojados.

En un recorrido por colonias de la periferia, se puede apreciar que las casas de cartón siguen proliferando y para muchas familias es la única opción que tienen.

Promesa estancada. La esperanza de esta familia de poder acceder a una vivienda digna se escapa como agua entre las manos, ya que a más de tres años del gobierno de Mario López Valdez, siguen existiendo tantas casas de cartón como cuando inició. Y a pesar de ser una promesa de campaña del mandatario estatal, el erradicar las viviendas de lámina negra, el programa sigue estancado.

De acuerdo a información publicada en el Sistema de Evaluación y Seguimiento de Metas del gobierno estatal, el programa Cero Casas de Cartón ya está formado al 100 por ciento, pero en el apartado que tiene que ver con vivienda digna sólo se muestra un avance de un 8.11 por ciento.

Decepción. En lo que respecta a vivienda, el gobernador ha incumplido y muestra de ello es que en la actualidad, decenas de familias desplazadas y en pobreza extrema, están viviendo en casas de hule y de cartón en la ampliación 5 de Febrero, señaló Pergentino Cortés Girón.

El líder de Antorcha Campesina, también dijo que en esta administración no les han entregado ni un solo terreno, por lo que hay familias que el tener una casa de cartón es un lujo que no pueden darse.

Hace dos años, el gobierno estatal les prometió otorgarles lotes, con el fin de que levantaran la manifestación que tuvieron durante meses en las afueras del Palacio de Gobierno, pero esa promesa tampoco se ha cumplido.

Compra terrenos lejos. Con la finalidad de dotar de lotes a las familias de bajos recursos, el Ejecutivo del estado, adquirió 60 hectáreas de terreno en los límites de las sindicaturas de Aguaruto y San Pedro, para lo cual, invirtieron 45 millones de pesos.

La compra de este predio se anunció con bombo y platillo, pero en la actualidad se encuentran abandonados y están llenos de maleza.

El acceder a un terreno de estos no garantiza a las familias tener casas dignas, ya que tendrían que construir una vivienda en la medida de sus posibilidades económicas, por lo que en muchas ocasiones no les queda de otra que echar mano a la lámina de cartón.

>

Además, para llegar a estos terrenos se tiene que ir por la carretera Culiacán-Navolato o bien, atravesar la sindicatura de Aguaruto, y luego transitar más de dos kilómetros por un camino de terracería con grandes hoyos.

En caso de irse a vivir al sitio, los "beneficiarios", estarían lejos de tiendas de conveniencia, además no contarían con servicios médicos cercanos, las escuelas para los menores también estarían muy retiradas.

Y para quienes no tienen vehículo, se verían obligados a tomar una ruta suburbana y les saldría muy caro trasladarse a sus centros de trabajo. Como si esto fuera poco, en la actualidad se requieren más de 300 millones de pesos para llevar el servicio de agua potable a este lugar, según una fuente de la Japac.

De acuerdo a personal del Ayuntamiento, el tema del agua potable está truncado, porque el estado busca que sea el gobierno municipal quien invierta en la introducción del servicio del vital líquido, pero este último no cuenta con los recursos para esta inversión millonaria.

Un ingeniero especializado en la construcción de vivienda económica, opinó que los terrenos se encuentran muy alejados del centro de la ciudad, por lo que coincidió en que resultaría muy costoso el introducir los servicios públicos, además, dijo, que se necesita realizar trabajo de maquinaria pesada para hacer nivelación, porque al construirse en las condiciones en las del terreno, en un futuro se tendrían problemas de inundación.

Le apuesta al futuro. A diferencia de los que opinan acerca de todas las desventajas que tiene para las personas de bajos recursos irse a este lugar, el titular del Instituto de Vivienda del Estado, Jaime Romero Barrera, mencionó todo lo contrario.

El funcionario aseguró que ya se está por dividir una parte de terreno en 2,500 lotes, los cuales serán vendidos en 25 mil pesos a las familias necesitadas.

Este proyecto está pensado en conjunto con el de la Zona Metropolitana Culiacán-Navolato, y en pocos años en este lugar se construirán empresas y los vecinos del lugar tendrán fuentes de empleo.

Romero Barrera reconoció que se requiere una inversión de 317 millones de pesos para llevar el servicio de agua potable a la zona, pero dijo que se ha proyectado introducir el servicio a una primera etapa, lo cual costaría 30 millones.

En este lugar se proyecta en una primera etapa, otorgar 600 lotes y luego seguir con una serie de proyectos de vivienda, pero todavía el gobierno estatal no cuenta con fechas para los mismos.

En esta nota:
  • casas de cartón
  • vivienda digna
  • malova
  • inundaciónes