Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Denuncian problemas laborales en la Dirección de Fiscalización

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Trabajadores de la Dirección de Fiscalización denunciaron que han sido víctimas de acoso laboral luego de que, el pasado mes de septiembre, en los medios de comunicación se diera a conocer la situación real de la recaudación fiscal en el estado.

Algunos de los empleados denunciantes señalaron que la actitud del director de Fiscalización, Jesús Alanís, ha dejado mucho qué desear porque, antes que preocuparse por encontrarle una alternativa a la caída en la recaudación fiscal, se preocupó por encontrar entre el personal a su cargo a quién filtró la información a los medios de comunicación.

"Jacinto", uno de los denunciantes, mencionó que hay una empleada que ha sido suspendida a pesar de ser sindicalizada y fue puesta a disposición de Recursos Humanos, tras lo cual, a pesar de las gestiones que se han realizado mediante la delegada sindical, Lilián Sagrario, no ha podido ser reinstalada y en el Sindicato no resuelven su situación.

Los empleados denunciantes señalaron que la semana pasada intentaron sostener una charla con el dirigente sindical cuando este acudió a un desayuno con el personal de la Dirección de Servicios Generales, pero al darse cuenta el director de Fiscalización, "simplemente se asomó y evitó, con su sola presencia, que Armando Heráldez, secretario general del Stase, nos atendiera".

Lilián Sagrario, delegada sindical en la Dirección de Fiscalización, reconoció que se han presentado algunos diferendos entre la parte patronal y el personal de base y de confianza, pero, dijo, se ha estado trabajando para subsanar las diferencias.

Reconoció que hay una empleada de dicha área que fue puesta a disposición de Recursos Humanos, pero se negó a proporcionar los datos de la afectada porque, señaló, se encuentran en proceso de reacomodo de la trabajadora y cualquier publicación o difusión pudiera afectarla.

Las razones. Los trabajadores de la Dirección de Fiscalización dieron a conocer que el acoso laboral se manifestó principalmente a fines del año pasado cuando, en diciembre, debieron haber recibido un bono económico que históricamente se les entrega junto con el personal de Recaudación de Rentas.

Los quejosos manifestaron que al personal de Recaudación de Rentas sí se les entregó el estímulo económico, y en enero estarían recibiendo otra cantidad, pero al personal de Fiscalización, "por rebeldes y en castigo", no se le entregó dicho estímulo, lo cual, presumen, se trate de una represalia derivada de las publicaciones del año pasado, cuando se difundieron los problemas que enfrentaba el estado al sufrir una severa caída en sus participaciones, debido a la baja recaudación fiscal lograda durante el primer semestre de 2013.