Culiacán

Denuncian agresión sexual contra niñas en primaria de Culiacán

Un hombre entró a una escuela del sector Loma Linda, donde tocó a dos niñas dentro del baño de la escuela, por lo que la Fiscalía General del Estado inició una investigación como acoso sexual; sin embargo, de acuerdo con testigos, el agresor no trabaja allí

Por  El Debate

Denuncian agresión sexual contra niñas en primaria de Culiacán(Foto ilustrativa El Debate)

Denuncian agresión sexual contra niñas en primaria de Culiacán | Foto ilustrativa El Debate

Sinaloa.- Dos niñas fueron agredidas por un hombre en una escuela primaria de Culiacán del sistema público. Un desconocido se infiltró al plantel, y en los baños agredió a dos niñas. Los hechos ocurrieron en el sector Loma Linda.

La madre de una de las víctimas se acercó al área de Investigación de EL DEBATE para pedir que se alertara a la ciudadanía de los hechos ocurridos en la escuela, pues, a una semana de los hechos, aún no se ha difundido un retrato hablado del agresor, a pesar de que hubo testigos.

Aunado a esto, EL DEBATE constató que la seguridad en la escuela no se ha reforzado hasta el día de ayer; además, la Fiscalía General del Estado no se ha conducido con apego al Protocolo de Atención a Víctimas del Delito, ya que las víctimas menores de edad recibieron un trato insensible. 

La denunciante —a quien este medio no identificará para no exponer la privacidad de su hija— realizó la denuncia ante la Fiscalía, institución que abrió una investigación como acoso sexual; sin embargo, de acuerdo con los testimonios del caso, se pudo constatar que podría configurarse como abuso sexual o como violación como grado de tentativa, ya que en el Código Penal de Sinaloa se estipula una pena mayor para quienes cometen estos delitos; mientras que el acoso sexual tiene que ver con una «superioridad jerárquica laboral, docente...». 

Ilustración El Debate

Denuncian de trato hostil a la Fiscalía 

La madre de familia hace un llamado para que se alerte a la comunidad escolar: «El pasado lunes 2 de septiembre, en una primaria del sector Loma Linda, un sujeto desconocido logró entrar a las instalaciones y dirigirse a los baños, donde intentó abusar sexualmente de dos alumnas. Afortunadamente, ambas niñas actuaron hábilmente y lograron escaparse; sin embargo, el hombre logró huir.

»Este hecho, además de causarme gran indignación, coraje e impotencia, empeora al ver la reacción pasiva de algunas autoridades, de las que por el momento no daré nombres, porque estoy siguiendo los canales “institucionalmente” adecuados para exigir una buena respuesta. Sin embargo, me veo en la necesidad de hacerlo público y alertar a la ciudadanía, ya que ninguna institución ha actuado en consecuencia para informar a los vecinos y escuelas del sector mínimamente de que un hombre enfermo sexual y potencialmente peligroso camina por nuestras calles y que nuestros hijos corren el riesgo de ser atacados por ese hombre, si no es que ya hizo algún daño mayor.

Ilustración El Debate

»Mi responsabilidad como ciudadana y madre es ponerlos alerta, pedirles que exijan medidas extremas de seguridad en las escuelas y refuercen las enseñanzas con sus hijos sobre la precaución y autocuidado. Eso es, por un lado, pero por otro hago una extensa llamada de atención a las autoridades de la Fiscalía General del Estado en la Unidad de Atención de Delitos Sexuales de mejorar el Protocolo de Atención a Víctimas y en especial a menores de edad, porque en un primer momento se recibió un trato hostil, indigno y de poca sensibilidad hacia las menores de edad. Afortunadamente, la titular de la Unidad atendió la queja y se nos respetó que la denuncia tuviera la calidad de acoso sexual para que el caso pudiera ser investigado».

Hasta el momento, todavía no se cuenta con el retrato hablado del agresor de las niñas, afirmó la señora, el cual muchas personas lograron ver: «Puede ser un vecino, un amigo o hasta un familiar. Esperemos no ocurra una desgracia para que se le brinde la importancia que merece a la seguridad de nuestros hijos», comentó la madre denunciante. 

Ante esta situación, EL DEBATE buscó entrevista con el fiscal Juan José Ríos Estavillo, con la vicefiscal Nuria González o con la titular de la Agencia de Delitos Sexuales; sin embargo, no se proporcionaron las entrevistas ni se obtuvo mayor información. 

Violación en grado de tentativa 

En entrevista para EL DEBATE, Fernando Castillo Lora, abogado penalista y doctor en Derecho, comentó que la conducta exhibida por el sujeto agresor no coincide con un caso de acoso sexual, como quedó tipificado este hecho en la denuncia, ya que no es una persona que labore en el plantel.

Esta conducta podría tratarse de una violación en grado de tentativa, ya que, al ser interrumpido por una de las niñas que salió gritando de los baños, no logró cometer un acto de mayor gravedad, aseguró el especialista en derecho penal. 

La escuela no posee más seguridad

Ante el hecho, este medio habló con la directora del plantel, quien acompañó a las madres a poner la denuncia. Posteriormente, realizó una reunión el viernes con padres de familia para dar a conocer lo que había ocurrido y prevenir futuros incidentes. Además, dijo que solicitaron a la Secretaría de Seguridad Pública rondines por el área y capacitación, los cuales, a una semana de los hechos, ayer aún no se aplicaban. También comentó que está en contacto con el Sistema Estatal de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes. 

La directora narró que la zona donde se ubica la institución educativa es tranquila y nunca había ocurrido un caso parecido. 

EL DEBATE visitó la escuela y comprobó que, a pesar de lo ocurrido, hasta ayer no existía candado en la puerta principal de la primaria, pues la cadena estaba sobrepuesta, mientras que no se encontraba el vigilante o persona alguna, lo cual podría permitir el ingreso de cualquier persona. 

Este medio visitó también otras escuelas de la zona donde reportan que ha habido quejas de las alumnas de una secundaria cercana sobre sujetos que se estacionan fuera del centro educativo y al pasar les muestran sus partes íntimas. 

En otra primaria del sector, el director señaló que en el ciclo escolar pasado notaron que una camioneta modelo Cherokee color rojo se estacionaba frecuentemente a observar la escuela en actitud sospechosa, y cuando trató de hablar con el conductor este se dio a la fuga. 

Los compromisos de la Sepyc

El subsecretario de Educación Básica, César Quevedo Inzunza, aseguró que están ayudando a reforzar la seguridad del plantel donde ocurrió este hecho. Además, dijo que en el transcurso del día de hoy la Secretaría de Seguridad Pública acudiría a dar una capacitación a la planta docente.

Perfil criminal

Como parte de la investigación llevada a cabo por esta Redacción, el médico psiquiatra Osmany Salomón Hernández fue entrevistado, quien a partir de la narración expuesta señaló que la pederastia es una parafilia que se considera un trastorno de la orientación sexual, donde la persona debe al menos tener 16 años y la víctima debe ser 5 años menor. Informó que, estadísticamente, se presenta en un 20 % en mujeres y un 80 % en hombres. 

A diferencia del estereotipo que se tiene del pederasta, dijo que se trata de personas con apariencia normal, gran parte de ellas no terminaron una licenciatura y son oportunistas. Si advierten la ocasión, no la desaprovechan. A pesar de que se cree que son desconocidos, en la mayoría de los casos suelen tener un vínculo con las víctimas, ya sean padres o familiares, expuso el médico certificado por el Consejo Mexicano de Psiquiatría

El sujeto que atacó a las niñas en la escuela primaria entra dentro de un perfil criminal de los pederastas, pues aparentemente aprovechó la oportunidad de confundirse con un padre de familia y se introdujo al plantel sin levantar sospechas. 

Probablemente, este sujeto se trate de alguien que vive cerca de la zona y es seguro que lo volverá a hacer; debe tener alguna relación con actividades cerca de niños y la oportunidad, opinó Osmany Salomón.

Además, informó que los pederastas se dividen en diferentes grupos: hay quienes tienen predilección por los niños solamente o por las niñas; otros en ambos sexos. Tratan de estar siempre en ambientes laborales o sociales que les permita estar cerca de menores, como maestros, en cooperativas o como voluntarios en actividades infantiles. 

Dijo que antes se pensaba que los pederastas eran víctimas de abuso, y aunque sí existe un alto porcentaje con estos antecedentes, no es la mayoría. 

El médico, quien labora en el Hospital Psiquiátrico de Sinaloa, dijo que los pederastas en ocasiones nunca fueron víctimas, pero sienten poca empatía por los demás, lo que les permite generar el daño sin remordimientos; algunos sí sienten malestar y llegan a buscar tratamiento, pero es minoría. 

Se observa que rara vez lastiman a las víctimas físicamente, utilizan la manipulación y las amenazas. Hay teorías psicoanalíticas del desarrollo para saber si en este tipo de trastorno influye la infancia o los vínculos; pero solo son guías. Sí existe tratamiento, aunque pocas veces lo buscan, a menos que sean descubiertos y sean obligados a tomarlos; o cuando en algunos casos llegan a sentir culpa.