Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Desconoce Sergio Torres promesa para colonia dañada

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- El presidente municipal de Culiacán, Sergio Torres Félix, dijo desconocer los apoyos que Aarón Rivas prometió a los vecinos de la colonia Lázaro Cárdenas, luego de la explosión de cohetes en el mes de agosto de 2013: "No tengo conocimiento de qué apoyos se refiere", expresó al cuestionársele sobre el tema.

Expresó: "Los ciudadanos no se han acercado con las autoridades a solicitar apoyo (...) Que se comuniquen con nosotros y vemos el caso y los apoyamos".

Al preguntarle si esta administración se ha acercado con los afectados para conocer su situación, el primer edil respondió: "Nosotros hemos estado involucrados en este dinamismo; checaré con el área de desarollo social".

La promesa. El 11 de agosto, en rueda de prensa, Aarón Rivas informó que se les daría todo el apoyo a los afectados por la explosición. Ese día, por la tarde, comenzarían la reparación de 20 viviendas dañadas y cuatro serían demolidas.

La ayuda parcial. Esteban Velázquez, quien tiene su vivienda contigua al lugar de la explosión, señaló que los 150 mil pesos que recibió por parte del Ayuntamiento no fueron suficientes para dejar su casa completa ni segura.

Agregó que el día del siniestro el propio gobernador del estado se comprometió verbalmente a reparar en su totalidad tanto su vivienda como las de otros vecinos, pero no han recibido ayuda alguna.

Fabián López, cuya casa está enfrente de la zona de la explosión, lamentó que la ayuda prometida simplemente no llega, ya que tanto los dos automóviles dañados en sus cristales, como una pared, siguen en las mismas condiciones que hace cinco meses.

Dijo que sólo recibió de manos de un funcionario del Ayuntamiento de Culiacán la cantidad de dos mil pesos: "Me apoyaron un poco; me dieron dos mil quinientos y me dijeron que ahí quedaba la cosa".

Los hechos. En el pasado mes de agosto explotó una vivienda que, de acuerdo con las autoridades estatales, era

utilizada para la elaboración de cohetes de manera clandestina.

El saldo final de lo ocurrido fue el fallecimiento de tres personas, además de que siete personas sufrieron golpes y quemaduras, por lo que fueron llevadas a distintos hospitales de la ciudad.