Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Con procurador o fiscal, 'todo seguirá igual' en Sinaloa

REFORMA CONSTITUCIONAL

Culiacán, Sin,- El homicidio de la vidente Odia Alonso y la masacre de Los Pinos son algunos de muchos casos que prevalecen en la impunidad.

Los especialistas dicen que transformar la actual procuraduría en fiscalía no servirá para esclarecer estos hechos.

"El solo hecho de cambiar o modificar la designación de procurador general de Justicia a fiscal general, obvio que no da ninguna certidumbre de que se vayan a mejorar los procesos, investigaciones, y todo lo que conlleva la justicia penal",

opinó el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Jesús Enrique Hernández Chávez.

Con la naturalidad y seriedad que le caracteriza, pero con la habilidad y conocimiento por sus más de 50 años de carrera política, el diputado priista señaló que se requiere una serie de cambios donde la participación ciudadana y la del Congreso jugarán un papel importante para que el cambio sea funcional.

Hernández Chávez consideró que las modificaciones al marco jurídico para transitar de procuraduría a fiscalía, se traduciría en mejoras en la justicia penal y una mayor certidumbre en los juicios para la sociedad.

Esto significa que se tendrá mayor certeza y menos tiempo en que se dicte una sentencia "para que no se prolonguen definitivamente los juicios que luego no sabemos en qué terminan", apuntó.

Si bien Sinaloa aún no termina de armonizar las leyes locales con las disposiciones federales, hay un avance en infraestructura y en la capacitación hacia el personal del Poder Judicial. Existe la confianza de que este año se materialice la Fiscalía General del Estado de Sinaloa.

Seguirán protegiendo a poderosos. La reforma constitucional, de transformar a la actual procuraduría en una fiscalía estatal, acabará con "línea" política de proteger a los poderosos.

Una política que por décadas, se sabe, opera a la sombra del sistema de justicia en Sinaloa.

Para el especialista en derecho constitucional, Saúl Lara Espinoza, una de las principales 'bondades' de darle autonomía presupuestal a la procuraduría, se reflejará en una verdadera libertad técnica para operar.

Eliminar la actual verticalidad con la que se elige al titular de esta dependencia, posibilitará acortar la sumisión o dependencia del procurador al jefe del Ejecutivo, dice el especialista.

"La única jerarquía será la de la ley, y no la de los poderosos", señala el catedrático y autor de libros especializados en materia constitucional.

Añade que la homologación a la reforma constitucional de 2008, de dejar al Congreso la designación del próximo fiscal, se trata de un avance importante.

Para el coordinador de la Alianza de Colegios de Abogados de Sinaloa, Francisco Javier Villarreal Gastélum, dejar la convocatoria, elección y designación del próximo fiscal al Poder Legislativo, traerá como efecto directo detener "la línea" de celeridad que reciben ciertas investigaciones y procesos judiciales en casos 'relevantes', como detenciones de funcionarios o exservidores.

"Porque todos sabemos que existen compromisos políticos", menciona el presidente de la organización que asocia a 16 colegios de profesionistas del derecho.

Romper con el esquema actual, de elegir al procurador del estado a través de un órgano cercano al gobierno, traerá más transparencia e independencia. "Se ciudadanizarían y detendrían vicios como el influyentismo del mismo gobierno, al marcar una línea", añade Villarreal Gastélum.

El penalista calificó como trascendental que, mediante esta reforma, se dé autonomía presupuestal, personalidad jurídica y patrimonio propio a la próxima fiscalía.

"Eso parte de un embonamiento al nuevo de sistema de justicia penal en Sinaloa. Es un avance, aunque tardío, porque sólo falta un año y medio para que entre la oralidad de manera forzosa y constitucional", acotó.

Leve esperanza. Que el procurador ya no sea designado por el gobernador y hacer cambios de personal de la fiscalía, sería una esperanza para las víctimas del delito.

De ser así, la reforma abriría la posibilidad para que se investigue de forma responsable y comprometida el paradero de Édgar García, desaparecido en 2012, hijo de Sandra Luz Hernández, asesinada el pasado 12 de mayo, dijo Alma Rosa, una amiga y compañera de lucha.

Para esta familiar con personas desaparecidas, ni el asesinato de su amiga Sandra Luz fue suficiente para que la procuraduría atendiera de forma más humana y pronta a las madres y familiares de desaparecidos por el narcotráfico. Por el contrario, dice que el personal de esta dependencia dejó de hacer la reunión mensual que tenía con el grupo de madres que sostienen una férrea búsqueda de sus hijos desde hace varios años.

En la actualidad, esta mujer, al igual que sus compañeras de lucha, asegura que no confía en el personal de la procuraduría, ni en el personal que las atiende, por lo que considera que los cambios en esta dependencia serían esenciales.

"Ir a la procuraduría durante varios años, lo único que me ha dejado es decepción, un gasto económico fuerte, y todo para que ellos no busquen a mi ser querido", comenta.

<br></br><img src="http://www.debate.com.mx/eldebate/imagenes/noticias/delitossinaloa/01.jpg"/> <br></br>

La propuesta de reforma. Presentada para su análisis y discusión el 14 de mayo, la propuesta de reforma de los artículos 65, 70, 76, 77 y 144 constitucionales para cambiar de procuraduría a fiscalía general, además de modificar algunos de los mecanismos de operación, la iniciativa presentada por Compromisos por Sinaloa recibió primera lectura el 11 de junio y se encuentra en análisis por la Comisión de Puntos Constitucionales para su adecuación legislativa.

Ante los reclamos que se presentaron en 2011, respecto al desfase del método para la designación de procurador, implementado desde 1999, los partidos políticos y el Gobierno del Estado diseñaron una iniciativa cuya esencia principal sólo consiste en adecuar la Constitución del estado a las reformas constitucionales federales, en las cuales se cambia el nombre de procuraduría a fiscalía general.

La reforma plantea que será responsabilidad del Congreso designar al fiscal, pero el Ejecutivo podrá removerlo a su conveniencia, lo que pudiera generar una confrontación de poderes, porque la reforma otorga facultades al Legislativo para vetar la decisión estatal con el respaldo de dos terceras partes de los diputados.

<br></br><img src="http://www.debate.com.mx/eldebate/imagenes/noticias/delitossinaloa/02.jpg"/> <br></br>