Culiacán

De 5 y 6 años, las niñas olvidadas por padres en plaza de Culiacán

 Mientras llegaban las autoridades, las niñas de 5 y 6 años quedaron bajo resguardo de una señora que trabaja en la plaza comercial de Culiacán donde fueron dejadas por sus padres durante un aparente descuido

Por  El Debate

Las niñas fueron llevadas a una casa cuna mientras se resolvía la situación.(Foto: Cortesía)

Las niñas fueron llevadas a una casa cuna mientras se resolvía la situación. | Foto: Cortesía

Sinaloa.- Policías preventivos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal resguardaron a dos niñas que presuntamente fueron abandonadas por sus padres afuera de una plaza comercial en la colonia Horizontes, de la capital sinaloense, Culiacán.

Las hermanas, de 5 y 6 años de edad, fueron olvidadas por sus padres presuntamente debido a una confusión. Una trabajadora de uno de los locales de la plaza se encargó de dar aviso a las autoridades y de proteger a las niñas mientras los agentes llegaban.  

Atienden caso de niñas olvidadas en plaza comercial

Después de que se diera la  llamada de auxilio al servicio de emergencias 9-1-1, los elementos preventivos se trasladaron al lugar de los hechos, donde al llegar encontraron a las niñas bajo el resguardo de la encargada de un local de servicios de salud, quien les manifestó a los oficiales que las niñas le comentaron que sus papás las habían dejado afuera.

La señora las encontró y llevó hacia adentro del local ubicado en dicha plaza, donde las refugió y posteriormente hizo el llamado al servicio de emergencias. 

Ya en el lugar, y para resguardar a las pequeñas de acuerdo con el protocolo establecido, los policías municipales las trasladaron a las instalaciones de la corporación preventiva, donde fueron atendidas por el médico de guardia, quien dictaminó que se encontraban en perfecto estado de salud.

Posteriormente fueron canalizadas con sicólogos y trabajadoras sociales del departamento de Prevención, quienes les proporcionaron alimento y atención en tanto se realizaban las gestiones necesarias para determinar su situación. 

Posteriormente, las pequeñas fueron trasladas a una casa cuna, donde las autoridades competentes se encargarían de darle continuidad al caso.