Selecciona tu región
Culiacán

Criminales destruyen el 25% de cámaras de vigilancia en Culiacán

Las cámaras de seguridad urbana en Culiacán fueron colocadas para registrar dónde está ocurriendo un delito.

Por El Debate

-

Sinaloa.- Además de representar un golpe económico a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el estado, dañar las cámaras de videovigilancia urbana viene a entorpecer en gran medida los patrullajes preventivos en el estado. 

Son millones de pesos los que se han invertido en adquisición, instalación, mantenimiento y operatividad de dichos objetos tecnológicos, cuya reposición es un tema complicado para la SSP, al considerar que intervienen las aseguradoras y, sobre todo, por el recorte de fondos en materia de seguridad, indicó el propio subsecretario Carlos Alberto Hernández Leyva.

Licitación

La tarde del pasado 28 de junio del 2017, el Gobierno estatal falló a favor de una empresa jalisciense para la adquisición de 250 cámaras fijas, 50 más llamadas PTZ o 360, por un costo de poco más de 6 millones de pesos, sin agregar los 39 mil 600 metros de cable óptico, al igual que los postes metálicos para su colocación en puntos considerados como intranquilos para la sociedad; además de aparatos para reconocimiento de placas, generando un gasto que se estimó en 46 mil millones 464 mil 623 pesos, incluyendo IVA. 

La empresa que se impuso a ocho más garantizó las condiciones legales, técnicas y económicas requeridas por el Gobierno del Estado, de acuerdo con la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento, Servicios y Administración de Bienes Muebles, según hace constar el acta de fallo para el Procedimiento de Licitación Pública Nacional. Dicha constancia está en el portal compranet.sinaloa.gob.mx.

El reto

Los daños millonarios que han dejado los ataques a las cámaras de vigilancia urbana y a toda su estructura desde el 2017 representan un verdadero reto para la Secretaría de Seguridad Pública, pues no resulta una tarea sencilla. 

Carlos Hernández Leyva estimó un promedio de 1600 cámaras que se colocaron en todo el estado, y hasta ayer cerca de 400 aparatos no funcionaban debido a que civiles armados las han tiroteado, otros más se las han robado, incluso han sopleteado los postes para derribarlos.

El mando policial aclaró que se sigue todo un proceso para solicitarlas, pero ya se hicieron las gestiones. 

Además, aseguró que este problema, más que un golpe financiero, obedece al esquema táctico-operativo, porque les ayuda a ponerse en alerta u orientar temas de despliegue: “Prácticamente son los ojos que tiene la Policía tanto del estado, como del municipio”, sentenció Carlos Alberto Hernández Leyva.

Síguenos en