Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Congreso aprueba sin mayor debate la nueva Ley de Educación

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Con 30 votos a favor y 3 en contra en lo general y sin modificar punto alguno en lo particular, la 61 Legislatura aprobó la nueva Ley de Educación del Estado de Sinaloa.

Los posicionamientos. Imelda Castro, coordinadora parlamentaria del PRD, cuestionó lo que consideró una iniciativa "fast track" por lo que solicitó se dispensara la aprobación de la misma en la sesión de este martes con la finalidad de dar tiempo para su análisis y consenso, solicitud que fue rechazada por la mayoría de los diputados.

Por su parte, el Partido sinaloense, en voz de su presidente estatal y coordinador parlamentario, Héctor Melesio Cuen Ojeda, avaló la reforma porque con esta se acaban los privilegios con los que se vino desempeñando el sistema educativo, donde la venta de plazas y el otorgamiento de las mismas por diversos compromisos menos el de la calidad educativa, se van a acabar con la nueva norma legal.

Sin embargo, Cuen Ojeda cuestionó que no se haya dado pauta a la creación del Instituto de Evaluación Educativa, a pesar de que está contemplado en la ley, y de que ya existe una iniciativa presentada a la cual sólo se le ha dado la primera lectura.

El Partido del Trabajo, en voz de su único representante en el Congreso, Leobardo Alcántara, dijo que estaban a favor de generar las condiciones legislativas para mejorar la calidad de la educación pero estaban en contra de que se realizaran iniciativas al vapor sin el debido proceso de análisis, consulta y consenso.

Al asumir su posicionamiento a favor del dictamen, el diputado presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Marco Antonio Irízar, fue contundente, solicitó que se aprobara el dictamen tal cual se había presentado al pleno y se retiró sin dar mayores argumentos.

Finalmente, al defender su posicionamiento, los diputados María de la Luz Ramírez y Ramón Lucas solicitaron se eliminaran aquellos apartados que prácticamente autorizaban el cobro de las cuotas escolares, planteamiento que fue rechazado mayoritariamente por los diputados.