Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Desabasto de material básico de trabajo en Hospital Pediátrico

CULIACÁN

La farmacia también ha caído en crisis.

Culiacán, Sin.- En los últimos meses, la carencia se ha convertido en el tema de conversación de casi todos los días para los trabajadores del Hospital Pediátrico de Sinaloa.

Debido a deudas que esta institución ha contraído, muchos de los proveedores de material médico le han empezado a negar el surtido de insumos básicos para la atención de los pacientes.

El tema de la carencia de insumos básicos mínimos, ha empezado a afectar a los trabajadores, y de manera indirecta a los pacientes, quienes en algunas ocasiones deben ir a comprarlas.

Estas carencias van desde hojas blancas para impresión, hasta contenedores especializados para el área de hospitalización y en segundo lugar, la consulta.

En una investigación de campo, EL DEBATE confirmó que en muchas de las ocasiones, ante las carencias materiales de este organismo público descentralizado, los doctores se ven en la necesidad, en ocasiones de pedir a los familiares comprar los insumos en la farmacia.

"La verdad sí se batalla para curaciones", confiesa un médico asignado a uno de los pisos especializados del nosocomio.

"Son materiales esenciales y lo único que sabes es que no hay dinero", revela otro médico.

Personal de las áreas administrativas confirmó que desde hace meses se han tenido problemas de solvencia con las empresas proveedoras de insumos médicos, razón por la cual, la carencia de estos materiales de curación se han hecho más agudos.

"Nos los manejan, como que no hay recursos, que no hay dinero", confiesa un médico.

Son el personal médico del los pisos de hospitalización como urgencias o infectología, donde los trabajadores han padecido más el problema de falta de surtido.

Personal que platicó con este medio, reveló que se acrecienta el problema, el personal tiene que acudir a otras áreas en búsqueda de insumos para surtirse de manera temporal.

El problema ha llegado al grado que cuando se acaban, por ejemplo, los guantes desechables, se tiene que suplantar por guantes de caucho que son los que se usan en quirófano.

"Se ha llegado a la necesidad de usar esos guantes porque ni quiera hay guantes desechables, que se consideran estériles o no estériles".

Debido a los problemas financieros por lo que pasa el hospital, del cual se desconoce el déficit por la falta de información oficial, a familias de muy escasos recursos se les solicita que compren los insumos y si no están familiares, se tienen que tomar prestados a otros pequeños pacientes.

Qué falta. Los faltantes son hojas blancas, jeringas, gasas, agujas, cubre bocas, guantes quirúrgicos, cinta de microporo y en algunas ocasiones, contenedores para atender a pacientes aspirados en el área de infectología y/o neonatos.

Mínimos. Los empleados, quienes constantemente lidian con esta situación, afirmaron que la evidente carencia ha llegado a la falta de papelería como hojas para realizar los diagnósticos.

"Hay muchas áreas que han tenido que reciclar de diario las hojas, y es que desde hace un tiempo tenemos que eficientar hasta el último 'pelito'".

"Mira, aquí no se les ha pagado a los proveedores. Ese es el problema de porqué ya no nos quieren dar crédito", explicó un funcionario.

De acuerdo al personal sindicalizado, quien prefirió no dar su nombre, señalaron que esta crisis se ha acentuado aproximadamente durante este año que acaba de concluir.

Durante un recorrido por este hospital que nació hace 26 años, se notó que a pesar de que se promueve el lavado de manos, los baños también carecen de jabón.

Hubo quienes consideraron como otro problema la calidad de la comida para el personal que ahí labora.

Cabe destacar que de acuerdo a la operativos y cómo nació este organismos, el sueldo del personal de base, una parte es subsidiada por Gobierno del Estado y la otra se mantiene con recursos propios, lo que representa un ingreso insuficiente para poder dar mantenimiento.

Sin respuesta. En varias ocasiones, el director de la institución Carlos Alberto García Bueno, fue buscado en su oficina para conocer su reacción; sin embargo, en ninguna de las ocasiones fue localizado.

A pesar de haber hecho la solicitud para información, nunca se tuvo una respuesta del encargado del Hospital Pediátrico de Sinaloa (HPS).

Familias se endeudan para pagar los gastos hospitalarios