Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Cruz Roja cumple 151 años y conserva su mística de servicio

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- A 151 años de haber sido creada para paliar el dolor de los soldados en guerra, la mística de servicio prevalece en la Cruz Roja, y particularmente en Sinaloa porque el objetivo "es atender a todo aquel que lo necesita", señaló Carlos Gandarilla, presidente del patronato municipal de la benemérita institución.

Reconoce que se tienen grandes rezagos y que hacen falta más y mejores instalaciones, donde se brinde no sólo el servicio de emergencias médicas, sino que se abunde en la atención de especialidades prehospitalarias, pero se está realizando el trabajo que se tiene que hacer para mejorar la calidad del servicio que se brinda a la comunidad, logrando posicionar a la delegación estatal como una de las que tienen los niveles de eficiencia más altos a nivel nacional.

Los inicios en Culiacán. Cruz Roja tiene 72 años en Sinaloa, sentando su primera base en las inmediaciones de Catedral, en Culiacán, "y se inició con grandes avances, porque se logró poner un quirófano y fue como empezó a darle el servicio a la comunidad", precisó.

A partir de entonces, con el desarrollo de las tecnologías, se ha permitido avanzar en la atención del servicio y de las urgencias médicas.

Actualmente, dijo Carlos Gandarilla, si bien se tienen muchas necesidades en prácticamente todos los rubros, se ha priorizado en el equipamiento y la capacitación del personal con un solo objetivo, "que la atención que se brinda sea la más eficiente para salvar vidas".

Y para ello, con los fondos recabados de las colectas anuales, precisó el funcionario de Cruz Roja, se han adquirido unidades y equipo médicos y se ha capacitado al personal para su manejo al promover su participación en cursos impartidos en diferentes partes del país, o bien, con la presencia de especialistas que acuden a las instalaciones de Cruz Roja en Culiacán, para capacitar al personal.

Todo este proceso ha tenido un solo objetivo, lograr la certificación del personal tanto médico como paramédico que tiene contacto con una persona que requiere de auxilio.

Parte del proceso de evolución de Cruz Roja Sinaloa, precisó Carlos Gandarilla, se ha logrado gracias a la especialización del personal, ya que actualmente no basta con tener conocimiento de primeros auxilios para atender una emergencia en la sala de urgencias o salir a atender un llamado de auxilio en la vía pública, previamente, dijo, se procede a la capacitación del personal por un periodo de un año, en un curso que le da el estatus de Técnico en Urgencias Médico, y posteriormente se debe realizar por un año más el servicio social; con esto se logra la experiencia y capacitación necesaria para la atención de las emergencias.

"Se han ido equipando las áreas de urgencias en las diferentes bases, aquí en Culiacán se ha mejorado muchísimo: se creó un área de alta especialización con el tema de todo lo que tiene que ver con análisis clínicos, todo lo que tiene que ver con el área de imagen, todo lo que tenga que ver con el área de médicos especialistas y sus diferentes equipos".

Todo esto, agregó Gandarilla, le permite a Cruz Roja brindar un mejor servicio a la sociedad y le permite contar con las simpatías de la ciudadanía.

Las atenciones. Carlos Gandarilla dio a conocer que el mayor esfuerzo de la institución se enfoca, por lo regular, a atender emergencias de accidentes viales los fines de semana.

Desde la implementación del alcoholímetro, como medida preventiva, precisó Gandarilla, se ha reducido la incidencia de accidentes viales, siendo el abuso en el consumo de alcohol la principal causa de accidentes viales, y llamados de emergencia atendidos por la Cruz Roja.

Y, como consecuencia de esta estadística, el mayor número de llamados de auxilio son los fines de semana, en particular el viernes y sábado por la noche.

Carlos Gandarilla contó una de sus anécdotas: como miembro del patronato quiso vivir la experiencia de actuar como paramédico, y para ello se capacitó y acudió un fin de semana a ofrecer sus servicio como voluntario ganándose el mote de "Salado", porque es la noche que mayor incidencia de llamados se ha registrado.

Presente físicamente y en la memoria. Su sonrisa ilumina la sala de descanso y su presencia, dicen los paramédicos, les brinda el calor y el ánimo de salir a brindar un servicio.

Es Genoveba Rogers, quien se encuentra en un pedestal rodeada de flores y una imagen de la Virgen de Guadalupe vistiendo su uniforme de paramédico.

Ella fue privada de la vida el 28 de febrero de 2010, un mes antes de su cumpleaños, cuando hasta las instalaciones de Cruz Roja llegó una persona lesionada de bala para ser atendida y atrás de él su agresor realizando disparos, y una de las balas alcanzó la humanidad de la joven paramédico, quien perdió la vida casi de manera instantánea.

Desde entonces, su presencia es permanente, los paramédicos que la conocieron, coinciden en señalar que lo que más extrañan es su vocación de servicio, su fresca sonrisa y carácter humilde, siempre dispuesta y amigable.

Ahora su presencia está en una fotografía que ilumina la sala de descanso del personal de Cruz Roja.

Medidas de seguridad. A nivel internacional, precisamente para evitar ser víctimas de la incidencia delictiva, el personal de Cruz Roja, dijo su presidente del patronato en Culiacán, es capacitado con un protocolo de seguridad para que sepa qué hacer en caso de una contingencia que ponga en riesgo su seguridad.

Lo primero que debe hacer, dijo Gandarilla, es colocarse el equipo de seguridad, su uniforme y un chaleco con una gran cruz roja sobre fondo blanco que lo distinga a distancia; al llegar a una zona de conflicto, no se acerca hasta que las corporaciones de seguridad le indiquen que la situación ha sido controlada.