Culiacán

De fosas clandestinas a la fosa común van los muertos olvidados

Alma Rosa Rojo Medina pide que se les realicen pruebas de ADN a todos los restos enterrados, porque hay muertos que olvidados por el estado pasan de una fosa clandestina a la fosa común

Por  Angelina Corral

La presidenta de Voces Unidas por la Vida en la búsqueda de una fosa.(Foto: El Debate)

La presidenta de Voces Unidas por la Vida en la búsqueda de una fosa. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Entre monte, basura, sin cruces ni señalamientos, están las fosas comunes en donde depositan los restos de las personas sin identificar o que no son reclamadas en el panteón 21 de Marzo de Culiacán, luego de que algunos muertos son extraidos de fosas clandestinas. 

En este lugar, conocido como la fosa común, también se depositan los restos localizados en fosas clandestinas, pero las condiciones de las víctimas no cambian porque siguen en el olvido social y de la autoridad.

En vez de llevarles una veladora o una flor, algunos visitantes lo que hacen es echarles la basura que quitan de las tumbas de sus familiares o les arrojan los envases y empaques vacíos de la chatarra que consumen. Ayer, algunas de las pocas cruces estaban tapadas con los papeles de sacos de cemento. 

Búsqueda

Alma Rosa Rojo Medina, presidenta del Colectivo Voces Unidas por la Vida, acudió ayer a este cementerio a buscar la fosa en donde fueron sepultados unos restos que sospechaba eran de su hermano, Miguel Ángel Rojo Medina, desaparecido hace 10 años.

Ilustración El Debate

En una libreta llevaba anotados los datos que le servirían como referencia y los cuales fueron plasmados en la cruz para que diera con la tumba, pero al llegar no localizó la cruz y se dio cuenta de que casi ninguna fosa tenía. 

Además, la tierra está hundida o aplanada y era como si nunca hubieran existido tumbas en ese sitio. Ante esto, reprochó que de nada sirve que los colectivos estén localizando restos si la Fiscalía General del Estado tiene una forma tan desordenada e inhumana de darles sepultura. Ayer no pudo encontrar la fosa debido a que el encargado del cementerio no estaba. 

Al momento de darse cuenta de que en los últimos dos años los restos de los desaparecidos han sido depositados en una calle y que les pasan los carros por encima, no pudo contener las lágrimas.

Además, en tiempo de lluvias esa calle se convierte en arroyo, por lo que se pueden perder los restos. 

Lucha 

Rojo Medina iniciará con la lucha en la Fiscalía para que a los restos de la fosa común, por lo menos de 2008 a la fecha, se les realicen las pruebas de ADN, ya que está segura de que allí pueden estar muchas personas desaparecidas a las que sus familias buscan con desesperación.

También estará solicitando que en Sinaloa, al igual que en otros estados, haya un cementerio digno para los cuerpos y restos sin identificar, porque en la forma en que personal de la Fiscalía están tratando a los restos, los contaminan más que si estuvieran en fosas clandestinas.

De 2008 a la fecha, en la fosa común de este cementerio han sepultado alrededor de 800 restos de personas, y los últimos cuatro años solo se han exhumado 25, lo cual es un indicador que son muy pocos los que se están identificando.