Culiacán

Con más de 35 años dando "bola" don Alberto sigue firme en su trabajo

"Ser bolero es como un arte y un trabajo honrado", señaló Alberto un bolero del parque Revolución en Culiacán

Por  Mario Núñez Lozada

Colocó un anuncio para ofrecer reparación de calzado como parte de sus servicios.(El debate| Foto: Cristina Félix)

Colocó un anuncio para ofrecer reparación de calzado como parte de sus servicios. | El debate| Foto: Cristina Félix

Culiacán, Sinaloa.-El gusto por realizar un trabajo noble y honrado para sacar a su familia adelante es lo que ha mantenido por más de 35 años como bolero a Alberto Enrique Figueroa Machado en el parque Revolución de la ciudad capital del estado.

El bolero dijo usar grasa como parte esencial en sus servicios de bolero./ Foto: Cristina Félix

Alberto inicio como bolero en el año 1987 por lo que dijo que le ha tocado darle servicio a una infinidad de personas entre ellos figuras públicas en el ámbito político y demás.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El bolero explicó que desde sus inicios los trabajos estaban muy mal pagados por lo que decidió iniciar a bolear zapatos, aseguró que en esos tiempos si sacaba buenos recursos para sostener a su familia, pero al modificarse el sentido de la avenida Álvaro Obregón cambio el buen flujo de clientes.

“Con el cambio de calle, mataron todo el comercio y ahora están cerrados”, expresó.

Alberto Figueroa comentó que su familia siempre ha sido la motivación para él, pues el sacarla adelante con su trabajo es algo que le ha dado fortaleza para continuar como bolero.

Así mismo mencionó que antes de iniciar como bolero fue ayudante de mecánico en una agencia y cruzó la frontera para ir a probar suerte, pero decidió regresar e iniciar su propio negocio como bolero en el parque Revolución.

“Le he boleado a muchos exgobernadores, políticos, gente de toda clase que desean venir aquí conmigo”, detalló Alberto.

Alberto agregó que durante su oficio como bolero le ha tocado vivir muchas experiencias y anécdotas entre ellas el salvarle la vida a una familia que fue atropellada, así como al inicio de sus boleadas.

Alberto realizando un servicio de bolero./ Foto: Cristina Félix

También comentó que con el paso del tiempo el trabajo que realiza lo fue aprendiendo y adaptando como un arte al dejar un buen trabajo en cada parte que lo desempeña, pero ante las dificultades actuales por la pandemia está visualizando otras oportunidades de trabajo, pues el agarrar un peso en la vía pública no ha sido nada fácil.  

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo