Culiacán

Ciudadanos festejan día de libertad al grito de '¡Viva México!'

SINALOA
Avatar del

Por: Mayra Nieblas

Culiacán, Sin.- Miles de culiacanenses se dieron cita en la explanada del Palacio de Gobierno para celebrar los 204 años de la Independencia de México, en un ambiente lleno de colores, sabores, baile y alegría, reflejando a flor de piel su sentimiento patriótico.

Desde temprana hora de la tarde de ayer, miles de personas comenzaron a llegar a la explanada de Palacio de Gobierno para presenciar los festejos patrios, que encabezaría el gobernador del estado, Mario López Valdez.

En punto de las 23:00 horas, acompañado de su familia, del presidente municipal, Sergio Torres Félix, de su gabinete y legisladores, el mandatario estatal salió al balcón del palacio para gritar: "¡Mexicanos, vivan los héroes que nos dieron patria!", "¡Viva Hidalgo!, ¡Viva Morelos!, ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Allende!, ¡Viva Guerrero!"; "¡Viva México!, ¡Viva México!, ¡Viva México!, ¡Viva Sinaloa!", ante miles de asistentes, quienes contestaban con un ensordecedor "¡Viva!".

Acto seguido, el gobernador hizo repicar la campana para después entonar el Himno Nacional Mexicano.

Posteriormente se ofreció un espectáculo de juegos pirotécnicos, que duró alrededor de 10 minutos, con melodías de mariachi como música de fondo.

Espectáculo. Tras la ceremonia oficial, el espectáculo más esperado de la noche fue la presentación de Los Tucanes de Tijuana, que al son de La Chona pusieron a bailar a los miles de sinaloenses que ahí se encontraban.

Le siguieron melodías como Amor platónico y El Tucanazo.

Operativo. En el lugar se podían observar elementos de seguridad de los tres niveles de gobierno, así como del Ejército, presentes para proteger el evento, el cual, en opinión de los asistentes, arrojó un saldo blanco, sin ningún incidente.

También estuvieron atentos socorristas de Cruz Roja Culiacán, elementos de Protección Civil y Bomberos.

Ambiente festivo. Previo a la ceremonia, hombres, mujeres, niños y adultos de todas las edades, unidos por el sentimiento y orgullo mexicano, disfrutaban de los puestos de comida y artículos mexicanos que se colocaron alrededor del recinto gubernamental.

Aguas frescas, tacos, elotes y esquites, paletas y churros, eran algunos de los antojitos que podían degustar los asistentes.

Asimismo, las banderas tricolores, caras pintadas de verde, blanco y rojo, y el sonido de las cornetas reforzaban el toque mexicano de la festividad.

Orgullo. Para una pareja de esposos, conformada por Dora Vázquez y Alejandro Ortega, era la décima vez que asistía con toda su familia; al principio sólo eran ellos, pero luego llegaron los nietos y bisnietos, haciendo del evento un momento de aprendizaje para las nuevas generaciones de su familia e inculcarles el orgullo de ser mexicanos.

"Siempre tratamos de inculcarles a nuestros hijos el sentirse orgullosos de ser mexicanos, ser sinaloenses, y ellos ahora se lo inculcan a sus hijos. Eso es bonito y hemos batallado mucho para estar a gusto, por eso hay que llevar el nombre del país bien alto", expresó.

"Algo que se tiene que agradecer es que haya camiones y podamos regresarnos a nuestras casas. Ese es un buen detalle porque así uno disfruta del espectáculo a gusto, sin la mortificación de cómo te vas a regresar", dijo Ana Loza Beltrán.

En esta nota:
  • día de la independencia
  • sinaloa
  • mario lopez valdez
  • palacio de gobierno