Culiacán

Culiacán lucía desolado tras balaceras

Mientras que quienes pasaron la noche resguardados buscaban regresar a sus casas, los ciudadanos prefirieron no salir por temor y prevención, y después de las 14:00 horas la capital comenzó a activarse

Por  El Debate

Las calles de la ciudad de Culiacán lucían desoladas en el sector Tres Ríos [aquí, Forum].(Foto: El Debate)

Las calles de la ciudad de Culiacán lucían desoladas en el sector Tres Ríos [aquí, Forum]. | Foto: El Debate

Sinaloa.- Vialidades bloqueadas, negocios cerrados y la presencia militar y de elementos policiales en diferentes puntos de la ciudad fueron las características del amanecer de Culiacán, luego de la tensa situación vivida el jueves, protagonizada por grupos armados en calles de gran afluencia. 

Los ciudadanos prefirieron no salir de sus casas ayer viernes y se mantuvieron resguardados en sus hogares debido al temor y a la psicosis originada por las balaceras que ejecutaron por el resguardo de un hijo del Chapo Guzmán.

A tempranas horas del día, el centro de la ciudad y las principales calles se mostraban con muy pocas personas y vehículos circulando, aunque la situación cambió después de las 14:00 horas, cuando con mayor confianza los ciudadanos decidieron salir a sus trabajos y atender pendientes de la vida diaria, incluso para ir a recoger a sus seres queridos que permanecieron resguardados en escuelas, trabajos y plazas durante toda la noche. 

Las clases fueron suspendidas desde el día de antier, lo cual fue otro factor determinante para que la ciudad se mostrara desolada. 

Recorrido

Al realizar un recorrido por la ciudad se pudo observar cómo la capital estuvo desierta y únicamente se encontraban fuera aquellas personas que desafortunadamente tuvieron que dormir en sus trabajos, plazas comerciales y supermercados, y, por tanto, buscaban cómo regresar a su hogar, a pesar de la casi nula disponibilidad de transporte. 

Camiones de transporte público, taxis y servicios de traslado, a través de aplicaciones digitales, fueron escasos, por lo que algunas personas dieron testimonio de haber esperado más de la hora en busca de algún transporte. 

En varios puntos había elementos policiales; mientras que algunos comercios tenían guardias de seguridad. Foto: El Debate

Coloso, Vegas, Revolución, Lima Solidaridad y Bugambilias fueron algunas de las rutas que se vieron circular por el centro de Culiacán, que se abarrotaban de pasajeros al ser una de pocas opciones que tenían para moverse. Los bancos tampoco abrieron sus puertas; mientras que supermercados permanecieron cerrados ante falta de empleados.

Vale más trabajar

A pesar de lo sucedido, algunos se resistieron a quedarse en sus casas. Taxistas, boleros y comerciantes coincidieron en que «vale más trabajar y atender la necesidad, que quedarse sin un peso». 

Jorge Díaz, un taxista ubicado frente al mercado Garmendia, comentó para el periódico EL DEBATE que la demanda de pasajeros fue nula y, a pesar de tener conocimiento sobre lo sucedido, dijo que valía más trabajar: «Ya me imaginaba que iba a estar todo cerrado. Dijeron que iba a haber más balacera, y luego dijeron que siempre no porque soltaron al chavalo ese. Algo muy feo lo que pasó ayer. Es diferente que pasen estas cosas. Aquí estaba en el centro, y de repente se oyeron balazos», relató. 

Muchos comercios no abrieron ayer. Eran pocos los transeúntes en las calles del centro.. Foto: El Debate

La mayoría de los negocios del mercado Garmendia permanecieron cerrados, al igual que el resto de las tiendas de ropa, departamentales y de conveniencia, a excepción de algunas taquerías. 

En la plazuela Obregón, los boleros no desistieron, y en su mayoría pusieron a disposición su servicio: «Si no me alcanza trabajando, ahora sin trabajar; pero está bien piojo el trabajo. Ya son las doce, y apenas es mi segundo boleado, y estoy desde las siete de la mañana. ¡Ay, Dios mío! Yo puedo hablar demasiado, pero si hablo demasiado, me van a encobijar. Es mejor no opinar», dijo José Armando, uno de los boleros que decidió laborar. 

Después de las 14:00 horas 

Al salir a las calles, más tarde se pudo notar una diferencia con el panorama desolador que se mostraba a tempranas horas del día. Sin embargo, elementos de la Guardia Nacional continuaban resguardando la unidad habitacional de militares, ubicada en la colonia 21 de Marzo. 

El transporte público ya era más recurrente, y algunos negocios se dispusieron a abrir sus puertas, a pesar de correr el riesgo de tener poca demanda clientelar. 
En redes sociales, centros nocturnos y bares y restaurantes anunciaron su apertura, incluso publicaron promociones para conseguir la atención de los usuarios. 

Aspectos del Aeropuerto Internacional de Culiacán. Foto: El Debate

El centro de la capital siguió en tranquilidad, y los negocios que habían abierto por la mañana decidieron cerrar temprano sus puertas. No se observó presencia de operativos en la zona, mientras que se pudo constatar la presencia de pocos policías municipales afuera de algunas tiendas. 

Muy pocos de los bares conocidos informaron sobre su falta de disposición para abrir sus puertas y ofrecer venta a sus clientes.

Expendios, farmacias y pequeñas tiendas de conveniencia estuvieron abiertos. 

Reanudan vuelos y corridas de autobuses 

Tras la cancelación de llegadas y salidas en el Aeropuerto Internacional de Culiacán y la Central Camionera Millenium durante la tarde y la noche del jueves, el día de ayer se reanudaron todas las operaciones en ambas terminales, y en el transcurso del día se normalizaron las corridas y los vuelos. 

De acuerdo con el portal web del Grupo Aeroportuario OMA, a partir de las 15:50 horas todas las salidas y las llegadas marcaron que estaban a tiempo, porque durante la mañana muchos fueron cancelados o llegaron con demora. Se estima que todas las operaciones se normalicen. 

La aerolínea Aeroméxico dio a conocer a través de un comunicado que se encuentra operando de manera normal sus vuelos a Culiacán, conforme a sus itinerarios.

Además, desde el día de ayer y al momento se implementó una política de flexibilidad a los clientes de Aeroméxico que consiste en no cobrar los cargos por reexpedición, cambio de fecha de salida o regreso, así como por cambio de vuelo, siempre y cuando sea en la misma ruta y en la misma cabina.

En lo que respecta a la Central Camionera, al mediodía de ayer se normalizó su funcionamiento, y los pocos usuarios que acudieron para viajar fuera de la ciudad de Culiacán consiguieron boletos y salieron rumbo a su destino.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo