Culiacán

Conductores no respetan el paso peatonal en el Issste

Son muy pocos los automovilistas que ceden el paso, y muchos se molestan porque las personas no usan el puente que está ubicado a unos cuantos metros

Por  Angelina Corral

Este cruce se debió pintar de color azul, no guinda, dicen expertos.(Foto: El Debate)

Este cruce se debió pintar de color azul, no guinda, dicen expertos. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- “¿Por qué no usan el puente?”, gritó molesto un automovilista a personas que cruzaban por el paso peatonal que se construyó frente al Issste, a unos cuantos metros de un puente. En vez de pararse para ceder el paso, el conductor siguió la marcha. 

Este paso a nivel de calle, pensado en los adultos mayores y personas con discapacidad que a diario acuden al hospital del Issste, está provocando confrontación entre algunos usuarios y automovilistas, pues los últimos quieren seguir teniendo la preferencia en el paso. 

Riesgo

Durante un recorrido por la calzada Heroico Colegio Militar, entre la Novena Zona Militar y el Issste, periódico EL DEBATE pudo constatar que son muchos los conductores que no ceden el paso y ponen en riesgo a los peatones.

Hay personas a las que al ver las largas filas de carros les da miedo cruzar, pues esta obra ocasiona caos vial, por lo que muchos conductores dicen que es disfuncional y que las autoridades debieron mejorar el puente. 

Usuarios de este paso peatonal piden a las autoridades del Ayuntamiento que pongan un tránsito mientras los conductores se familiarizan, ya que muchos, en vez de detenerse, se enojan y hasta les echan el carro encima. 

Pide una campaña 

Ismael Arias, luchador social con discapacidad que ha trabajado durante años para que las vialidades y las calles estén pensadas también en personas que no pueden ver o caminar, indicó que toda obra que se haga a favor de esta población es bien recibida.

Para él, la mejor manera de avanzar y crear concienciación en los automovilistas para que respeten estos pasos peatonales es realizando una campaña permanente en la que participen tránsitos, policías y educadoras viales; también lo que se debe hacer es obligar a los comerciantes a poner las rampas en sus establecimientos.